¿Fin del paraíso?

Las empresas catalanas son las que más han elevado su beneficio: un 400% desde 2008

La salida de empresas de Cataluña cambiará su aportación al impuesto de sociedades a partir de 2017, pero en 2015 aportaban algo más del 21% de la recaudación total

Foto: La Caixa es una de las grandes empresas que han dejado Cataluña. (Reuters)
La Caixa es una de las grandes empresas que han dejado Cataluña. (Reuters)

Desde el referéndum del 1-O en Cataluña, más de 2.300 empresas han salido de la comunidad autónoma y 1.000 se han llevado también su sede fiscal. El sector empresarial ha mostrado su preocupación sobre su futuro ante la crisis política, económica y social que se ha desatado en la región y que supone el fin de unos años 'dorados' para las compañías catalanas. Desde el año 2008 se han disparado los beneficios de las compañías cuyo domicilio fiscal se sitúa en Cataluña, hasta el punto de que ha sido la comunidad que más rápido se ha recuperado tras el hundimiento de los resultados por el estallido de la crisis.

Entre 2008 y 2015, el beneficio de las compañías con sede en la comunidad autónoma creció un 395%, tal y como se desprende de los datos del impuesto de sociedades publicados el miércoles por la Agencia Tributaria. En este mismo periodo, el resultado en el conjunto de España ha crecido un 47%, esto es, casi 10 veces menos. No se trata de beneficio generado en Cataluña, sino del beneficio de las compañías con sede en Cataluña generado en el conjunto de España y computable para el impuesto de sociedades.

En 2008, el resultado que obtuvieron las compañías con sede en Cataluña cayó hasta los 3.600 millones y desde ahí se ha ido recuperando rápidamente, hasta alcanzar los 18.000 millones en 2015. De esta forma, el peso de las empresas catalanas sobre el conjunto de beneficio en España ha pasado del 6,2% de 2008 hasta el 20,7% de 2015.

Tal avance de casi 15 puntos porcentuales en su peso relativo sobre el resto de España refleja los buenos años que han vivido las compañías catalanas durante la recuperación. El resto de comunidades apenas ha variado su participación en el beneficio: Baleares ha aumentado su peso en 2,8 puntos porcentuales; Madrid, en 1,3 puntos, y Galicia lo ha hecho en 1,1 puntos.

En total, su beneficio se ha disparado en algo más de 14.000 millones de euros entre 2008 y 2015, solo superado por la Comunidad de Madrid, que ha crecido en 15.000 millones. La capital de España acoge la mayor parte de las multinacionales con presencia en España, lo que explica que aglutine más del 51% de todo el beneficio empresarial generado en el país.

[Hacienda investigará que el traslado de las sedes fiscales sea real]

Esta senda se truncará a partir de 2017, ya que las grandes empresas que han cambiado su sede fiscal empezarán a tributar desde su nuevo domicilio. Esto elevará el resultado contable distribuido por autonomías y también la aportación al impuesto de sociedades. Además, también influirá cualquier descenso en el beneficio como consecuencia de la incertidumbre que está generando el desafío soberanista y que amenaza con reducir los niveles de inversión y consumo en la región.

Las balanzas fiscales

La salida de empresas de Cataluña también afecta a la cantidad del impuesto de sociedades que se declara en la comunidad. Como este tributo es estatal, se paga todo en la Agencia Tributaria. Sin embargo, la Agencia Tributaria ofrece los datos de lo declarado en cada comunidad autónoma.

Como no podía ser de otra manera, la recaudación en Cataluña ha crecido con fuerza desde 2008 impulsada por el avance de los beneficios. En concreto, las empresas con sede en la comunidad autónoma abonaron algo más de 6.000 millones de euros (cuota líquida positiva) por el impuesto de sociedades en 2015.

Las empresas con domicilio en Cataluña aportaron un total del 21,3% de la recaudación del tributo en España. En estos siete años, su peso sobre la recaudación total aumentó en 3,5 puntos, lo que también significa el mayor crecimiento de todas las comunidades autónomas. Las siguientes que más elevaron su peso relativo fueron Galicia y Baleares, con un incremento de 0,7 puntos.

Desde 2008 solo hay tres comunidades con empresas que elevan su pago por el impuesto de sociedades. Cataluña es una de ellas, ya que ha aumentado un 8,4%. Las otras dos son Galicia, con un avance del 6,7%, y Baleares, donde ha crecido un 30,7%. En el resto ha caído en todas, lo que hace que el resultado en el conjunto de España haya sido un descenso de la cuota líquida del 9,3%.

[El 21-D prolongará las incertidumbres, pero frenará la sangría de empresas]

Las empresas que han trasladado su sede fiscal fuera de Cataluña suman más de 2.000 millones de pago del impuesto de sociedades, lo que necesariamente rebajará su aportación a partir de 2017. Sin embargo, esta fuga de empresas no afectará al saldo de la balanza fiscal de la comunidad, ya que la metodología que se utiliza para el cálculo estima el beneficio generado en cada región y no dónde se declara.

Economía
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios