La demanda externa fue mejor de lo esperado

La recuperación fue más rápida de lo estimado: el INE eleva el PIB en 4.700M

La economía española creció un 3,4% en 2015, dos décimas más de lo adelantado y en 2016 un 3,3%, una décima más. España puede salir este año del Déficit Excesivo

Foto: El ministro de Economía, Luis de Guindos (Efe)
El ministro de Economía, Luis de Guindos (Efe)

La recuperación de la economía española en 2015 y 2016 fue más intensa de lo adelantado hasta hoy por el INE. El Instituto ha revisado al alza sus cálculos del crecimiento de los dos ejercicios, elevando en dos décimas la estimación de 2015, hasta el 3,4% y en una décima el de 2016, hasta el 3,3%. El organismo ha descubierto que la demanda externa aportó más al PIB de lo que había estimado inicialmente, en especial en 2016. Por una parte, las exportaciones de bienes y servicios crecieron un 4,8%, frente al 4,4% estimado hasta ahora, mientras que las importaciones fueron más lentas, del 2,7% frente al 3,3% adelantado. De esta forma, el saldo de la demanda externa permite compensar un menor dinamismo en la demanda interna, que fue peor de lo esperado. De esta forma, la demanda externa creció un 0,7% frente al 0,5% anticipado, lo que permite compensar la revisión a la baja de la demanda interna del 2,8% al 2,5%.

De este modo, el PIB se situó en 1.118.522 millones de euros en 2016 (en euros corrientes), esto es, cuatro décimas por encima de la estimación previa. Esta actualización de las cifras de la economía permite, de un solo golpe, que el ministro de Economía, Luis de Guindos, pueda cumplir este año con su palabra, cuando explicó antes del verano que España podría salir este año del Procedimiento de Déficit Excesivo (PDE). Si se cumplen las estimaciones de crecimiento que maneja el Gobierno, el déficit podría caer del 3% al cierre del año, lo que permitiría a España salir junto a Francia del brazo correctivo de Bruselas y así, no ser el único país que seguiría dentro un año más.

Si se toma la serie en euros corrientes (incluyendo el efecto de la inflación), el INE ha revisado la estimación también de 2014, elevando el crecimiento de ese año en una décima: del 1,1% al 1,2%. En 2015 la revisión es de cuatro décimas, del 3,7% al 4,1% y, finalmente, en 2016 se mantiene sin cambios el cálculo inicial, con un avance del 3,6%. Esta revisión en términos corrientes es más intensa que la serie real y para el Gobierno es mucho más importante, ya que es la que sirve para elaborar la ratio del déficit sobre el PIB. De este modo, salvo que la recta final del año sea muy complicada para España, saldrá del PDE.

[El Estado llega a la mitad del año en superávit por primera vez en la crisis]

En cuanto a la actualización de las cifras de 2015, el INE argumenta la subida en un comportamiento de la actividad interna mucho más positivo de lo que había estimado hasta ahora. En concreto, la demanda nacional creció un 4% frente al 3,4% adelantado. Una revisión de seis décimas que se apoya en todos los componentes de la demanda interna. En especial, la revisión más fuerte se produce en la Formación Bruta de Capital Fijo, esto es, la inversión empresarial, que creció un 8,7%, 2,2 puntos porcentuales más rápido de lo adelantado. Por su parte, el consumo de los hogares creció un 3% (una décima más) y el consumo de las Administraciones Públicas, un 2,1%, también una décima más.

El déficit se reduce un 20% hasta junio

Una hora después de que el INE actualizara los datos de la economía, el Ministerio de Hacienda ha decidido adelantar la publicación de los datos de déficit del primer semestre del año que tradicionalmente se publicaban a finales de mes. De esta forma, el ministro Cristóbal Montoro también presume de su gestión al frente de las finanzas públicas. El déficit del conjunto de Administraciones (sin contar las corporaciones locales, que están en superávit) fue del 2,32% del PIB hasta junio. De esta forma, el desfase de las cuentas públicas se redujo un 20% respecto a la primera mitad del año anterior y confirma que el país va por el camino para salir este año del Procedimiento de Déficit Excesivo. Y con los datos del PIB todavía sin actualizar. El objetivo fijado por Bruselas es que España tiene que cerrar el año con un déficit del 3,1% del PIB, cifra que está un paso más cerca después de la oleada de datos conocida hoy.

[Bajar el IVA al cine cuesta 66 millones, ¿qué partidas se pagan con este dinero?]

El déficit de las Administraciones se situó en 26.982 millones de euros, a los que hay que añadir 344 millones de ayudas financieras abonados ya hasta junio. De estos, 12.733 millones se corresponden al déficit del Estado, 8.362 millones a las comunidades autónomas (un 17% más que en el ejercicio anterior) y 6.243 millones de los Fondos de la Seguridad Social.

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios