Tiene un impacto de 1.800 millones

Eurostat corrige el déficit de Hacienda por la la compensación de la autopista AP-7

El déficit al cierre del año fue del 2,5% del PIB, pero el coste de la compensación queda pendiente de computar cuando la sentencia judicial contra el Estado sea firme

Foto: La ministra de Hacienda, María Jesús Montero (Efe)
La ministra de Hacienda, María Jesús Montero (Efe)

Eurostat ha corregido hoy el déficit contabilizado por el Ministerio de Hacienda al cierre del año 2018. El Ejecutivo contabilizó en 2018 el coste de la compensación a Acesa (Abertis) por la ampliación de la AP-7 y el instituto europeo obliga a que esta cuantía se compute en cuando haya una sentencia firme, previsiblemente a lo largo de este año. Esto es, una losa de unos 1.800 millones de euros que se pasan a 2019.

La razón que esgrime Eurostat es que España se saltó las normas metodológicas del Sistema Europeo de Cuentas (SEC 2010) al pasar a 2018 el coste de la ampliación que todavía no cuenta con sentencia judicial firme y tampoco se conoce exactamente la cifra del coste total. Abertis reclama al Gobierno 2.951 millones de euros en respuesta a la compensación por las inversiones y la diferencia entre el tráfico previsto y el real. El Ejecutivo computó una parte del pago en el déficit de 2018 pero Eurostat ha obligado a revisarlo para que se compute cuando se haga firme el pago. El Banco de España lo explica así en una nota publicada esta mañana: "Se debe al tratamiento acordado con Eurostat aplicado al registgro de determinadas inversiones en autopistas efectuadas por concesionarias del Estado".

El resultado es que Eurostat ha obligado a corregir los datos de déficit y deuda ofrecidos por el Ministerio de Hacienda y el Banco de España para mejorarlos. En concreto, el déficit al cierre de 2018 fue de 29.982 millones de euros, 1.800 millones menos del dato adelantado por el ministerio. Esto significa que el saldo presupuestario al cierre del ejercicio fue del 2,5% del PIB, una décima menos de lo adelantado y dos décimas menos de lo que estimó la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF). Eurostat también ha obligado a corregir los datos de deuda publicados por el Banco de España rebajando en 900 millones de euros, hasta el 97,1% del PIB, una décima por debajo.

De esta forma, los datos de deuda al cierre del ejercicio muestran una reducción del déficit de seis décimas del PIB, desde el 3,1% de 2017 hasta el 2,5%. Eso sí, a pesar de este avance, España se sitúa todavía en el vagón de cola de déficit. Solo Chipre está en una situación peor en la eurozona, con un desfase presupuestario que supera el 4,5% del PIB. Por el contrario, el conjunto de la eurozona cerró el año con un déficit del 0,5% del PIB, esto es, dos puntos menos que España.

[Sánchez tropieza en la misma piedra que Rajoy]

España también suspende en deuda pública: la eurozona tiene una ratio de endeudamiento del 85,1% del PIB, mientras que en España asciende hasta el 97,1%. Datos que demuestran que España ha perdido estos años de expansión económica para corregir los desequilibrios en las cuentas públicas. Cifras que contrastan con las de otros países golpeados por la crisis. Por ejemplo, el déficit de Portugal al cierre de 2018 fue del 0,5% del PIB y Grecia obtuvo un superávit del 1,1%.

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios