BERLÍN MANTIENE POR AHORA UN PERFIL BAJO

El BCE apuesta por ignorar al constitucional alemán con la cobertura del TJUE

La sentencia del constitucional alemán sobre el programa de compra de bonos del BCE ha puesto al eurobanco en un aprieto. Por ahora apuesta por ignorar al tribunal germano

Foto: Sede del BCE en Frankfurt. (Reuters)
Sede del BCE en Frankfurt. (Reuters)
Adelantado en

La presidenta del Banco Central Europeo (BCE), la francesa Christine Lagarde, tiene fundamentalmente dos opciones después de que este martes el tribunal constitucional alemán considerara parcialmente inconstitucional el programa de compra de bonos de la institución que preside y le diera tres meses para concretar si es proporcionada, y ninguna de las opciones es buena.

El constitucional alemán movió fichas siendo muy consciente de que lo que estaba haciendo contravenía la opinión del Tribunal de Justicia de la UE (TJUE) de 2018, que consideró que dicho programa estaba dentro del mandato del BCE. Lo hizo, de hecho, considerando que aquella decisión del TJUE era 'ultra vires', más allá de sus competencias, arrogándose así el papel de intérprete último del Derecho de la Unión que solo le corresponde, según los Tratados, a la alta corte de Luxemburgo.

El BCE está atrapado entre obedecer a regañadientes al constitucional alemán y rendir cuentas, lo que sería una victoria para la corte germana y un durísimo revés para el Tribunal de Justicia, o bien obviar la sentencia del constitucional y empujar a que sea el Bundesbank, a nivel interno, el que lidie con ello.

Magistrado del tribunal constitucional alemán. (Reuters)
Magistrado del tribunal constitucional alemán. (Reuters)

Parece que el eurobanco se está decantando por esta segunda opción, y lo hace con la cobertura de la Comisión Europea, que insiste una y otra vez en que la independencia del BCE está fuera de toda duda, y también del TJUE, que este viernes ha llamado al orden al constitucional alemán en una agresivo comunicado en el que le acusa de minar la seguridad jurídica de la Unión Europea y le recuerda que la corte de Luxemburgo es la que interpreta el Derecho de la Unión, y el resto de tribunales deben acatar su interpretación.

Luis de Guindos, vicepresidente del BCE, se mostró bastante claro durante su comparecencia en el Parlamento Europeo. "El Banco es independiente frente a los Gobiernos y los lobbies", señaló el español durante una sesión de trabajo de la Eurocámara, en un dardo a los grupos que han asesorado al constitucional alemán, conformados fundamentalmente por 'lobistas' del sector financiero que se han visto afectados negativamente por las políticas del BCE.

Lagarde señaló que el eurobanco continuará con su trabajo "sin inmutarse". El día que se conoció la sentencia, el Consejo de Gobierno de la institución se reunió de emergencia y decidió que en un comunicado tras el encuentro solamente tomaría nota de la sentencia y recordaría que el asunto ya había sido despachado por el TJUE en 2018.

El coste de no responder al constitucional alemán es una escalada. Pero tanto en Bruselas como en Frankfurt ven más riesgos en responder: sentaría un precedente peligroso, minando la independencia del BCE, y generaría el riesgo de que cada decisión del eurobanco pudiera ser enmendada o cuestionada por el tribunal constitucional de cualquier país de la Eurozona. El precio a pagar parece demasiado alto.

Lagarde saluda a la canciller alemana Angela Merkel. (Reuters)
Lagarde saluda a la canciller alemana Angela Merkel. (Reuters)

Una vez el BCE se decanta por ignorar al constitucional alemán y el TJUE ha dado este viernes una respuesta contundente, acusándolo de poner en riesgo el ordenamiento jurídico de la Unión Europea, lo que está por ver es qué hará Berlín, porque de ello dependerá qué ocurre a continuación.

Por lo pronto, el Gobierno alemán ha mantenido un perfil bajo respecto a la sentencia del constitucional, un órgano muy respetado por la opinión pública germana, que instó al Ejecutivo y al Parlamento a oponerse al programa de compras del BCE en su modelo actual salvo que el eurobanco ofrezca documentación que demuestre que se tuvieron en cuenta todas las consecuencias derivadas de la compra de bonos. Olaf Scholz, ministro de Finanzas, ha dicho que todavía queda tiempo por delante, en un mensaje que dio a entender que el equipo de Angela Merkel asume la sentencia del constitucional y sus límites temporales.

Mucho más contundente se ha mostrado Wolfgang Schäuble, el antiguo ministro de Finanzas alemán durante la anterior crisis que lideró el grupo de los halcones, que ha criticado la sentencia desde su puesto actual como presidente del Parlamento federal. "La existencia del euro está siendo cuestionada en otros estados miembros de la UE, porque cada tribunal constitucional nacional puede juzgar por sí mismo", ha señalado a la radio pública alemana.

La idea de Scholz es mantener el impacto controlado a un nivel nacional. Intentar que las instituciones nacionales puedan lidiar con las peticiones del constitucional alemán sin necesidad de implicar al Banco Central Europeo. Es también la idea que tiene Frankfurt, que sea el Bundesbank el que gestione las exigencias del constitucional, de manera que no se vea dañada la independencia del eurobanco.

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios