Critica el reparto opaco de los objetivos

La AIReF critica a Montoro: si cumple el déficit será por los ayuntamientos y las CCAA

La Autoridad Fiscal considera que se alcanzarán los objetivos de estabilidad gracias al ajuste del gasto y al retraso a 2018 del rescate de las autopistas en quiebra

Foto: El presidente de la AIReF, José Luis Escrivá, en una comparecencia en el Senado (Efe)
El presidente de la AIReF, José Luis Escrivá, en una comparecencia en el Senado (Efe)

La Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF) vuelve a dar un 'tirón de orejas' al ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro. Aunque ahora la Autoridad considera que es "factible aunque muy ajustado" que España consiga cerrar el año con un déficit en el 3,1% del PIB, lo conseguirá gracias al superávit de las corporaciones locales y al ajuste de las comunidades autónomas. Esto permitirá compensar la desviación de la Administración Central y de los Fondos de la Seguridad Social, subsectores de la administración para los que la AIReF estima que es "muy improbable" que cumplan al cierre del ejercicio.

La AIReF reprocha al Gobierno que en los últimos años realiza un reparto de los objetivos de déficit entre las administraciones sabiendo que no los va a cumplir y que va a poder compensarlo con el superávit de los ayuntamientos, lo que refleja una mala técnica presupuestaria que puede perjudicar a la credibilidad de las cuentas públicas en el futuro. José Luis Escrivá, presidente de la Autoridad, reconoce que "nos preocupa desde una perspectiva de medio plazo: se está produciendo un desanclaje entre la acción presupuestaria y los objetivos de estabilidad". En su opinión, "ahora puede hacerse porque la economía va bien", pero cuando haya problemas, la pérdida de credibilidad será negativa para mantener la confianza de los mercados. "Esta falta de realismo fue reconocida por el propio Gobierno tres meses después de haberse fijado los objetivos, lo que pone de manifiesto algo que venimos advirtiendo desde hace tiempo", remarca Cristina Herrero, directora de la División de Análisis Presupuestario de la AIReF, "tiene que existir una metodología clara de reparto que sea conocida y predecible".

La Autoridad ha mejorado su previsión de cumplimiento del objetivo de déficit del 3,1% para este ejercicio, ya que hasta hace unas semanas creía que era "improbable" y ahora es "factible aunque muy ajustado". La AIReF da algo menos del 50% de probabilidades de cumplimiento al objetivo de déficit, lo que significa que su escenario central oscila entre una y dos décimas por encima del 3,1%, lo que refleja que, en efecto, es pronto para dar por cumplidos los objetivos.

Este avance no se debe que los datos de ejecución de ingresos y gastos estén mejorando, sino a que el Gobierno ha informado a la AIReF que, dado el ritmo lento de los casos judiciales, espera que la mayor parte del coste del rescate de las autopistas quebradas se retrase a 2018 o más allá. Esto significará un ahorro del entorno de dos décimas del PIB respecto a lo que comunicó el Ministerio de Hacienda a Bruselas en la Actualización del Plan Presupuestario 2017-2020. Esto significa que acerca el objetivo de déficit para este año, pero hará que sea más complicado en los próximos ejercicios. Según las estimaciones del Gobierno, el coste de la responsabilidad patrimonial sobre las autopistas de peaje ascenderá al entorno de los 3.500 millones de euros.

Esta falta de realismo en el reparto de los objetivos fue reconocida por el propio Gobierno tres meses después de haberse fijado los objetivos

El cumplimiento del objetivo de déficit para el conjunto para España dependerá del superávit de los ayuntamientos, que se situará al cierre del ejercicio en el entorno del 0,6% del PIB. Como en el reparto del déficit, las corporaciones locales tienen un objetivo del 0%, significa que su superávit crea un margen de 0,6 décimas que se reparten entre el Estado y la Seguridad Social. Las AIReF cree que este año sí, las comunidades autónomas se situarán en línea con su objetivo, del 0,6%.

[La AIReF alerta de que la previsión de recaudación del Gobierno es muy optimista]

La mayor parte del ajuste tiene que realizarlo la Administración Central, que en 2016 cerró con un déficit del 2,5% y para este año tendría que acabar en el 1,1%, aunque la AIReF cree que será improbable incluso que reduzca su desfase hasta el 1,5% del PIB. En cualquier caso, será en torno a un punto del PIB de ajuste que se centra exclusivamente en la reducción de los gastos sobre el PIB, ya que los ingresos crecen en línea con la economía, lo que hace que su tamaño relativo sea el mismo al cierre del ejercicio. El ajuste por la vía del gasto está llegando ya 'al hueso', señala la Autoridad, ya que "el gasto computable de la Administración Central está en mínimos históricos y las posibilidades de seguir recortándolo son reducidas", ha señalado Herrero.

El gasto computable de la Administración Central está en mínimos históricos y las posibilidades de seguir recortándolo son reducidas

Esto es así, porque el Estado no tiene en su mano la capacidad para recortar en las transferencias a las comunidades autónomas y corporaciones locales, el presupuesto de la UE o las clases pasivas. Además, si se incluye la subida del salario de los funcionarios del 1% para este año, el resultado es que la mayor parte de los gastos del Estado no se pueden recortar y, por tanto, ajustes adicionales en el gasto corriente serán complicados, estima la Autoridad

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios