España debe ya 1,2 billones de euros

El agujero de la Seguridad Social se dispara un 57% y eleva la deuda pública al 98,7%

El Gobierno tiene un problema con la deuda pública: el pasivo de la Seguridad Social está en máximos y la de la Administración Central está muy cerca. Los ayuntamientos y las CCAA cumplen

Foto: La ministra de Trabajo y Seguridad Social, Magdalena Valerio (Efe)
La ministra de Trabajo y Seguridad Social, Magdalena Valerio (Efe)

El problema del gasto público es que cuando no generas los ingresos para financiarlo, entonces hay que endeudarse. Y España está en una situación suficientemente delicada como para tener un ojo siempre en el indicador de deuda pública. El Banco de España ha publicado esta mañana los datos correspondientes al primer trimestre de 2019 y las cifras no son esperanzadoras. La deuda total de las Administraciones Públicas aumentó un 3,3% en el último año y alcanzó por primera vez los 1,2 billones de euros. En porcentaje del PIB, esta cuantía supone el 98,7% de lo que España produce en un año, lo que significa que en el inicio del año subió en 1,6 puntos porcentuales respecto al cierre de 2018.

La mayor preocupación es que este descontrol de la deuda se debe a las políticas del Gobierno, ya que el desfase recae sobre la Administración Central y la Seguridad Social. Por el contrario, las comunidades autónomas y los ayuntamientos siguen reduciendo su ratio de endeudamiento. Medidas como la subida de las pensiones, del salario de los funcionarios o las políticas sociales han provocado un incremento del gasto que, como no puede financiarse con ingresos, acaba agrandando el agujero de las cuentas públicas.

La Seguridad Social se lleva la peor parte. El subsector tiene una deuda que supera ya los 43.000 millones de euros. En el último año se ha incrementado en nada menos que un 57,4% y se sitúa en niveles nunca antes vistos. Estos datos muestran hasta qué punto este es el gran poco de preocupación de las cuentas públicas. Esta deuda contabiliza también el préstamo concedido por el Tesoro en el inicio del año a la Seguridad Social para que pueda abonar la extra de verano a los pensionistas.

La Administración Central incrementó su deuda un 4% respecto al primer trimestre de 2018 y alcanza ya el 87,9% del PIB. Se trata del segundo dato más alto de endeudamiento de la Administración Central nunca alcanzado, solo cuatro décimas por debajo del récord alcanzado en 2016. Lo que demuestran estos datos es que ni el Estado ni sus organismos autónomos han hecho nada para reducir la deuda pública durante todos estos años de fuerte crecimiento económico.

Las comunidades autónomas han realizado un importante esfuerzo en los últimos años para reducir el déficit y los resultados se reflejan ya en los datos de endeudamiento. Si bien es cierto que su deuda total sigue creciendo, hasta los 297.000 millones en el primer trimestre, también lo es que su endeudamiento se está reduciendo. Es el resultado de que la deuda crezca menos que el PIB nominal. El pasivo de las comunidades se situó en el 24,4% del PIB en el primer trimestre del año, lo que significa que se ha reducido en dos décimas en el último año.

Las corporaciones locales son las únicas que realmente están reduciendo su deuda total, que se ha reducido en 3.000 millones de euros en el último año. Esto significa una reducción de sus pasivos del 10% y su endeudamiento apenas alcanza el 2,1% del PIB. Esto no significa que todos los ayuntamientos estén saneados, al contrario. En este subsector existen grandes diferencias, con municipios al borde de la quiebra y otros con ahorros acumulados en depósitos bancarios.

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
21 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios