El gasto público aumentó un 49%

El déficit del Estado subió al 1,78% en abril tras un desplome de la recaudación del 29%

La pandemia del coronavirus impacta con toda su dureza sobre las cuentas públicas. El déficit público hasta abril se multiplica por 2,6 respecto al mismo periodo del año anterior

Foto: La ministra de Hacienda, María Jesús Montero. (Efe)
La ministra de Hacienda, María Jesús Montero. (Efe)

La crisis del coronavirus ya ha hecho acto de presencia sobre las cuentas públicas oficiales. El déficit del Estado hasta abril se disparó hasta 19.929 millones de euros, lo que se corresponde con el 1,78% del PIB previsto para este ejercicio. Se trata de un incremento del 159% respecto al mismo periodo del año anterior y muestra la dureza del golpe que recibirán las cuentas públicas este año. Los datos de marzo todavía no recogían el impacto de la crisis del coronavirus, ya que su incidencia sobre el gasto público y los ingresos se retrasó unas semanas. Abril es uno de los meses más intensos del año en recaudación, ya que se unen los ingresos del pago a cuenta del impuesto sobre sociedades, IRPF e IVA, pero este año será uno de los peores.

En concreto, el gasto del Estado en abril ascendió a 24.311 millones de euros, un 48,7% más que en abril de 2019. Por el contrario, la recaudación se hundió un 29,2%, situándose en apenas 10.670 millones de euros. Estos datos están recogidos en contabilidad nacional, pero están afectados por la moratoria de impuestos a pymes y empresas muy pequeñas aprobadas por el Gobierno. En total, el desfase entre ingresos y gastos del Estado solo en el mes de abril se situó en 14.000 millones de euros, casi la totalidad de todo el déficit de la Seguridad Social de un año completo, según los datos de ejecución presupuestaria publicados este viernes por la Intervención General del Estado (IGAE).

En términos de caja, esto es, el flujo de ingresos y gastos efectivos en las arcas públicas, los datos son todavía más alarmantes. Los ingresos de abril se hundieron un 57% respecto al mismo mes del año anterior, hasta quedarse en 6.500 millones de euros. Por el contrario, los gastos se dispararon un 50,2%, hasta superar los 27.700 millones de euros. En total, un déficit equivalente al 1,36% del PIB solo en un mes en el Estado (sin contabilizar el resto de Administraciones Públicas). Estas cifras muestran claramente la magnitud del agujero sobre las cuentas públicas que dejará la crisis del covid-19.

[La AIReF desmonta el plan de Hacienda: ha inflado los ingresos más de 14.000 millones]

La recaudación del Estado (sin contabilizar la participación de las administraciones autonómicas y locales) se hundió en más de 8.200 millones de euros solo en el mes de abril (datos en caja), esto es, un 69% menos que en el mismo mes del año anterior. Si se incluye la participación del resto de administraciones, la caída se reduce al 38,4%, lo que indica que las transferencias a cuenta que está realizando el Estado a las CCAA son muy superiores a las que les correspondería por el sistema de financiacion autonómica.

Los peores datos son los que deja el impuesto sobre sociedades, como consecuencia del hundimiento de los beneficios empresariales y la moratoria en el pago para pequeñas empresas. En total, el Estado apenas ingresó 1.570 millones de euros por sociedades, un 69,5% menos que en el mismo periodo del año anterior. Esta cifra muestra claramente la magnitud de la caída de la cifra de negocios empresarial.

La recaudación por IRPF se redujo un 13%, esto es, casi 1.000 millones de euros menos que en el mismo mes de 2019. El IVA también registró una fuerte caída, del 24,2%, lo que se traduce en una pérdida de ingresos de más de 2.000 millones de euros. Una parte de esta caída histórica de la recaudación se corregirá cuando vayan finalizando las moratorias de impuestos, pero el resto, será pérdida de ingresos real. Las medianas y grandes empresas, que sostienen las grandes bases imponibles de España, no han tenido moratoria de impuestos, lo que significa que una buena parte de la caída de la recaudación será permanente.

El gasto del Estado aumentó un 48,7% respecto a abril de 2019, principalmente como consecuencia de las transferencias realizadas a la Seguridad Social para financiar las prestaciones extraordinarias del coronavirus y a las comunidades autónomas para los gastos sanitarios. En total, las transferencias del Estado a lo largo del mes ascendieron a 19.958 millones de euros, un 81,5% más que en el mismo mes del año anterior.

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios