El coste de la crisis del coronavirus

La deuda pública subió 22.500M. en marzo y es ya el 109% del PIB previsto para todo el año

El montante de deuda superó los 1,22 billones, el dato más alto de la serie, lo que supone ya el 99% del PIB. El Estado se endeudó en más de 25.000 millones, el dato más alto desde el rescate

Foto: La vicepresidenta económica, Nadia Calviño. (Efe)
La vicepresidenta económica, Nadia Calviño. (Efe)

La deuda pública comienza su escalada como consecuencia de la pandemia del coronavirus y las medidas adoptadas para frenar la crisis económica. Sólo en las dos primeras semanas de estado de alarma, en marzo, la deuda pública aumentó en 22.500 millones de euros, lo que supone una subida mensual que no se veía desde el año 2013, durante los últimos coletazos de la crisis del euro. Con este incremento, el montante total de deuda pública de España marcó un nuevo récord histórico, superando los 1,22 billones de euros, según los datos difundidos este martes por el Banco de España.

Esta escalada de la deuda pública, unida a la caída del PIB, provocan que la ratio de endeudamiento de España esté subiendo con fuerza nuevamente. En concreto, al cierre del trimestre se situó en el 98,9% del PIB, lo que significa que está ya a las puertas del 100%, umbral que se superará ampliamente durante los próximos meses. En apenas dos semanas de coronavirus se ha perdido todo el desendeudamiento de los últimos dos años. De hecho, si se tiene en cuenta la previsión oficial de caída del PIB del Gobierno para este año, del 10,1% nominal, este nivel de deuda supondría ya el 109,4%.

El Tesoro comenzó ya en marzo a incrementar sus emisiones de deuda ante las previsiones negativas que generaba la crisis del coronavirus. Habitualmente los Gobiernos utilizan estos primeros meses del año para acelerar las emisiones, ya que se concentra el apetito de los inversores y muchos vencimientos de deuda, pero este año las operaciones han sido especialmente intensas para financiar la pandemia. La declaración del estado de alarma activó inmediatamente a los estabilizadores automáticos, esto es, el aumento del gasto y la reducción de los ingresos como consecuencia del inicio de la crisis. A esto hay que sumarle las medidas discrecionales adoptadas por el Ejecutivo para proteger las rentas de los hogares y las empresas, en especial los ERTE (expedientes de regulación de empleo temporal) y el cese de actividad de los autónomos.

Para hacer frente a todos estos gastos, el Tesoro comenzó a financiarse para disponer de la liquidez suficiente. Una parte de esta deuda está reservada en depósitos en el Banco de España, que ascendieron a 44.000 millones de euros, para afrontar gastos devengados pero todavía no pagados, como los ERTE. De ahí que la deuda del Estado aumentara en marzo en 25.200 millones de euros, esto es, todo el aumento de la deuda pública se correspondió con operaciones del Estado central. Para tomar comprobar la magnitud del incremento de la deuda, nada mejor que compararlo con la serie histórica. Se trata del mayor repunte de la deuda del Estado desde diciembre de 2012 cuando se contabilizó el rescate financiero a España, y el segundo más elevado de toda la serie histórica.

En un primer momento fue el Estado quien asumió las medidas de endeudamiento, pero a partir de abril, los datos también se reflejarán en el balance de las comunidades autónomas, que se vieron obligadas a salir a mercado para asumir todos los gastos sanitarios derivados de la pandemia. También el Estado se vio obligado a acelerar sus operaciones de financiación en abril y mayo para financiar las medidas de protección de rentas puestas en marcha. Esto significa que los peores datos de deuda pública todavía están por venir.

Si a esto se le suma que el PIB se hundirá en el segundo trimestre como consecuencia de las medidas de confinamiento, es fácil anticipar que el endeudamiento ya habrá superado ampliamente el 100% del PIB. Solamente hay que esperar a los datos del Banco de España y del INE para confirmar este extremo. El propio gobernador del BdE, Pablo Hernández de Cos, explicó el lunes en su comparecencia en el Congreso que esta medida de protección de rentas es la única opción posible en este momento de crisis, pero advirtió de que requerirá esfuerzos en los próximos años para reconducir la generosidad del Estado en estas semanas.

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
20 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios