Afectará a la competencia de España

Spotify, Booking y otras tecnológicas hacen 'lobby' a Calviño para frenar la tasa digital

Quince compañías europeas han remitido una carta a los ministros de Economía de la Unión Europea en la que alertan de que el impuesto afectará a la inversión y se repercutirá a los clientes

Foto: La ministra de Economía, Nadia Calviño, en Bruselas. (EFE)
La ministra de Economía, Nadia Calviño, en Bruselas. (EFE)

Las compañías tecnológicas siguen batallando contra el impuesto digital (popularmente conocido como tasa Google) que está liderando España en la Unión Europea. En su campaña de ‘lobby’, los 15 máximos responsables de empresas digitales europeas, entre los que se incluyen Booking, Spotify, Zalando o Takeaway, han enviado una carta a la ministra de Economía, Nadia Calviño, y a sus homólogos europeos para convencerles de los efectos negativos del tributo.

La misiva, fechada el 28 de enero, “urge que no adopten esta medida y prioricen una reforma global de los principios tributarios”. Las empresas tratan de frenar así el impuesto sobre determinados servicios digitales que quiere aprobar el Gobierno en España, así como la propuesta de directiva de impuesto a los anuncios digitales que está impulsando la Unión Europea.

Las empresas tecnológicas destinan una buena cantidad de recursos a minimizar su factura fiscal. Sin embargo, si el Gobierno opta por gravar sus ventas e ingresos, difícilmente podrán reducir su base imponible como hacen algunas de estas compañías, en muchos casos eludiendo impuestos de forma ilegal. El presidente de Booking, Gillian Tans, también solicitó al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que paralizase el tributo en una reunión bilateral que celebraron durante el pasado Foro de Davos.

[El 'boom' de los 'falsos indefinidos']

Las compañías tecnológicas alertan de que este impuesto “podría subir los precios minoristas”, esto es, que terminaría por “tener un impacto adverso en los consumidores europeos” al encarecer los servicios digitales. Las empresas justifican este incremento de los precios en que las nuevas compañías digitales están “en las fases tempranas” de su desarrollo y “están forzadas a repercutir estos costes” a sus clientes.

Las tecnológicas alertan de que este impuesto “podría subir los precios minoristas”y “tener un impacto adverso en los consumidores”

Esto significa que las compañías contradicen al Gobierno cuando asegura que los consumidores no se verán afectados por este nuevo tributo. Las empresas digitales recuerdan que hay una buena parte del sector que todavía genera pérdidas, ya que son compañías que no han alcanzado su ‘break even’ (equilibrio entre ingresos y gastos). Esto hace que el tributo vaya a aumentar sus números rojos, por lo que no tendrán margen para asumir el coste del nuevo impuesto y terminarán repercutiéndolo a los precios.

[El BdE critica el Presupuesto de Sánchez por inflar la previsión de ingresos]

Las compañías también advierten a la ministra de que este tributo amenaza con dejar atrás a España en la competencia digital global, ya que afectará a la ”inversión en negocio e innovación”. En su opinión, cualquier merma de beneficios provocará que tengan menos recursos disponibles para reinvertir en su crecimiento. Además, los directivos denuncian que esta medida “debilitará su capacidad para competir globalmente”, ya que tendrán que asumir más gastos que sus rivales mundiales.

Los responsables de las 15 compañías firmantes recuerdan a la ministra que existen dudas legales sobre el tributo, la principal, la doble imposición

Los líderes de las 15 compañías firmantes recuerdan a la ministra que existen dudas legales sobre el tributo. La principal es que podría incurrir en doble tributación de un mismo hecho económico. Por ejemplo, si las compañías pagan IVA y, al mismo tiempo, el impuesto digital, abonarían dos tributos diferentes sobre un mismo hecho económico, lo que genera dudas legales.

Lo mismo ocurre sobre los beneficios, ya que España gravaría las ventas y el resultado contable de las compañías. Otra duda es el “precedente legal pernicioso” de gravar los resultados por delante de los beneficios.

Las compañías digitales solicitan a los ministros europeos que paralicen su propuesta de crear un impuesto digital, ya que el debate se debería realizar a nivel global en el marco de la OCDE. “2019 será un año esencial para el desarrollo del tributo en la OCDE”, señalan en la carta, “es esencial que la Unión Europea tome el liderato” en este debate global sin tomar decisiones unilaterales.

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios