ENTREVISTA a Claudia Dörr-Voss

Berlín insta a España a apoyar el sector turístico con el reparto de fondos europeos

Claudia Dörr-Voss, secretaria de Estado del Ministerio de Economía alemán y responsable de la política europea en el Ministerio de Economía, responde a las preguntas de El Confidencial

Foto: Claudia Dörr-Voss, secretaria de Estado del Ministerio de Economía alemán.
Claudia Dörr-Voss, secretaria de Estado del Ministerio de Economía alemán.
Adelantado en

Claudia Dörr-Voss (Solingen, 1959) es secretaria de Estado del Ministerio de Economía alemán, responsable de Política Europea, y en esta entrevista da una buena noticia, una mala y una sorpresa para el Gobierno de Pedro Sánchez y Pablo Iglesias.

La buena es que Alemania ha cambiado completamente el paso respecto a 2012 y anima a países como España a gastar de los fondos europeos y hacer un uso pleno de ellos. La mala noticia —para los que dentro del Gobierno de coalición propugnan lo contrario— es que también deja claro el terreno de juego sobre el que se juega este partido: las recomendaciones y reformas estructurales del semestre europeo. Traduciendo de la jerga bruselense: nada de contrarreformas laborales ni de pensiones que hagan retroceder España a la situación de 2008.

Y la sorpresa llega cuando Dörr aborda la cuestión de cómo debería usar el Gobierno los fondos europeos. La secretaria de Estado de Peter Altmaier, a su vez mano derecha de la canciller Angela Merkel, menciona precisamente la gran omisión de Sánchez en su discurso de presentación del plan de reformas europeo: el turismo. Ni una sola vez mencionó el sector el presidente del Gobierno en su discurso del pasado 7 de octubre. Pero ese es el sector que menciona explícitamente Dörr en una entrevista concedida a El Confidencial, con motivo de su participación este miércoles en la segunda jornada del ciclo de encuentros virtuales ‘Juntos relanzando Europa’, que organiza la embajada de Alemania en España.

PREGUNTA. El origen de la crisis de 2008-2012 es totalmente distinto al de la crisis actual. ¿Es esa la razón de que Alemania haya decidido apoyar una estrategia europea distinta, menos basada en los ajustes fiscales y más en el estímulo económico, o hay también alguna lección aprendida del pasado que trata de evitar posibles errores cometidos entonces?

RESPUESTA. Ambas crisis se diferencian claramente la una de la otra. En 2008, el origen de la crisis residía en el sistema financiero, y la economía real acabó sufriendo las consecuencias de la crisis de dicho sistema financiero. En la crisis del coronavirus, fueron las medidas de confinamiento, las limitaciones en cuanto a los viajes y otras medidas similares para luchar contra la expansión de la pandemia las que provocaron prácticamente un desmoronamiento inmediato de la oferta y la demanda. En consecuencia, la economía se ve ahora afectada de manera claramente más amplia. Estas circunstancias particulares requieren la aplicación de medidas fuera de lo común. Por tanto, los jefes de Estado y de Gobierno acordaron crear un instrumento temporal, Next Generation EU, para luchar de manera conjunta contra los efectos sociales y económicos de la crisis en los Estados miembros. El objetivo de dichas medidas es reforzar a largo plazo la economía y nuestra competitividad. Asimismo, deberíamos ver también esta crisis como una oportunidad para realizar adaptaciones estructurales a largo plazo. Por ese motivo, los fondos Next Generation EU deberían emplearse básicamente en contribuir a la transformación digital y ecológica de nuestras economías.

P. Alemania ha demostrado una gran capacidad de reacción económica a la pandemia, con los planes de estímulos más ambiciosos de los Veintisiete. ¿Cuál va a ser su estrategia para los fondos vinculados al Next Generation EU (NGEU)? ¿Para qué los va a usar?

R. El Gobierno federal de Alemania apoya los objetivos de Next Generation EU. Hay dos elementos especialmente destacados respecto a la dotación de fondos: el Mecanismo de Recuperación y Resiliencia y ReactEU, cuyo objetivo es incrementar las reservas de los fondos estructurales en vigor.

A principios de junio, aprobamos en Alemania un extenso programa coyuntural y de futuro que prioriza claramente la transformación ecológica y digital. Por tanto, también nuestro plan de recuperación y resiliencia —que deberemos presentar para obtener fondos del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia— incluirá sobre todo medidas de ese programa. Otro ámbito importante lo constituye la ofensiva digital en el ámbito de la educación, la cual queremos fomentar también en el marco del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia. Además, emprenderemos proyectos transfronterizos que estamos desarrollando con Francia y que estarán abiertos también a la participación de otros Estados miembros.

El Consejo Europeo acordó un paquete de 1,8 billones que muchas personas en Europa necesitan. Ahora hay que ponerlo a disposición de los países

P. ¿Está preocupada por si los fondos vinculados al NGEU llegan demasiado tarde para países como España? ¿Se está trabajando en alguna alternativa para acelerar el desembolso de fondos si las negociaciones entre el Parlamento Europeo y el Consejo se atascan?

R. En julio, el Consejo Europeo acordó un paquete de 1,8 billones, que muchas personas en Europa necesitan ahora con urgencia y que deberá ponerse a disposición de los países a tiempo. El haber llegado a dicho acuerdo supone un gran éxito y demuestra la capacidad de acción y la solidaridad que reinan en la UE. Ahora es necesario que finalicemos rápidamente las conversaciones a este respecto con el Parlamento Europeo. En la actual situación de crisis, esa celeridad es decisiva, y la presidencia alemana del Consejo está trabajando con mucho ahínco para lograrlo. Tenemos la impresión de que también el Parlamento Europeo es consciente de la importancia de esta cuestión. Al final, deberemos haber logrado una reglamentación aceptada por todos que nos permita aprobar a tiempo la totalidad del paquete compuesto por un marco financiero plurianual y el instrumento de recuperación económica, de modo que los fondos puedan estar disponibles lo antes posible. Por lo demás, la Comisión Europea y los Estados miembros están trabajando en paralelo con gran empeño en los preparativos para la implementación de estas importantes medidas, de modo que, en caso de que se llegue a un acuerdo con el Parlamento Europeo, puedan desembolsarse rápidamente los fondos correspondientes.

P. ¿Ve Alemania riesgos de que los fondos del NGEU no se usen de forma eficaz por la incapacidad de algunos países de absorber los fondos europeos vinculados al NGEU? España, uno de los países que más necesitan esos fondos para su recuperación, no tiene precisamente un buen 'track-record' de uso de fondos europeos en este marco financiero plurianual.

R. El instrumento principal del NGEU es el Mecanismo de Recuperación y Resiliencia. Para recibir fondos de este instrumento, cada uno de los Estados miembros deberá presentar su propio plan de recuperación y resiliencia, que incluirá paquetes coherentes de reformas e inversiones públicas. Asimismo, en dichos planes se fijarán también diversos hitos y objetivos a conseguir. Cada Estado miembro decidirá por sí mismo cuáles serán esas metas. A continuación, la Comisión evaluará los objetivos e hitos propuestos. Y estoy convencida de que la Comisión realizará dichas evaluaciones en profundidad, pero con rapidez.

Por otra parte, en el ámbito de los fondos estructurales, con ReactEU se sientan las bases para ofrecer un apoyo efectivo a los Estados miembros en el contexto de la crisis del covid-19. Los Estados miembros deberán hacer un uso inteligente de estos fondos. En España, sin duda resultará especialmente relevante en este contexto el ámbito del turismo, ya que se trata de una actividad económica profundamente afectada.

Para cada uno de los miembros es primordial que se implementen reformas estructurales e inversiones necesarias para salir de esta crisis

P. El enfoque del NGEU es muy distinto al de los programas del Mecanismo Europeo de Estabilidad. Aun así, ¿cómo vería Alemania que países como España reciban dinero y préstamos europeos y en paralelo aprovechen ese margen de maniobra para deshacer reformas que se hicieron a instancias del anterior programa de ayudas, como la reforma laboral o la de pensiones, y que van en contra de las recomendaciones del Semestre Europeo?

R. El Mecanismo de Recuperación y Resiliencia apuesta también por el Semestre Europeo. Los Estados miembros desarrollan sus propios planes para abordar y tratar los desafíos identificados en el marco del Semestre Europeo. La Comisión Europea será la encargada de revisar dichos planes. Tengo plena confianza en la Comisión Europea, y estoy segura de que revisará esos planes en profundidad y con conocimiento de causa e implementará la normativa europea vigente al respecto.

Pero igualmente queda claro que para cada uno de los Estados miembros es primordial que se produzca la implementación de las reformas estructurales e inversiones necesarias, ya que solo así podrán cada uno de los países, y por lo tanto la totalidad de la UE, superar esta crisis y salir de ella reforzados. Esto fue así ya en la última crisis y sigue siendo válido en la actual: con los fondos del NGEU deberán reforzarse la competitividad y el potencial de crecimiento. Y para ello es imprescindible que se produzcan reformas estructurales.

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios