EN LOS INSTRUMENTOS ANTICRISIS (MREL)

La banca española paga un 20% de más por la deuda anticrisis al tener menos capital

El Banco de España ve una relación entre la ratio de capital y los tipos de las emisiones de deuda anticrisis, exigidas por el supervisor a través de los requerimientos MREL

Foto: iStock
iStock

Banqueros y supervisores se han embarcado en una discusión sobre si los niveles de capital actuales son adecuados. El Banco de España (BdE) quiere que las entidades hagan un esfuerzo para incrementar su posición, a la cola en Europa, y encuentra argumentos económicos como que les sirve para dar más crédito o para reducir los costes de las emisiones ‘milmillonarias’ que tendrán que acometer a corto y medio plazo.

Los bancos tendrán que tener un colchón superior al 20% sobre sus activos ponderados por el riesgo (APR), que se compondrá de la ratio de capital de máxima calidad (CET1 ‘fully loaded’, principalmente reservas y fondos propios) y de emisiones de deuda anticrisis, a través de los requerimientos MREL. Cálculos de AFI situaron a finales del año pasado el déficit entre 45.000 millones y 72.000 millones.

Los bancos españoles asumen costes de emisión menores que los bancos franceses, británicos e italianos en promedio por emitir instrumentos de deuda subordinada y bonos contingentes convertibles (CoCos o AT1), aunque algo más que los alemanes, según datos del Banco de España, pese a la débil situación de eficiencia y rentabilidad de Deutsche Bank y Commerzbank, que acaban de descartar su fusión.


El informe de estabilidad financiera de primavera del supervisor español muestra que el coste medio de los CoCos emitidos por bancos españoles está por encima del 6%, mientras que en los títulos de deuda subordinada se acerca al 4%. Pero estos costes podrían ser inferiores con una mayor posición de capital, según el análisis realizado por los economistas del BdE.

Costes de emisión. Fuente: BdE
Costes de emisión. Fuente: BdE

En concreto, el supervisor ha demostrado una relación de elasticidad entre el capital CET1 y los intereses que tienen que pagar las entidades para colocar este tipo de instrumentos, que funcionan como bonos pero que pueden transformarse en acciones para capitalizar el banco ante un deterioro prefijado de su solvencia. El BdE señala que por cada punto porcentual más de capital se reduce en 0,3 puntos porcentuales el coste de los CoCos, mientras que la reducción es de más de 0,15 puntos en deuda subordinada y en 0,12 puntos en deuda sénior. Por su parte, apenas hay elasticidad entre las cédulas hipotecarias y el capital, al estar garantizadas por las propias hipotecas.

Los bancos españoles tienen 300 puntos básicos menos de capital de máxima calidad que el promedio europeo, según advierte el Banco de España, una brecha que ha crecido en un 50% durante los últimos cuatro años. Por lo tanto, 'ceteris paribus' (con todo lo demás constante), si los bancos tuvieran el mismo nivel de capital de máxima calidad que la media de sus competidores del viejo continente soportarían 0,9 puntos porcentuales menos de coste de emisión de CoCos en promedio, lo que supone un recorte cercano al 20%.

En esta simulación, el descenso en la deuda subordinada es de medio punto porcentual, en torno al 15% menos, mientras que en la deuda sénior sería de 0,3 puntos porcentuales, entre el 10% y el 20%. “El capital que tiene un banco para absorber pérdidas influye en la probabilidad de que estos instrumentos se ejecuten para recapitalizar la entidad, por lo que a más capital hay menos riesgo”, explica Fernando Rojas, analista de AFI.

El experto recuerda, como hacen los banqueros, que el perfil de riesgo de la banca española no se corresponde con el ranking de capital. De hecho, la ratio de apalancamiento -compara capital con activos sin ponderar- sitúa al sector español en línea con la media europea. Prueba de ello es que los bancos españoles paguen menos que los franceses, los británicos o los italianos, pero el ejercicio del Banco de España muestra que podrían pagar aún menos.

El supervisor todavía tiene que dar a conocer el requisito de MREL de Bankia, algo que ya notificó el Banco de España este miércoles a Unicaja y Liberbank. Para el banco andaluz los recursos exigidos sobre sus activos ponderados son del 20,59%, mientras que para el asturiano del 21,82%.

El informe de estabilidad financiera, que ha molestado al sector, pide esfuerzos en rentabilidad y solvencia, ya que recuerda que la banca española empeoró su nivel CET1 en 2018. “Una mayor solvencia contribuiría también a cumplir con los requerimientos de MREL (Minimum Requirement for own funds and Eligible Liabilities) que las entidades españolas tendrán que satisfacer de manera progresiva en los próximos años. Dichos requerimientos pueden significar desafíos relevantes para entidades de tamaño medio y pequeño, con fuentes de financiación mayoritariamente minoristas y con menor capacidad de acceso al mercado mayorista de fondos”, explica el informe.

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios