informe de la airef

La Autoridad Fiscal pide a Montoro más mano dura con las CCAA

Las Comunidades Autónomas están bajo el foco. En 2014 casi todas incumplieron el déficit. Y en 2015 irán por el mismo camino. Por eso la AIReF recomienda que la Ley está para cumplirla

Foto: El ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro. (EFE)
El ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro. (EFE)

La Ley lo expone bien claro. Aquellas Administraciones Públicas que incumplan los objetivos de déficit, deuda o gasto deben explicar por qué lo han hecho. Y concretar qué van a hacer para que no vuelva a ocurrir. Pero si insisten en el incumplimiento, se expondrán a sufrir sanciones. El encargado de hacer valer la Ley es el Ministerio de Hacienda. Y eso es lo que le pidió la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF) este martes: que la haga cumplir. 

En especial, el organismo presidido por José Luis Escrivá centró esa petición en la necesidad de que el titular de Hacienda, Cristóbal Montoro, incremente la vigilancia sobre las comunidades autónomas (CCAA). No es para menos. En 2014, debían haber reducido su déficit hasta el 1%. Sólo cuatro lo consiguieron: Canarias, Galicia, Navarra y País Vasco. Es más, el déficit medio se situó en el 1,7%. Y lo que es peor: la AIReF ya cuenta con que las CCAA "terminarán en 2015 con una desviación de déficit similar a la de 2014", con lo que tampoco rebajarán el déficit al 0,7% establecido para este año. De hecho, la Autoridad Fiscal, con motivo de la presentación del Informe sobre los Presupuestos Iniciales de las Administraciones Públicas de 2015, advierte de que los desequilibrios de las comunidades y la Seguridad Social complicarán la consecución del compromiso de reducir el déficit público este ejercicio al 4,2%

Estos datos sirven de parapeto para que AIReF cumpla su función de "contribuir a la sostenibilidad de las finanzas públicas". Y para que Escrivá refresque el contenido de la Ley Orgánica de Estabilidad Presupuestaria y Sostenibilidad Financiera (LOEPSF) y emita unas recomendaciones sobre las comunidades autónomas que no hacen sino recordar lo que establece esa norma. 

Prevenir antes que sancionar

Como si estuviera repasando paso por paso su articulado, el presidente de AIReF pidió que en primer lugar se exploren las medidas preventivas. Es decir, que las propias comunidades –así como la Administración Central y los ayuntamientos– realicen un ejercicio de autodisciplina y un seguimiento de sus datos, y que a partir de ahí, en caso de que descubran que se están desviando del objetivo, ajusten el gasto público para no incumplir los objetivos. "La AIReF recomienda la actuación temprana en el ámbito de la LOEPSF (...), de manera que cada Administración realice un seguimiento de su ejecución presupuestaria y ajuste su gasto para garantizar el cumplimiento del objetivo de estabilidad presupuestaria". 

El presidente de la AIReF, José Luis Escrivá. (EFE)
El presidente de la AIReF, José Luis Escrivá. (EFE)

Si la prevención no funciona, la siguiente fase pasa por las medidas correctivas. Es decir, un terreno en el que las comunidades ya requieren la autorización directa de Hacienda para endeudarse o conceder subvenciones y en el que, principalmente, la Ley exige que "la Administración incumplidora formulará un plan económico-financiero (PEF) que permita en el año en curso y en el siguiente el cumplimiento de los objetivos o de la regla de gasto". Ese PEF debe recoger las causas del incumplimiento, qué medidas se van a aplicar y sobre qué previsiones económicas. 

En este punto, la AIReF pide más seriedad que la que ha existido hasta la fecha. "Cobra especial relevancia la comunicación temprana de las desviaciones observadas (...) a efectos de que se inicie el plazo para la formulación de los PEF y que no se repita la situación del año anterior, en los que los PEF por incumplimiento de los objetivos de 2013 se aprobaron, con carácter general, en diciembre de 2014", expone. 

Para evitar esta situación pide acortar los tiempos y "respetar los plazos legales". Para ello, afirma, "resulta imprescindible" que Hacienda publique "antes del 15 de abril" –tal como exige la Ley– el Informe sobre el grado de cumplimiento del objetivo de estabilidad presupuestaria, de deuda pública y de la regla de gasto del ejercicio 2014, para que active lo establecido en la norma. Si llega puntual, se acelerará la presentación de los PEF, que luego "tendrán que aprobarse en el plazo máximo de dos meses". Es decir, que no se gaste el año sin hacer nada. 

Consumidos estos pasos, siempre quedará un tercero. El de las sanciones o medidas coercitivas, contempladas en el artículo 25 de la ley. "En el caso de aquellas administraciones que de manera recurrente incumplen el objetivo de estabilidad y con el PEF (...) es necesario seguir avanzando en la gradualidad de las medidas contempladas en la Ley", expone la Autoridad. En particular, "recomienda que se valore la aplicación de las medidas coercitivas previstas (...), especialmente en el caso de aquellas Comunidades en las que el presupuesto para 2015 evidencia un claro riesgo de que se produzca un nuevo incumplimiento". Entre esas medidas figura negar el acceso a créditos o fijar un depósito con intereses en el Banco de España equivalente al 0,2% del PIB nominal del incumplidor.  

El "indeseable" juego del azar moral

En palabras de Escrivá, tener presente lo que establece la LOEPSF y estas recomendaciones resulta clave. Y en el trasfondo de mensaje se vislumbra uno de los conceptos fundamentales de la crisis: el del azar moral o la sensación de que incumplir sale gratis y el cumplidor queda como el pagano. "Es indeseable que unas Administraciones cumplan y otras no", se queja.

Economía
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
16 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios