El grupo municipal republicano en Barcelona colaboró en la iniciativa

¿A quién pago la hipoteca? ERC se moviliza para que la banca registre las titulizaciones

La trazabilidad dificultaría en extremo la ejecución de préstamos hipotecarios por impago, con lo que el producto estrella de las finanzas españolas perdería mucho atractivo inversor

Foto:  El diputado de ERC Gabriel Rufián (i) y el líder del partido, Oriol Junqueras. (EFE)
El diputado de ERC Gabriel Rufián (i) y el líder del partido, Oriol Junqueras. (EFE)

ERC es un partido conocido sobre todo por su vertiente independentista. Pero la formación también es de izquierdas. Y esa alma de los republicanos catalanes les ha llevado a presentar un verdadero desafío a la banca española: hacer transparente el mercado de titulización hipotecaria. Dicha trazabilidad dificultaría en extremo la ejecución de hipotecas por impago, precisamente la garantía que otorga a estos productos su mayor atractivo ante los inversores. El grupo parlamentario de ERC en el Congreso ha registrado en la cámara baja una Proposición no de Ley relativa a implementar transparencia y accesibilidad de la información referente a las titulizaciones de hipotecas, para su debate en la Comisión de Economía y Competitividad.

En la proposición se comprometen a “garantizar los derechos de los deudores hipotecarios" y asegurar la “transparencia de todos los procesos de titulización hipotecaria”. También se insta al Gobierno a “impulsar las modificaciones oportunas con el fin de dotar de mayor transparencia y accesibilidad a la información referente a las titulaciones de hipotecas”.

Esta nueva ley que propone ERC implicaría entre otras cosas “que cualquier cambio en la titularidad de la hipoteca deba ser comunicada al deudor” o que conste en el Registro de la Propiedad “la cesión de la titularidad de un crédito hipotecario”.

Ahora no es así. En este momento, muchos españoles no saben que están pagando su hipoteca a una entidad financiera que en realidad ya no posee el crédito, sino que lo paquetizó y lo vendió a un tercero como una vía para conseguir liquidez para otros proyectos.

En la proposición de ERC se determina que “en el caso de que no se haya inscrito a cesión de dicho crédito, el cesionario no esté legitimado para instar el procedimiento de ejecución hipotecaria”.

Y éste es el quid de la cuestión. En marzo del 2015 el Banco de España ya determinó que cuando se tituliza la hipoteca “la entidad que concedió el mismo deja de ser la acreedora del préstamo”. Aunque banco emisor respaldó que los clientes no tenían por qué ser informados de este cambio, diversos tribunales fallaron que las ejecuciones de hipoteca eran inválidas en caso de que el banco hubiese titulizado la totalidad del crédito. El problema para el cliente es que se encuentra indefenso, puesto que desconoce quién es el verdadero titular de su hipoteca y el banco no está obligado a notificárselo. Algo que cambiaría de manera radical con el plan de ERC para ofrecer a los prestatarios la trazabilidad de sus hipotecas.

Golpe a la banca

La medida sería un golpe demoledor para la banca en un momento como éste. El marco regulatorio ha incrementado las exigencias de capital, pero si para algo servían las titulaciones era para conseguir liquidez para nuevos proyectos sin necesidad de ampliar capital. Si la nueva norma prospera, este cojín perderá buena parte de su encanto para las entidades y supondría una presión todavía mayor para sus recursos propios.

La banca en España tiene titulizadas el 20% de sus hipotecas, unos activos que perderían valor en caso de prosperar la iniciativa legislativa de los republicanos

Según los datos la Asociación Hipotecaria de España, de los 678.545 millones de crédito hipotecario vivo a julio del 2016, la banca tenía titulizados un total de 138.648 millones. Es decir, se habían empaquetado y vendido a terceros como un producto financiero el 20,4% de los préstamos hipotecarios españoles. Y  es esa cartera la que se vería afectada por esta nueva norma, si al final entrase en vigor. De modo que, por un lado, las titulizaciones comercializadas se depreciarían; y, por otro, los créditos todavía en la cartera de los bancos serían mucho más difíciles de paquetizar y comercializar. Y en caso de poder llevarse a cabo, el precio sería menor.

A espaldas de Ada Colau

En el proyecto no de ley han participado no sólo el grupo parlamentario que lideran Joan Tardà y Gabriel Rufián, sino que también ha colaborado de forma muy activa el grupo municipal de ERC en el Ayuntamiento de Barcelona. Lo han hecho a espaldas de Ada Colau pese a que la cuestión de los desahucios es uno de los temas estrella en la agenda política de la alcaldesa, según han explicado fuentes cercanas a los republicanos. Un hecho que prueba la intención de ERC de ganar espacio por la izquierda a “los comunes” y a Podemos y no depender sólo de las inquietudes independentistas.

El plan de los republicanos pasa por convertir este proyecto en ley a base de ir sumando aliados, tanto si al final se puede formar Gobierno como si, tras las negociaciones entre PP y PSOE, hay terceras elecciones y se tiene que volver a presentar el proyecto no de ley. El primer objetivo sería incorporar a Podemos. Después a grupos parlamentarios más minoritarios. Y al final, incluso a los socialistas, necesitados de algún gesto a la izquierda después de la crisis interna vivida en Ferraz. En definitiva, ERC ha colocado la trazabilidad de las hipotecas en la agenda política española y ahora ya no se trata únicamente de una reivindicación de las plataformas de afectados y de los colectivos de extrema izquierda. La transparencia hipotecaria se plantea en el texto como un derecho del consumidor.

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios