Entrevista a Rolf Strauch (MEDE)

El fondo de rescate mete prisa: "Espero que en España haya pronto un Gobierno fuerte"

El economista jefe del Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE) aplaude el desempeño de España tras la crisis pero avisa de desafíos y la necesidad de reformas

Foto: Rolf Strauch. (Mauricio Skrycky)
Rolf Strauch. (Mauricio Skrycky)

España es un caso de éxito para el fondo de rescate europeo, pero no es suficiente. Para el Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE), la economía necesita un Gobierno que acometa una consolidación fiscal y reformas en educación y en el mercado laboral, con el objetivo de prolongar el crecimiento económico de los últimos años e incidir en la productividad. Así lo asegura el economista jefe de la institución, Rolf Strauch.

El economista asumió el cargo en 2010, después de 10 años de trabajo en el Banco Central Europeo (BCE). Durante este periodo, la institución ha coordinado los programas de rescate financiero a lo largo de la eurozona. Entre ellos, el rescate bancario, que alcanzó los 41.000 millones, de los que aún están pendientes de devolver 23.700 millones. El desafío de las instituciones europeas pasa ahora por avanzar en la Unión Bancaria y profundizar la unión monetaria, asegura Strauch en entrevista con El Confidencial.

PREGUNTA. ¿Cuál es el estado del desarrollo de la Unión Bancaria, el fondo europeo de garantía de depósitos (EDIS) y el Mecanismo Único de Resolución (la JUR)?

RESPUESTA. Hemos progresado mucho con respecto a la unión bancaria, y ahora nos estamos enfocando en la finalización del brazo financiero. Creamos un Mecanismo Único de Supervisión y la Junta de Resolución Única. Centralizan los regímenes de supervisión y resolución bancaria a nivel europeo y eso es muy importante. Para completar la unión bancaria necesitamos, primero, un respaldo común para el Fondo de Resolución Única y, segundo, un esquema común europeo de seguro de depósitos (bautizado como EDIS). El Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE o ESM, en inglés) será el respaldo común para el Fondo de Resolución Única y entrará en vigencia a más tardar en 2024. Ahora estamos discutiendo los detalles sobre cómo implementar esto. Es probable que se decida a finales de 2020 si el respaldo puede comenzar antes de 2024.

Con respecto al esquema común europeo de seguro de depósitos, este tema aún se está discutiendo, pero estamos avanzando. Es importante tenerlo y ha sido parte de la Unión Bancaria desde que se anunció originalmente. En general, un esquema común de seguro de depósitos ayudaría a crear condiciones comunes en la unión bancaria y estabilidad de los rendimientos. Los programas del ESM en la última crisis podrían haber sido más pequeños si hubiésemos tenido un plan de seguro de depósito común europeo. Habría dado confianza a los ahorradores. Los ministros de Finanzas de la zona euro ahora están discutiendo el camino a seguir para lograr este objetivo en los próximos años. Para avanzar con esta agenda, se debe encontrar el equilibrio adecuado entre la reducción del riesgo y la distribución del riesgo para generar confianza entre los Estados miembros.

P. ¿Están las instituciones europeas preparadas para la actual desaceleración económica y para una futura crisis?

R. Actualmente hay una desaceleración pero no veo ninguna crisis. Y Europa es mucho más fuerte ahora para enfrentar cualquier problema posible. Un ejemplo es la creación del ESM como un mecanismo de resolución de crisis, otros son la unión bancaria, una mejor coordinación de políticas a nivel europeo y reformas impresionantes en varios países. Obviamente, hay más cosas por hacer y es por eso que la Cumbre del Euro en diciembre adoptó un paquete de reformas para profundizar la unión monetaria. Uno de ellos es que el ESM tendrá un mandato más amplio. También necesitamos completar la unión bancaria y estamos discutiendo un instrumento presupuestario de la zona del euro.

Al centrarse en el ESM y su mandato más amplio, existen diferentes elementos que harán que el ESM sea aún más eficiente como mecanismo de resolución de crisis. El primero, como mencioné, es el respaldo para el Fondo Único de Resolución. El segundo elemento es el hecho de que en el futuro, el ESM, junto con la Comisión Europea, diseñará la condicionalidad de la política de los programas, lo que nos permitirá contribuir con nuestra perspectiva como prestamista. Lo haremos en cooperación con la Comisión Europea. El tercer elemento es que revisamos los instrumentos que tenemos disponibles para hacer que la línea de crédito preventiva sea más efectiva como una herramienta para proteger a los espectadores inocentes (que no se castigue a países que caen en crisis por un 'shock' externo del que no son responsables). Entonces, sobre esa base, esperamos que seamos aún más eficientes en el futuro cuando haya una crisis.

P. ¿Será España el país europeo que más crecerá en los próximos años? ¿Qué preocupaciones tienen sobre España?

R. España es un caso de éxito para el ESM. El país ha tenido un desempeño muy fuerte en los últimos años, con tasas de crecimiento sustancialmente por encima del promedio de la zona del euro. Al mismo tiempo, España ha logrado convertir un déficit por cuenta corriente antes de la crisis en un superávit por cuenta corriente, incluso en los últimos años de alto crecimiento. Eso demuestra la fortaleza de la economía. También ha mejorado su competitividad. Esta fuerza se traduce en creación de empleo.
Pero hay desafíos que se relacionan con la economía en general y con el sector bancario. Los niveles de deuda pública y privada son comparativamente altos. El mercado laboral, a pesar de la creación de empleo lograda, todavía no funciona perfectamente, ya que la tasa de desempleo sigue siendo alta en relación con el promedio de la zona del euro, y el crecimiento de la productividad sigue siendo bastante bajo. Esto crea una tensión en el crecimiento.

Rolf Strauch. (Mauricio Skrycky)
Rolf Strauch. (Mauricio Skrycky)

Por el lado del sector financiero, el programa ha logrado grandes avances. Ha hecho que el sector financiero español sea más seguro y funcione mejor, siendo más competitivo y logrando rentabilidad. Todavía hay algunos elementos que deben abordarse. Uno de ellos son las pérdidas más persistentes de lo esperado de Sareb (la Sociedad de Gestión de Activos procedentes de la Reestructuración Bancaria o ‘banco malo’) que crea un pasivo contingente para el Estado, como propietario de Sareb. Otro es el hecho de que los niveles de capital aún no están en línea con el promedio general europeo, por lo que se debería alentar a los bancos a aumentar el capital para tener mejores reservas para el futuro.

P. ¿Qué reformas necesita España?

R. Una vez más, España ha tenido un gran desempeño y ha realizado reformas que van más allá del programa del sector financiero, pero existen desafíos. La Comisión Europea ha formulado recomendaciones específicas por país que ayudarían a España a enfrentar esos desafíos. Uno de los problemas es la segmentación del mercado laboral y la búsqueda de formas de facilitar la transición hacia contratos de trabajo permanentes. En cuanto a la productividad, se pueden tomar más pasos en términos de educación, en particular habilidades digitales, y también de investigación y desarrollo.

Finalmente, en el frente fiscal, España salió del brazo correctivo del Pacto de Estabilidad y Crecimiento y pasó al brazo preventivo del Pacto de Estabilidad. Este es un logro, pero el país ahora tiene que cumplir con los requisitos bajo el brazo preventivo. Esto significa que en los próximos años, los objetivos fiscales deben cumplirse. En este contexto, la Comisión Europea sugiere un gasto restrictivo y un esfuerzo de consolidación fiscal, que también ayudaría a reducir la deuda.

P. ¿Cuál es el riesgo para España si la parálisis política continúa y no hay reformas?

R. No me toca a mí comentar sobre la política interna española. Como dije antes, hay desafíos para el país y propuestas de reforma expresadas por la Comisión Europea, y espero mucho para España que pueda haber un Gobierno pronto y uno que sea lo suficientemente fuerte para llevar a cabo estas reformas.

P. Los tipos de interés probablemente se mantendrán bajos durante un largo período. ¿El ESM está preocupado por la rentabilidad y la solvencia de los bancos y por la estabilidad financiera?

R. Mi opinión sobre el sector bancario europeo es que debe ser seguro, rentable e integrado. Hemos logrado grandes avances en términos de seguridad del sector bancario, porque ahora los bancos están mucho mejor capitalizados que antes y durante la crisis. Asimismo, los bancos han trabajado mucho para reducir la cantidad de préstamos improductivos (NPL) que se acumularon en la crisis. Aun así, es necesario un mayor progreso en algunos países, donde el nivel de NPL sigue siendo relativamente alto, como Grecia y Chipre.

El otro elemento es la rentabilidad, y ahí la fotografía es más diversa. En general, la rentabilidad para el sector bancario europeo ciertamente no es estelar. Los bancos deben trabajar en sus costes y ver dónde pueden ser recortados, y también deben ser conscientes de los cambios en el entorno. Se ve el desarrollo del sector 'fintech', tanto por parte de pequeñas empresas de tecnología como de grandes empresas de tecnología, que están ingresando al sector bancario, por ejemplo, en el área de pagos. Los bancos deben hacer un esfuerzo para mantenerse al día con los desarrollos tecnológicos e incurrir en ahorros de costes cuando sea posible.

El último elemento a mencionar es la integración para crear un verdadero sector bancario de la zona del euro. Esto no significa que todos los bancos tengan que trabajar a través de las fronteras, pero el sector bancario en general debería poder brindar servicios a través de las fronteras dentro de Europa y también fuera. Los bancos deberían poder operar en igualdad de condiciones dentro de la Unión Bancaria, sin barreras innecesarias.

P. ¿Cuál es su opinión sobre posibles fusiones entre bancos de diferentes países?

R. Desde nuestra perspectiva, como dije, lo que importa es crear la base para un sector bancario integrado, seguro y rentable. Luego, los bancos deben decidir y desarrollar sus modelos de negocios para llenar este espacio económico para servir a la economía europea. ¿Cuál es la estructura precisa para eso? Eso es lo que los bancos deben determinar. En general, estoy seguro de que lograremos una estructura bancaria eficiente, donde algunos bancos trabajarán a través de las fronteras y otros no, si tenemos las condiciones para crear un campo de juego nivelado y eliminar las barreras a la integración entre países.

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios