Advertencia a España y Francia

EEUU amenaza a Europa con impugnar la tasa Google por discriminatoria

La Administración Trump está estudiando las vías legales para recurrir ante la OMC los impuestos digitales que aprueben los países europeos porque afectan a empresas concretas

Foto: El presidente de Francia, Emmanuel Macron, junto al de EEUU, Donald Trump. (Reuters)
El presidente de Francia, Emmanuel Macron, junto al de EEUU, Donald Trump. (Reuters)

Estados Unidos está estudiando las vías legales que tiene para impugnar el impuesto digital (popularmente conocido como tasa Google) que pretenden aprobar los países europeos ante la Organización Mundial del Comercio. Así lo ha advertido este martes el delegado de EEUU para las conversaciones sobre impuestos digitales, Chip Harter, en París. La Administración Trump considera que Europa está diseñando un tributo "discriminatorio" contra las grandes tecnológicas estadounidenses, lo que podría atentar contra el principio de igualdad recogido en el tratado de la OMC.

"Nuestro Gobierno está estudiando si ese impacto discriminatorio nos otorgaría derechos bajo los acuerdos comerciales y los tratados de la OMC", ha señalado Harter en París. Harter, que será el representante de EEUU en las conversaciones de la OCDE sobre el impuesto digital que está debatiendo actualmente, se ha mostrado muy crítico con la intención de algunos países europeos de gravar exclusivamente algunas operaciones comerciales en determinados sectores.

España es uno de estos países, ya que el Gobierno de Pedro Sánchez lanzó hace unos meses su propuesta de tasa Google, que decayó por la convocatoria de elecciones. Sin embargo, la ministra de Economía, Nadia Calviño, ha anunciado este martes que el PSOE volverá a impulsar este tributo tras las elecciones. Francia también lanzó la semana pasada su propuesta del impuesto digital y otros países europeos pretenden hacerlo en los próximos años de forma unilateral. Otros países, como Reino Unido o Italia, también están trabajando en su propuesta para la tasa Google.

[Spotify, Booking y otras tecnológicas hacen 'lobby' a Calviño para frenar la tasa digital]

Ante esta avalancha de tributos, que afectarán principalmente a los gigantes estadounidenses Facebook, Google, Amazon y Apple, EEUU ha puesto en marcha su maquinaria para frenarlos. "Toda la base teórica de los impuestos sobre los servicios digitales está mal concebida y el efecto es altamente discriminatorio contra las multinacionales con sede en Estados Unidos", ha señalado Harter.

El representante tributario de EEUU ha reconocido que "existe una presión política en todo el mundo para gravar más a varias empresas internacionales" y se ha mostrado "de acuerdo en que eso es apropiado". Sin embargo, en lo que discrepa es que se haga gravando exclusivamente a las empresas tecnológicas, ya que "debe hacerse sobre una base más amplia que la simple selección de una industria en particular", añadió.

La Administración Trump sale así en apoyo de sus grandes tecnológicas y pone más presión sobre los gobiernos europeos. Precisamente este mismo martes fracasaron las negociaciones en el Ecofin para lanzar una tasa Google a nivel europeo. Cuatro países del norte, Dinamarca, Irlanda, Suecia y Finlandia, votaron en contra de la propuesta, lo que provocó el bloqueo automático por falta de unanimidad. El resto de países de la UE, que son un total de 23, votó a favor. Ahora solo queda viva la opción de lanzar el tributo a nivel de la OCDE o que cada país lo lance de forma individual. Eso sí, ahora cada Gobierno sabe que tendrá que hacerlo en solitario enfrentándose a EEUU.

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios