La Comisión Europea da la bienvenida a Biden plantando cara al dólar
  1. Economía
POTENCIAR EL ROL DEL EURO

La Comisión Europea da la bienvenida a Biden plantando cara al dólar

El Ejecutivo comunitario hace pública su estrategia para reforzar el papel internacional del euro y reducir la dependencia del dólar justo antes de la toma de posesión de Joe Biden

placeholder Foto: La cara de Washington en un billete de un dólar impresa con una mascarilla, junto a billetes de 50 euros. (Reuters)
La cara de Washington en un billete de un dólar impresa con una mascarilla, junto a billetes de 50 euros. (Reuters)

A unas horas de que Joe Biden se convierta en el nuevo presidente de los Estados Unidos, la Comisión Europea ha hecho pública una propuesta esperada desde hace tiempo marcando objetivos para reforzar el rol internacional del euro, la moneda común, y reducir la dependencia que existe del dólar americano, dotando a la Unión de una mayor independencia en su acción exterior. Es una apuesta con un fuerte contenido de finanzas sostenibles, un mercado en el que la Unión Europea aspira a ser líder.

La idea tiene sus raíces en la salida estadounidense del acuerdo nuclear iraní y las sanciones impuestas por Washington que se traducía en castigos hacia las empresas, bancos e individuos europeos que quisieran seguir manteniendo negocios con Teherán mientras la Unión Europea se mantuviera defendiendo el acuerdo con el Estado pérsico. Bruselas se vio obligada a establecer un vehículo especial muy complejo para que el comercio entre los Veintisiete y la república islámica siguiera funcionando y burlar las sanciones americanas.

Europa, que tenía su propia estrategia con Irán, independiente de la de Estados Unidos, tiene las manos atadas por las bridas de un sistema financiero que habla el idioma del dólar. Las lecciones aprendidas en ese momento son las que han estado alimentando la idea del “rol internacional del euro”, especialmente promocionado desde París y que ya contó con un gran entusiasmo en el equipo cercado del anterior presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, que fue quien impulsó a nivel europeo este debate. En la mayoría del resto de capitales se duda de la capacidad para hacer realidad esa visión.

placeholder Sede de la Comisión Europea en Bruselas. (EFE)
Sede de la Comisión Europea en Bruselas. (EFE)

Incluso si ya no está Trump, cuatro años de su administración han sido suficientes para que en la Comisión Europea se tenga clara una idea: los mercados globales son demasiado dependientes del dólar, y Estados Unidos ya no es una balsa de estabilidad. La idea de la autonomía estratégica europea de la que tanto se lleva hablando desde hace unos años, y que abarca desde la seguridad y defensa hasta el comercio, está coja si la Unión Europea no es capaz de “independizarse” del dólar. Esa es la mentalidad de largo recorrido impresa en esta comunicación.

La Unión Europea quiere reconstruir puentes con la nueva administración norteamericana pero pocas personas dudan en Bruselas de que, si bien EEUU y los Veintisiete siguen manteniendo unas prioridades, unos valores y una agenda común, su acción exterior tiende a diverger. En comercio o en las relaciones con China. Y Biden no estará ahí para siempre: Trump puede volver a ocurrir. Y en ese caso las divergencias se extienden a muchos otros ámbitos: clima, sanciones unilaterales, intromisión en los objetivos europeos en terceros países.

Foto: Foto: iStock.

Pero, ¿cómo hacerlo? Esa es la gran pregunta para la que desde hace más de dos años no hay una respuesta clara. No depende de una decisión de Bruselas el que el euro tenga un rol internacional más fuerte. El deseo no se convierte en realidad fácilmente: es un camino largo e indirecto. En este sentido la Comisión Europea ve una posible vía en la finanzas verdes. Ya en 2019, según Bruselas, casi la mitad de las emisiones de los llamados "bonos verdes" se denominó en euros. Y el Fondo de Recuperación de 750.000 millones ayudará a seguir avanzando en esa dirección, ya que un tercio de ellos deberán invertirse en la transformación ecológica. Por eso el Ejecutivo comunitario apuesta por el verde: "La promoción de las finanzas sostenibles es una oportunidad para convertir los mercados financieros de la UE en un centro global de 'finanzas verdes', reforzando el euro como moneda predeterminada para la denominación de productos financieros sostenibles", señala el texto.

En cualquier caso, fuentes comunitarias señalan que esto no se trata de "un plan de acción" con fechas claras y con unos objetivos que una vez cumplidos se habrá completado. Se trata de una "visión estratégica" que irá evolucionando con los años y que será un documento vivo que busca establecer una hoja de ruta para la Unión Europea en los mercados globales. "Esta comunicación es sobre nosotros, nuestro rol en el mundo, más que en relaciones bilaterales", ha señalado una fuente, que ha explicado que no quiere que la comunicación sea entendida como un enfrentamiento con Estados Unidos o China.

Parte de la idea de la Comisión Europea consiste en mantener un diálogo con todos los actores e identificar en qué campos puede desarrollarse más el rol internacional de la moneda única, teniendo una estrategia que se asemeje a la de la experiencia del usuario. Una fuente comunitaria lo resumen: "Cómo podemos hacer al euro más atractivo".

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Comisión Europea Unión Europea Joe Biden Internacional Euro Dólar Irán Sistema financiero
El redactor recomienda