de 12.000 a 13.500 euros de renta mediana

Los jubilados se libran de la crisis: ganan un 13% más que en 2008

En 2008, los mayores de 65 años eran el grupo de edad con la renta mediana más baja. Siete años más tarde, se sitúan al mismo nivel que los adultos con edades entre 35 y 49 años

Foto: Los mayores de 65 años han sido los únicos que han resistido el impacto de la crisis económica. (EFE)
Los mayores de 65 años han sido los únicos que han resistido el impacto de la crisis económica. (EFE)

Corre el año 2016 y la crisis económica ha golpeado a toda la sociedad española. ¿A toda? ¡No! Un grupo de edad ha logrado resistir los estragos de la crisis y mejorado sus condiciones de vida. Como si fuera la aldea gala de Astérix, los jubilados españoles han sido los únicos que han salido indemnes de la complicada situación económica por la que atraviesa el país desde 2008. De acuerdo a los Indicadores de Calidad de Vida 2016 publicados por el INE, los mayores de 65 años son el único estrato que ha visto aumentar los ingresos durante los años de crisis.

Si en 2008 los jubilados percibían la renta mediana más baja —apenas 12.000 euros por unidad de consumo—, siete años más tarde se han situado al mismo nivel que los adultos de mediana edad, con 13.500 euros. Ambos colectivos se sitúan por encima del total de ingresos medianos para España (13.352 euros). Solo las edades más jóvenes se encuentran por debajo de este umbral.

 

El aumento de la renta mediana de los mayores de 65 años contrasta con los drásticos descensos (hasta el 16%) de los ingresos de las personas con edades comprendidas entre los 16 y 34 años. Los jóvenes han sido los que más han sufrido los estragos de la crisis, al verse lastrados por el difícil acceso al mercado del trabajo en los años posteriores al estallido de la burbuja inmobiliaria y la caída de los salarios. Un dato refleja especialmente esta circunstancia. Si la diferencia de la renta mediana de las personas de 25 a 34 años respecto a la de los jubilados era de 3.800 euros antes del inicio de la crisis, esta brecha se ha estrechado recientemente hasta los 330 euros.

La caída de las cotizaciones, el aumento del número de pensionistas y la subida constante de los ingresos relativos a la jubilación han provocado que la hucha de las pensiones se encuentre en su mínimo histórico. El incremento del poder adquisitivo de los mayores de 65 años ha servido a su vez de refugio cada vez más frecuente para hijos e incluso nietos, que sufren las consecuencias económicas del desempleo y la incapacidad de reincorporarse al mercado laboral.

 

La reducción de la brecha de ingresos en función de la edad se evidencia sobre todo en el caso de los hombres. Desde 2013, los jubilados que viven solos cobran más que los adultos en la misma condición. Y eso que antes del inicio de la crisis, los hombres de menos de 65 años eran el estrato social con la renta mediana por unidad de consumo más elevada, con más de 14.800 euros. El año pasado, apenas era 13.250 euros, 300 euros menos que los ingresos de un hombre jubilado que vive solo.

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
18 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios