UNAs 400 ORGANIZACIONES RECIBEN FONDOS

Empleo riega a UGT y CCOO con millones para formación en plena crisis sindical

Empleo concedió ayer subvenciones a las principales organizaciones empresariales y sindicales por más de 50 millones de euros para cursos de formación

Foto: La ministra de Empleo, Fátima Báñez, durante la sesión de control al Gobierno. (EFE)
La ministra de Empleo, Fátima Báñez, durante la sesión de control al Gobierno. (EFE)

La Comisión Europea anunciaba este mes la apertura de una investigación a UGT por el presunto uso fraudulento de ayudas comunitarias destinadas a financiar la formación. La medida se producía apenas semanas después de que la magistrada Mercedes Alaya ordenara el registro de la sede regional de UGT en Andalucía en busca de datos sobre estos cursos. Un estado de sospecha respecto al buen uso de los fondos públicos que no ha arredrado al Ejecutivo. Y es que el Ministerio de Empleo concedió ayer subvenciones a las principales organizaciones empresariales y sindicales por un importe superior a los 53 millones de euros con el fin de sufragar estos programas.

Según consta en el Boletín Oficial del Estado (BOE) por este concepto, el sindicato que encabeza Cándido Méndez recibió sólo en el cuarto trimestre de 2013 subvenciones por importe de 23,11 millones de euros, entre los fondos que se reparten la central –que aglutina 3,35 millones– y sus diferentes federaciones. En el caso de CCOO, la dotación se sitúa en 22,73 millones de euros, de los que 3,81 son para la cabecera y el resto para la estructura sectorial. Sólo los dos principales sindicatos suman 45,84 millones. Claro que tampoco los empresarios se van de vacío, aunque manejan menos fondos. CEOE cuenta con 3,76 millones y Cepyme se queda en 3,69; en total, 7,46 millones de euros. 

La resolución del Servicio Público de Empleo Estatal, dependiente del Ministerio que encabeza Fátima Báñez, publica las subvenciones “concedidas desde el 1 de octubre al 31 de diciembre”. En el epígrafe donde se relacionan los fondos que reciben familias e instituciones sin ánimo de lucro –toda una ironía como rúbrica, en tanto familias hay pocas– figuran casi 400 organizaciones beneficiarias de dinero público destinado a la puesta en marcha de “programas de fomento del empleo” y la “formación profesional de ocupados”. Entre las agraciadas es posible rastrear una pléyade de federaciones sindicales y patronales empresariales de diferentes sectores.

'Concentración-pitada' de UGT y CCOO contra los recortes en el sector público. (EFE)
'Concentración-pitada' de UGT y CCOO contra los recortes en el sector público. (EFE)
En el caso de UGT, las federaciones que gestionarán más fondos para cursos de formación son la de Comercio, Hostelería-Turismo y Juego (FETCHTJ-UGT), con 5,58 millones de euros; la de Servicios, con 5,57 millones, y la Agraria, que sumó en el cuarto trimestre del año pasado un importe de 4,18 millones. En el caso del sindicato de Ignacio Fernández Toxo, también se lleva la palma la Federación de Comercio, Hostelería y Turismo, con 4,95 millones,  y su área de Sectores Financieros y Administrativos (Comfia), que gestionará 3,49 millones adicionales. También reciben fondos las secciones de enseñanza, metal, construcción o textil, entre otras.

Las fundaciones no se van de vacío

El departamento de Fátima Báñez también concede subvenciones a organismos vinculados a las centrales, como el Instituto de Formación y Estudios Sociales (Ifes), fundación de la UGT cuyo fin se centra “en ofrecer soluciones a la múltiples necesidades formativas de empresas y trabajadores”. Precisamente, la entidad ha estado en los últimos meses en el ojo de huracán por denuncias de irregularidades en el manejo de los fondos para estos programas. La contraparte de CCOO, la denominada Forem (Fundación Formación y Empleo Miguel Escalera), no se queda ni mucho menos atrás y acumula dotaciones para el desarrollo de sus cursos por 583.266 euros. Su división andaluza es la que sale mejor parada al tener a su disposición casi 800.000 euros extras.

Por primera vez, CCOO hacía públicos hace apenas días sus cuentas correspondientes al año 2012. De acuerdo con la información facilitada, el sindicato cerró el año con un beneficio neto de 1,05 millones de euros, después de obtener unos ingresos netos de 31,5 millones. De esa facturación, 15 millones procedían de las cuotas de afiliados, 11,4 de programas subvencionados (en esencia programa de formación y orientación para el empleo) y 4,4 de los Presupuestos Generales del Estado por su representación institucional. Del mismo modo, el informe recogía deudas de las Administraciones Públicas con la Ejecutiva Confederal por importe de 10,3 millones, agujero precisamente derivado de importes pendientes de librar por subvenciones concedidas por diversos programas formativos y proyectos europeos.

Los balances facilitados por la central revelan lo que era un secreto a voces, esto es, que los ingresos por afiliación no son suficientes para sostener la actividad del sindicato, en apuros desde que las subvenciones públicas que reciben vía Presupuestos Generales del Estado han enfilado dramáticamente la cuesta abajo. Los fondos de formación y su mejor o peor gestión han sido tradicionalmente un agujero negro en la ‘hoja de ruta’ de los agentes sociales. La última gran radiografía de CEOE, contenida en el Anuario 2010, omitía cómo se manejaban estos fondos. “En un porcentaje abrumador, con excepción hecha de la administración de los fondos de formación, la financiación de la CEOE proviene de cuotas empresariales”, se limitaba apuntar. De aquellos polvos…

Economía
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
57 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios