una semana después de dar su apoyo al déficit

Los independentistas dicen que vetarán los Presupuestos si sus jefes siguen presos

En la misma sesión, el Senado ha rechazado la senda de déficit aprobada por el Congreso con la mayoría absoluta del PP. Los independentistas exigen una solución para sus presos

Foto: Fotografía de la 'minicumbre' entre el Gobierno y el Govern en Barcelona. (Reuters)
Fotografía de la 'minicumbre' entre el Gobierno y el Govern en Barcelona. (Reuters)

Después de la 'semana de la concordia' previa a la 'minicumbre' celebrada en Barcelona entre el Gobierno y el Govern, los partidos independentistas vuelven a la carga contra el Ejecutivo. Esta vez ha sido en el Senado durante la tramitación de la nueva senda de estabilidad propuesta por la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, y que ha sido rechazada por la mayoría absoluta de PP con el refuerzo de Ciudadanos y Coalición Canaria por 150 votos en contra y solo 97 a favor. En la tribuna, el senador del PDeCAT Josep Lluís Cleries ha sido claro con el Ejecutivo: "Que nadie se equivoque, esta votación en ningún caso es un primer paso para un sí a los Presupuestos".

Las palabras del senador del PDeCAT han servido para clarificar la postura del partido, que sembró muchas dudas la semana anterior votando junto al PSOE y Unidos Podemos para elevar los objetivos de déficit y deuda para el próximo trienio. Cleries ha sido contundente, su formación no apoyará los Presupuestos Generales del Estado de 2019 mientras haya "presos políticos y exiliados y sin una solución política para Cataluña".

ERC ha optado por una vía más ambigua porque prefiere "no quemar los puentes" con el Ejecutivo, pero ha lanzado una amenaza clara: "Después del juicio [a los políticos encarcelados] será demasiado tarde", ha advertido el senador Bernat Picornell. El senador de ERC ha desvelado que tras el batacazo de PSOE y Unidos Podemos en las elecciones de Andalucía, han pedido "gestos para frenar a la ultraderecha" a los partidos independentistas. "Hoy volvemos a dar un paso en esa dirección", ha señalado Picornell, en referencia al voto positivo a la senda de estabilidad. "¿Qué pasos darán ustedes para Cataluña?", ha preguntado al Gobierno.

[Puigdemont ofreció negociar el Presupuesto a cambio de una cumbre]

Tanto ERC como PDeCAT han lamentado el "problema de democracia" que sufre Cataluña y reclamaron al presidente del Gobierno una solución para los políticos encarcelados. "Les pedimos que hablen de derechos civiles, porque un estado sin derechos civiles es un estado fascista, es una dictadura", ha criticado Picornell. "El discurso del jefe del Estado fue para amargarnos las fiestas, en Cataluña no hay un problema de convivencia, lo que hay es un problema de democracia", ha lamentado Cleries.

Les pedimos que hablen de derechos civiles, porque un estado sin derechos civiles es un estado fascista, es una dictadura

Si bien es cierto que todavía quedan varias semanas hasta que se empiecen a debatir y votar los Presupuestos, este gesto de los independentistas evidencia un distanciamiento del Gobierno, lo que podría complicar los apoyos del Ejecutivo. Sin el voto favorable de los 17 diputados que suman ERC y el PDeCAT será matemáticamente imposible que Sánchez logre aprobar sus cuentas de 2019.

Por su parte, la ministra de Hacienda ha denunciado "el veto" del PP y Ciudadanos a la nueva senda de estabilidad, que elevaría el objetivo de déficit para 2019 en cinco décimas del PIB, hasta el 1,8%. "Lo que va a ocurrir no tiene nada que ver con el interés general, sino con la ambición de PP y Ciudadanos de anteponer su interés partidista al general", ha lamentado Montero. "Pueden optar por una política de tierra quemada o por defender el bien común por encima de siglas e intereses partidistas", ha culminado.

[Sánchez compra tiempo con la foto del 21-D]

La mayoría del PP en el Senado y la peculiaridad de la ley de estabilidad, que otorga a la Cámara Alta la misma capacidad legislativa que al Congreso en materia de déficit público, permite a los populares tumbar la senda de estabilidad propuesta por el Ejecutivo con el respaldo de Podemos y los independentistas catalanes. En concreto, la votación se ha cerrado con 150 votos en contra y solo 97 votos a favor. El portavoz del PP, Ignacio Cosidó, ha defendido el rechazo a la propuesta alegando que el incremento en el objetivo de estabilidad no supone mejor financiación, sino un mayor déficit para 2019, lo que iría en contra de la estabilidad presupuestaria. Lo que no hicieron PP y Ciudadanos en ningún momento es recordar que dejaron firmados unos Presupuestos para 2018 que incluían un desfase del déficit de 6.000 millones de euros respecto al objetivo previsto.

De esta forma, se mantiene en vigor la senda de déficit que dejó aprobada el último Gobierno de Mariano Rajoy y las distintas administraciones tendrán que ajustar sus cuentas públicas para que el déficit no supere el 1,3% del PIB. Esto significa que estarán obligadas a presentar un ajuste de 1,4 puntos del PIB, desde el 2,7% de este año hasta el 1,3%.

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
16 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios