según el eurostat

El déficit de España fue el segundo más alto de Europa, sólo superado por Grecia

Medalla de plata. Esto es lo que ha conseguido España en las olimpiadas del déficit público 2015. Sólo Grecia ha tenido mayor desequilibrio entre ingresos y gastos

Foto: El ministro de Economía en funciones, Luis de Guindos (Reuters)
El ministro de Economía en funciones, Luis de Guindos (Reuters)

Medalla de plata. Esto es lo que ha conseguido España en las olimpiadas del déficit público 2015. Sólo Grecia ha tenido mayor desequilibrio entre ingresos y gastos. Lo acaba de revelar este jueves Eurostat, la agencia de estadísticas de la UE, que ha comunicado formalmente que España cerró el año pasado con un déficit presupuestario equivalente al 5,1% del Producto Interior Bruto (PIB). Muy lejos del 2,1% que alcanzaron, como media, los países de la Eurozona. Grecia, medalla de oro, cerró el ejercicio con un desequilibrio del 7,2%, el doble que el año anterior.

En cuanto a la deuda pública en circulación, España vuelve a superar a la media. El año pasado cerró con un nivel equivalente al 99,2% del PIB, por encima del 90,7% registrado en la Eurozona. Sin embargo, es la primera vez que España lograr rebajar su endeudamiento (una décima respecto del año anterior) gracias al crecimiento en términos nominales de la economía (con inflación). En términos absolutos, la deuda sigue creciendo debido a los abultados déficits generados en los últimos años. Y que en 2015 ascendió a 54.965 millones de euros.

Fuente: Eurostat
Fuente: Eurostat

La causa de estos elevados desequilibrios en las cuentas públicas vuelve a deberse, fundamentalmente, al bajo nivel de ingresos. En 2015, la recaudación fue del 38,2% del PIB, muy lejos del 46,6% alcanzado en la media de la zona euro. De la misma manera, el nivel de gasto público en relación a la riqueza nacional es muy inferior a la media. En concreto, se situó en el 43,3% del PIB, por debajo del 48,6% en al Eurozona.

España, de hecho, tiene el quinto menor nivel de ingresos del conjunto de la Unión Europea, no sólo de la Eurozona, Únicamente, se sitúa por delante de Rumanía (34,2%), Lituania (34,9%), Letonia (35,9%) e Irlanda (32,8%), que es el país con menor presión fiscal debido a sus singularidades tributarias, en particular en cuanto a Impuesto de Sociedades (se paga sólo el 12%). Incluso, un país como Grecia, con graves problemas estructurales y con elevados niveles de economía sumergida, es capaz de recaudar diez puntos de PIB más que España. En concreto, un 48,1%.

Los datos de Eurostat muestran que Luxemburgo (1,2%), Alemania (0,7%) y Estonia (0,4%) fueron los únicos países de la UE que registraron superávit fiscal, mientras que Suecia acabó en tablas. Ni déficit ni excedente presupuestario.

Suave tendencia la baja

La tendencia de la UE es a reducir el desequilibrio fiscal, pero de una forma muy suave. Ha pasado del 2,6% al 2,1%, lo que supone una reducción de apenas cinco décimas pese a que la actividad económica fue mayor en el conjunto de la región que el año anterior. Este es el caso de España, que redujo su déficit ocho décimas pese a que fue la economía de mayor crecimiento (un 3,2%) entre los países de mayor tamaño.

En coherencia con esta evolución, el nivel de deuda apenas ha bajado 1,3 puntos de PIB en la Eurozona, hasta el 90,7%.

El caso de Grecia es el más significativo, con fuertes altibajos en su nivel de déficit debido a las convulsiones periódicas que sufre su economía. En 2013, fue del 13%, un año más tarde, bajó al 3,6%, pero en 2015 ha vuelto a subir de forma intensa hasta el 7,2%. Básicamente, por el incremento del gasto público destinado a sanear su sistema financiero. Pese a ello, su nivel de deuda ha bajado ligeramente hasta el 176,9%, por debajo del 180,1% anterior. En todo caso, niveles inasumibles para cualquier economía desarrollada que no cuenta apenas con ahorro interno.

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
11 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios