MÁLAGA ES SU EJEMPLO A SEGUIR

Grecia, Italia y Portugal desafían el reinado de España como productora de aguacate

El 'oro verde' ha despertado el interés de los tres países periféricos, que no quitan ojo a Málaga como epicentro en Europa. Las ventas de aguacate se han disparado un 60% en apenas dos años

Foto: El aguacate se puso de moda en 2014. (iStock)
El aguacate se puso de moda en 2014. (iStock)

España se ha subido a la ola del aguacate como ningún otro país europeo. Es más, no tenemos competencia porque nadie más produce 'oro verde' dentro de la Unión Europea (UE), pero esa situación ventajosa puede cambiar en los próximos meses. Portugal, Italia y Grecia han implementado un proyecto piloto para cultivar aguacate, en un intento por imitar el exitoso modelo de Andalucía.

Así lo explica Xavier Equihua en una entrevista con El Confidencial. El CEO de la Organización Mundial del Aguacate (WAO, por sus siglas en inglés) recalca que los países europeos del sur tienen mucho interés en producir esta fruta, visto el auge de los últimos años. No obstante, Equihua ve esa circunstancia no tanto como un desafío sino como una oportunidad para esas tres naciones y para el consumo del aguacate en sí.

Las ventas de este producto crecieron un 60% entre 2016 y 2018, con 650 millones de kilos comercializados el año pasado en Europa. Málaga es, junto a Granada, la reina del aguacate, si bien su cultivo ya se ha extendido desde Valencia hasta Cádiz. Más de la mitad de los 50 millones de kilos producidos en España en 2018 se exportaron a la Unión Europea, sobre todo a nuestros cuatro principales clientes: Francia, Holanda, Alemania e Italia. Los citados países también compran a Sudáfrica, Kenia o Marruecos, entre otras regiones productoras.

No obstante, España sigue siendo un jugador muy pequeño a nivel internacional. Somos incapaces de hacer sombra a Perú, Chile o México, principales suministradores de Estados Unidos. Equihua resta importancia al hipotético cierre de fronteras mexicanas propuesto por Donald Trump, y está convencido de que no afectará al comercio de aguacate. "Se exageró mucho en los medios", zanja.

Una pica en Estados Unidos

Aunque Trump cumpliera su amenaza con México, el directivo descarta que esa circunstancia se traduzca en una oportunidad para España. Nuestro país ni siquiera exporta este producto a Estados Unidos, si bien mandó un contenedor de aguacates malagueños (20.000 kilos) a principios de este año por primera vez en la historia. Se trata de un "acto simbólico" sin visos de ir a más, aclara Equihua tras comparar California con Málaga en términos de producción. Ambos territorios comparten un clima y topografía similares.

Si ponemos el foco en el consumo europeo, los noruegos se llevan la medalla de oro con 2,44 kilos de aguacate per cápita en 2017. Les siguen los daneses (2,31 kilos), suecos (2,09 kilos), holandeses (2,02 kilos), franceses (1,86 kilos), suizos (1,74 kilos), británicos (1,53 kilos), finlandeses (1,50 kilos), irlandeses (1,41 kilos), belgas (1,24 kilos) y españoles (1,19 kilos), que se sitúan en una posición baja (11ª). Equihua lo vincula a la "escasa cultura del aguacate" en España, pese a su poderío en producción.

"Tenemos que promover su inclusión más allá de las ensaladas. Apenas tomamos desayuno en comparación con otros países, y eso también influye". El 'lobby' del aguacate considera que este producto debería tener mucha más presencia en la hostelería española. No todos los restaurantes o bares lo ofrecen en su carta, a diferencia de Perú o Estados Unidos.

Tampoco se salva el sector de la gran distribución. "Los supermercados cometen un error cuando colocan el aguacate seguido del mango, la papaya u otras frutas tropicales. Debería estar junto a las lechugas y los tomates", sugiere el directivo mexicano, no sin antes dar una última idea a los hosteleros: ¿por qué no se estilan las tapas de aguacate?

WAO estima una ligera bajada en las ventas este año (-7,6%, hasta los 600 millones de kilos en Europa), algo que atribuye exclusivamente a un descenso cíclico de la producción. La organización descarta un impacto en los precios, pese a que la demanda va a seguir creciendo. Si se cumplen las previsiones, el aguacate recuperará el pulso en 2020 (con unos 750 millones de kilos comercializados) y superará la barrera de los 1.000 millones de kilos en 2023.

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios