UNA DE LAS PRINCIPALES PROPUESTAS FRANCESAS

La UE entierra ya la tasa a los gigantes digitales y lo fía todo a la OCDE

Francia, el principal impulsor del impuesto digital, mira ya hacia la OCDE ante el bloqueo a nivel europeo para aprobar una tasa para los gigantes digitales

Foto: Logo de Google en sus oficinas en Londres. (Reuters)
Logo de Google en sus oficinas en Londres. (Reuters)

Francia lo ha intentado con todas sus fuerzas, pero finalmente este martes ha admitido enterrar el impuesto para los gigantes digitales, después de que cuatro Estados miembros (Dinamarca, Irlanda, Suecia y Finlandia) se hayan negado a aceptar el acuerdo franco-alemán.

Los ministros de Finanzas de la Unión Europea, reunidos este martes en Bruselas, han comprobado que no existe unanimidad en la sala a pesar de que París había reducido durante las últimas semanas las ambiciones de este impuesto digital. Los países que están a favor o abiertos a esta posibilidad, como Francia, Alemania, España e Italia, que en total suman 23 Estados miembros, tendrán ahora que jugar sus cartas a que en un futuro se adopte a nivel de la OCDE un gravamen para los gigantes digitales.

La última oferta, un intento por salvar un acuerdo de mínimos, se limitaba a aplicar el impuesto a la publicidad online, pero esta concesión no ha sido suficiente para los países que han mantenido su bloqueo a la medida.

Bruno Le Maire, ministro de Finanzas francés, ha señalado que cree que es “posible” que la OCDE alcance una posición sobre un impuesto digital para 2020, pero admite, como lo ha hecho también Pierre Moscovici, comisario de Asuntos Económicos y Financieros, han señalado que se trata de una “oportunidad perdida”.

La primera propuesta de la Comsión Europea se establecía una tasa del 3% con el que el Ejecutivo comunitario a los gigantes digitales, es decir, aquellas compañías cuya facturación mundial fuera superior a 750 millones de euros y a 50 millones en Europa.

La propuesta queda ya oficialmente enterrada, ya que las medidas de fiscalidad requieren de unanimidad, aunque Moscovici ha asegurado que no la Comisión Europea retirará la propuesta legislativa, aunque esta quedará oficialmente varada. Para Francia, impulsor de la propuesta, hay noticias positivas: señalan que cuando en 2017 pusieron esta medida sobre la mesa París estaba prácticamente sola, pero que a día de hoy ya hay 23 países que se encuentran a favor de la tasa digital. Durante el debate celebrado este martes Moscovici también ha celebrado que hay una “gran mayoría” de Estados miembros que se sitúan a favor.

Francia lo fía ya todo a la OCDE, donde asegura que cuenta con el apoyo de Estados Unidos, y un foro en el que no será necesaria la unanimidad sino el consenso. El gobierno francés confía en que un frente conjunto en el que se encuentren Francia, Alemania y Estados Unidos podrá movilizar al resto de la OCDE y poner en marcha la tasa digital a tiempo. Ahora toca avanzar en un nivel no europeo: “Avanzar quiere decir que hay que trabajar a nivel de la OCDE, pero también no abandonar el marco de la UE”, ha señalado Moscovici.

Bruno Le Maire, ministro de Finanzas francés. (Reuters)
Bruno Le Maire, ministro de Finanzas francés. (Reuters)

Sin embargo la oposición inicial de algunos países como Dinamarca se basaban en que esta medida podría provocar una reacción por parte de Estados Unidos justo en mitad de fuertes tensiones comerciales entre Bruselas y Washington.

Así termina el camino de una medida que desde el primer momento contó con el apoyo de España, pero que Le Maire fue descafeinando paulatinamente para poder sumar el empuje de Alemania. Reino Unido e Italia también se mostraban favorables al impuesto.

Nadia Calviño, ministra española de Economía, que durante el debate ha señalado que no se pueden aplicar recetas antiguas a modelos nuevos, ha insistido en sala de prensa que la UE debe adaptarse a los nuevos tiempos: “Como autoridades públicas debemos adaptarnos lo antes posible a la realidad del siglo XXI”.

La ministra también ha mostrado la esperanza en que se pueda trabajar en el ámbito de la OCDE pero insistiendo en la esfera europea, y ha lamentado, junto con otros colegas, que no haya sido posible lograr una postura europea común en un debate importante.

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios