Las claves de los Presupuestos: Rajoy mete el déficit en vereda y no subirá impuestos
  1. Economía
se aprueban hoy en consejo de ministros

Las claves de los Presupuestos: Rajoy mete el déficit en vereda y no subirá impuestos

El Gobierno se guarda un as en la manga con medidas fiscales como la reducción del IVA cultural para espectáculos en directo hasta el 10%. No hay ni rastro del impuesto a las bebidas azucaradas

Foto: El ministro de Hacienda y Función Pública, Cristóbal Montoro. (EFE)
El ministro de Hacienda y Función Pública, Cristóbal Montoro. (EFE)

Los Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2017 echan a andar. El Gobierno lleva hoy al Consejo de Ministros un proyecto en el que no hay ni rastro de subidas impositivas. Al contrario. Rajoy ha aprovechado la buena nueva del déficit —que España cumple por primera vez en la crisis— para apuntarse un tanto en materia fiscal: El IVA cultural relacionado con espectáculos en directo bajará del 21% al 10%, una medida que tendrá un coste de 111 millones al año. No es la única clave de un proyecto presupuestario al que espera un sinuoso camino en el Congreso.

Medidas fiscales

No habrá subida de impuestos... habrá bajada. El Gobierno reducirá el IVA cultural para espectáculos en directo hasta el 10%, en línea con el contenido del pacto de investidura que firmó con Ciudadanos. El cine se queda fuera, a diferencia de los conciertos, las artes escénicas (teatro, danza, ópera, títeres, circo) y los toros. El proyecto presupuestario no da cabida a ningún tipo de tributo medioambiental ni tampoco sobre bebidas azucaradas, pese a que este último ya se validó en el Congreso. Montoro esperaba recaudar unos 200 millones. Tampoco se tocará el IRPF, para no perjudicar a las clases medias, como exigía el partido de Albert Rivera.

Déficit a raya

Esta sorpresa relativa en materia fiscal tiene mucho que ver con la reducción del déficit hasta el 4,33% del PIB en 2016, cumpliendo así con cierta holgura el objetivo marcado por la Comisión Europea (4,6%) por primera vez durante los años de crisis. La meta inicial era del 2,8%, pero Bruselas decidió suavizarlo hasta el 4,6%. El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, saca pecho al constatar los efectos positivos que está teniendo la recuperación económica en las cuentas públicas. Los ahorros en las prestaciones por desempleo, que crecen cuando la economía va mal y caen cuando la situación mejora, han tenido mucho que ver. También contribuyen los mayores ingresos que ha aportado el sistema de financiación de las comunidades autónomas o las modificaciones fiscales en el ámbito de las empresas (sociedades), entre otros. Y cómo no, todo ello ha servido para que el Gobierno pueda guardarse un as en la manga bajo la tesis de que tiene margen para bajar los impuestos.

'Salvar' a las clases medias

El Gobierno ha firmado un pacto con Ciudadanos de más de 4.000 millones de euros destinados a partidas sociales (1.915 millones) e innovación y conocimiento (2.100 millones), con los objetivo de impulsar la recuperación de la tan maltratada clase media y modernizar la economía. Así lo anunció este jueves el partido naranja, cuando aprovechó para detallar las partidas previstas para la tarifa plana de autónomos y su extensión de seis meses a un año (480 millones), la ampliación de los permisos de paternidad de dos a cuatro semanas (235 millones), el complemento salarial para los sueldos más bajos de los jóvenes (500 millones), el plan de choque para ayudar a parados de larga duración, el fomento de la economía digital (100 millones), la modernización de la Justicia (100 millones) o el I+D+i (600 millones).

Foto: Mariano Rajoy y Albert Rivera se saludan el día de la investidura del presidente del Gobierno. (Reuters)

Pobreza infantil y fracaso escolar

Los niños también tienen su hueco reservado en los Presupuestos. Rivera ha negociado con el Gobierno una partida de 342 millones para la lucha contra la pobreza infantil (destinados a familias en riesgo de exclusión con hijos a cargo) y un plan contra el fracaso escolar (30 millones). Ofrecer libros de texto gratuitos a familias sin recursos (50 millones) también está encima de la mesa. Las ayudas a la dependencia tendrán una dotación de 100 millones, un 10% más respecto al año pasado.

Lucha contra el fraude

El pacto de investidura con Ciudadanos, el único partido que ya ha manifestado públicamente su apoyo a los Presupuestos, incluye una partida de unos 100 millones de euros destinados a la lucha contra el fraude fiscal (unos 100 millones). El Gobierno reforzará también el Servicio de Prevención de Blanqueo de Capitales (Sepblanc) con cinco millones y dotará de 4,7 millones a la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF).

Subida del 1% para funcionarios

Las administraciones públicas convertirán 250.000 plazas temporales en fijas con el objetivo de luchar contra la precariedad, consolidaciones que deberán incluirse en los Presupuestos. Los representantes de los trabajadores hablan de "la mayor oferta pública de empleo de la democracia", acompañada de unas 67.000 nuevas plazas destinadas a la Administración General del Estado (19.000), las CCAA (28.144) y los ayuntamientos (10.000). Hacienda también ha previsto una subida salarial del 1% para los funcionarios, una mejora "insuficiente", en palabras del sindicato CSI-F.

Foto: La enseñanza es uno de los sectores con más interinos. (EFE)

El 'sudoku' de los apoyos

Rajoy solo podrá sacar adelante los Presupuestos —que llevará al Congreso el próximo martes— si consigue como mínimo un empate de votos (175 diputados), necesario para derribar las enmiendas de la oposición. De momento cuenta con el respaldo público de Ciudadanos, su gran aliado, y ultima negociaciones con Coalición Canaria. Lo mismo ocurre con los cinco diputados del PNV, si bien no está escrito el apoyo de Nueva Canarias. Lo que sí está claro es el rechazo frontal del PSOE, Podemos, Esquerra Republicana y PDeCAT. Todos ellos presentarán una enmienda a la totalidad pidiendo la devolución del proyecto, salvo sorpresa mayúscula. El plazo para presentar las enmiendas concluye el 27 o 28 de abril, y el debate tendrá lugar los días 3 y 4 de mayo, fecha en la que se sabrá si continúan su curso o son tumbados.

Presupuestos Generales del Estado Déficit público
El redactor recomienda