tras la presentación del borrador de acuerdo

Los ganaderos piden más a Agricultura en el precio de la leche: "Así no podemos vivir"

Desde el COAG creen que el borrador de acuerdo presentado por la ministra es inconcreto e insuficiente y no supone una solución real a la crisis que vive el campo

Foto: El sector lácteo prosigue sus protestas. (EFE)
El sector lácteo prosigue sus protestas. (EFE)

Continúa el ruido de sables en el campo. Los ganaderos ven insuficiente e inconcreto el borrador de acuerdo que ha presentado la ministra de Agricultura, Isabel García Tejerina. "Lo que hay sobre la mesa es algo abstracto que no da respuestas que a nosotros nos hagan pensar que van a cambiar los precios para el ganadero", denuncia Andoni García Arriola, portavoz de COAG (Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos).

La trinidad del sector lácteo (distribución, industria y productores) se volvía a ver las caras este jueves después de semanas de protestas. Parece que las marchas de tractores y el ruido de cencerros continuará. Los ganaderos consideran que lo dicho no son más que buenas intenciones y que el problema de base no se ha atajado. 

Desde hace meses, en especial desde que Bruselas decidió acabar con el sistema de cuotas lácteas, los vaqueros viven ahogados en su propio excedente. En Galicia, una de las comunidades que peor lo está pasando, muñir un litro de leche cuesta 34 céntimos y venderlo supone una ganancia de apenas 28 céntimos. La situación para los ganaderos es insostenible y exigen cambios inmediatos y contundentes. "Así no podemos vivir", denuncia el portavoz de COAG.

"Poner en valor la leche"

En efecto, el borrador de acuerdo presentado este jueves no supone avances respecto al del pasado 18 de agosto. De nuevo, la distribución (los supermercados) se compromete a "poner en valor la leche" y "no tirar los precios a la baja", mientras la industria asegurá que avanzará para crear "relaciones comerciales estables y acuerdos más a largo plazo con los ganaderos". Los ganaderos consideran que esto no es más que una cortina de humo y que "si se quisiera mejorar la situación ya se habría hecho".

Si que ha valorado positivamente la medida el director de Cooperativas Agro-Alimentarias, Eduardo Baamonde, que ha considerado que este documento supone un "punto de inflexión" en la relaciones comerciales en el sector lácteo, aunque también demanda "gestos" por parte de las cadenas y que se tomen "decisiones urgentes".

Para Baamonde se ha visto "el firme compromiso" de la industria y la distribución por iniciar "una nueva etapa" y se termine con la "dinámica perversa que comprime al eslabón más débil que es el ganadero".

Por su parte, el presidente de Asaja, Pedro Barato, ha afirmado que es "la primera vez" que la industria y la distribución se han comprometido a "llevar valor" a la cadena, pero también tiene cautela y afirma que los "compromisos los tenemos que ver".

Los agricultores europeos reclaman con tractores y cencerros mejoras a la UE. (Efe)
Los agricultores europeos reclaman con tractores y cencerros mejoras a la UE. (Efe)

Bruselas no ataja el problema

Los ganaderos tampoco están contentos con el paquete de ayudas que presentó Bruselas esta semana. El Ejecutivo comunitario prometió una partida de 500 millones de euros para los ganaderos. 

Bruselas accedió también a permitir un aumento de las ayudas que se pueden anticipar de la Política Agraria Común (PAC) hasta el 70%. Además, la Comisión se comprometió a incrementar las ayudas por superficie y animal que se pueden anticipar hasta el 85% y trabaja con el Banco Europeo de Inversiones (BEI) para buscar instrumentos financieros que permitan estabilizar el mercado.

En la opinión de los productores este paquete es "absolutamente insuficiente y no aborda el verdadero problema que es el de exceso de producción". Desde que Bruselas decidió acabar con el sistema de cuotas lácteas, que limitaba la producción de cada país miembro a una cantidad determinada de leche, los ganaderos de toda Europa viven ahogados en su excedente.

A esta decisión se suma el fin del veto ruso y la caída de la demanda desde Asia, fundamentalmente desde China, que hasta hace poco era demandante de lácteo y ahora se ha convertido en un fabricante más.

Todo junto ha hecho que el sector lácteo se enfrente a su peor crisis de la historia. No solo en España, en Francia y en Bruselas las protestas son más abundantes y virulentas que en nuestro país e incluyen la quema de cartones de leche, como muestra de repulsa a un sistema que lleva al excedente.

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios