LOS BANCOS cerrarán hasta el 6 de julio

Corralito en Grecia: Tsipras anuncia la puesta en marcha de medidas de control de capitales

Los bancos helenos permanecerán cerrados desde hoy lunes y hasta el 6 de julio y la retirada de dinero en efectivo queda limitada a tan solo 60 euros

Foto: Ciudadanos griegos hacen cola a la puerta de un banco (Reuters)
Ciudadanos griegos hacen cola a la puerta de un banco (Reuters)

El primer ministro griego, Alexis Tsipras, anunció ayer domingo la puesta en marcha de medidas de control de capitales en todo el país, comenzando por el cierre de los bancos desde hoy lunes y hasta el 6 de julio, limitando a 60 euros la retirada de dinero en efectivo. Esta situación podría ser ampliada o recortada por el Ministerio de Finanzas. Tampoco abrirá la bolsa helena. Además, los cajeros funcionarán hoy un máximo de 12 horas. Por su parte, los turistas no se verán afectados siempre que utilicen tarjetas emitidas en sus países de origen.

[Siga en directo la reacción de los mercados al 'corralito' en Grecia]

En un discurso televisado, el primer ministro acusó al Banco Central Europeo de obligarle a tomar esta decisión. Tsipras realizó una llamada a la calma y garantizó la seguridad de los depósitos de los ciudadanos griegos, pero evitó dar detalles sobre las medidas en concreto y el momento de su entrada en vigor. Además, el primer ministro anunció que había solicitado nuevamente a los acreedores una prórroga del rescate, petición rechazada por el Eurogrupo este sábado, lo que permitiría que el BCE continuara aumentando su línea de liquidez. 

En su discurso, Tsipras acusó directamente a la troika formada por el Banco Central Europeo, el Fondo Monetario Internacional y la Comisión Europea de intentar ejecutar un chantaje antidemocrático a Grecia. "La dignidad de los griegos contra las injustas extorsiones enviará a Europa un mensaje de esperanza y orgullo", declaró Tsipras tras conocer la negativa de la troika a su petición de extender el plazo de devolución del préstamo que efectuaron a Grecia para salir de la crisis. "El rechazo de esta breve extensión del programa ha sido un acto sin precedentes para los estándares europeos y pone en tela de juicio el derecho de un pueblo soberano a decidir", dijo Tsipras. "La decisión no tiene ningún otro objetivo que chantajear la voluntad del pueblo griego", añadió. Syriza ha convocado una manifestación de protesta hoy lunes en la emblemática plaza Syntagma.

Alexis Tsipras, durante su discurso televisado
Alexis Tsipras, durante su discurso televisado

 

"En estas horas críticas nos enfrentamos a la historia, y lo único que tenemos que temer es al propio miedo", proclamó el primer ministro, evocando las palabras pronunciadas por el presidente estadounidense Franklin Delano Roosevelt en su discurso de toma de posesión de 1933, donde anunció su programa de medidas para sacar a Estados Unidos de la Gran Depresión. 

Horas antes y pese a los múltiples rumores, el Banco Central Europeo anunciaba que mantendrá la línea de liquidez de emergencia (ELA) a los bancos griegos a los niveles actuales, en concreto al nivel del pasado viernes. De esta manera el BCE no interrumpe los préstamos pero tampoco ofrece ningún tipo de ayuda extra como venía haciendo regularmente en los últimos días, lo que complica mucho la situación de los bancos griegos hoy tras las salidas de capitales de este fin de semana. El nivel de provisiones del viernes son unos 89.000 millones de euros, aunque el BCE "se mantiene preparado para reconsiderar su decisión".

Este gráfico de The Guardian muestra el permanente aumento de la ayuda del BCE desde febrero. Ahora las cantidades dejarán de subir, lo que complica notablemente la situación a los bancos griegos.

En un comunicado, el presidente de la institución europea, Mario Draghi, afirmaba que continuará trabajando con el Banco de Grecia para combatir debilidades en las economías de la eurozona. Por su parte, el gobernador del Banco de Grecia, Yannis Stournaras, aseguraba que su entidad emprenderá todas las medidas necesarias para garantizar la estabilidad financiera. El Consejo de Gobierno del BCE afirmó que estaba monitorizando la situación en los mercados financieros y aseguró que estaba comprometido a “utilizar todos los instrumentos disponibles”.

Por su parte, la Comisión Europea difundió de forma inesperada el contenido detallado de la oferta que hizo a Grecia antes de que Tsipras manifestara su intención de convocar un referéndum. Un hecho inédito "por el bien de la transparencia y la información de la ciudadanía griega". La Comisión lamenta que las ofertas no fueran acordadas "dada la decisión unilateral del Gobierno griego de abandonar el proceso en la noche del 26 de junio". La directora gerente del FMI, Christine Lagarde, ha expresado su "decepción" por la falta de acuerdo.

El primer ministro griego, Alexis Tsipras, y su ministro de Finanzas, Yanis Varufakis. (Reuters)
El primer ministro griego, Alexis Tsipras, y su ministro de Finanzas, Yanis Varufakis. (Reuters)

Varufakis: "Nos oponemos al corralito"

El ministro griego de Finanzas, Yanis Varufakis, aseguró durante la tarde del domingo que el Gobierno hará "todo lo que sea necesario para evitar problemas en la vida cotidiana de los ciudadanos de Grecia". Las declaraciones se produjeron al término de la reunión del Consejo de Estabilidad Financiera de Grecia para adoptar una decisión sobre restricciones en las transacciones de dinero para los bancos griegos. En el Consejo participaron el ministro de Finanzas, Yanis Varoufakis; el viceministro de Finanzas, Dimitris Mardas; el gobernador del Banco de Grecia (banco central), Yiannis Stournaras; el presidente de la Asociación de la Banca Griega, el presidente del fondo de rescate HFSF y el presidente de la Comisión del Mercado de Capitales.

En una entrevista con BBC Radio 4, Varufakis, había indicado que su Ejecutivo tendrá que estudiar la cuestión -junto con las autoridades pertinentes en Grecia y Fráncfort- de imponer restricciones en la cantidad de dinero que la gente puede retirar de los bancos. Ante la pregunta de si va a haber control de capitales, Varufakis ha respondido que trabajará con el Banco de Grecia y el BCE para encontrar la manera de minimizar “la carga sobre nuestra gente procedente de la negativa de Europa de concedernos nuestro derecho democrático básico”.

La ambigüedad de sus declaraciones ha llevado al ministro a publicar en Twitter que “los controles de capital en una unión monetaria son una contradicción. El Gobierno griego se opone a este concepto”. 

Corralito en Grecia: Tsipras anuncia la puesta en marcha de medidas de control de capitales

Las colas en los cajeros automáticos se han multiplicado tras el fracaso de las negociaciones para la prórroga del rescate y tras la convocatoria por parte del Gobierno griego de un referéndum para el 5 de julio sobre la última propuesta de los prestamistas internacionales.

Hay que recordar que la liquidez de emergencia a un Estado miembro no está supeditada a que esté vigente un programa de rescate, sino que depende de la solvencia de sus bancos. No obstante, un posible impago de Grecia de los 1.500 millones que debe abonar al Fondo Monetario Internacional (FMI) el 30 de junio pondría en cuestión la solvencia del Estado, lo que a su vez repercutiría en la banca, según han explicado las fuentes consultadas.

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
72 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios