IBERCAJA Y POPULAR, CONDENADOS A PELEAR CON BMN POR BANCO DE VALENCIA

BBVA no se conforma con Unnim e irá a por todas con CatalunyaCaixa

La adjudicación de Unnim a BBVA, anunciada ayer por el Banco de España, no colma las aspiraciones 'catalanistas' de Francisco González, sino que éste mantiene su

Foto: BBVA no se conforma con Unnim e irá a por todas con CatalunyaCaixa
BBVA no se conforma con Unnim e irá a por todas con CatalunyaCaixa

La adjudicación de Unnim a BBVA, anunciada ayer por el Banco de España, no colma las aspiraciones 'catalanistas' de Francisco González, sino que éste mantiene su intención de ir a por todas en la próxima puja por CatalunyaCaixa, según fuentes cercanas a la entidad. Por el contrario, los dos perdedores de la batalla por Unnim, Ibercaja y Popular, quedan condenados a luchar por Banco de valencia, donde también tendrán que enfrentarse con BMN.

"Lo de Unnim no cambia nada. Si BBVA tenía intención de pujar fuerte por CatalunyaCaixa hasta ayer, la seguirá teniendo hoy", explica gráficamente una de las fuentes. Otra añade que "el BBVA tiene fijado su objetivo en CatalunyaCaixa, es su máxima prioridad en el proceso de concentración y no piensa renunciar a ella". La fusión de Caixa Catyalunya, Manresa y Tarragona, con unos 70.000 millones de activo frente a los 30.000 de Unnim, es la única que le puede proporcionar los objetivos de cuota que se ha fijado el banco en Cataluña.

Entonces, ¿por qué ha pujado tan fuerte por Unnim? Aunque algunas fuentes hablan de su tamaño y de la situación de los otros dos candidatos -inmersos en sendas fusiones- como decisivas en la subasta, otras aseguran que BBVA "ha roto el mercado" con su oferta, que le convierte en el primer banco por activos en España.

Como adelantó El Confidencial hace un mes, dos motivos han impulsado a FG a embarcarse en la aventura que culminó exitosamente ayer: la incertidumbre sobre si habrá dinero suficiente para un EPA en CatalunyaCaixa -el FGD se queda tiritando después de los 2.000 millones que se llevará para Unnim, de ahí que los bancos pidan dinero público para completar la reestructuración del sector- y la posibilidad de que Santander le 'levante' esa presa, ya que Emilio Botín también tiene interés por crecer en Cataluña.

Tras la adjudicación de ayer, circuló la teoría de que la compra de Unnim "descartaba" a BBVA de las subastas que faltan, principalmente las de CatalunyaCaixa y NovaCaixaGalicia. De hecho, hubo quien pensó que el Banco de España había cometido un error de bulto, ya que sólo quedarían dos entidades con capacidad de acudir a estas pujas -Santander y La Caixa-, con lo que podrán pedir grandes compensaciones para quedarse con ellas. Y ni el Banco de España ni el Gobierno podrán negarse a concedérselas.

Sin embargo, las fuentes consultadas aseguran que no se descarta en absoluto, sino que dará la batalla por la otra entidad catalana. Si se hace con ella, la fusionará con Unnim y establecerá una franquicia muy potente en Cataluña, donde podría intentar desafiar incluso a la todopoderosa Caixa de Isidre Fainé. Y si pierde la puja, al menos logrará mejorar su cuota en la región gracias a la adquisición de ayer. Por otro lado, Bankia pretende pujar por la caja gallega, siempre que el Ejecutivo se lo permita.

La difícil situación de Popular e Ibercaja

Más complicada es la situación de los dos perdedores de la subasta de Unnim, Popular e Ibercaja. Aunque el primero ya ha adquirido el Pastor y la segunda anunció la semana pasada su fusión con Caja3 (CAI, Caja Círculo y Caja Badajoz), ambos tienen intención de seguir creciendo y la única subasta a la que pueden acudir ahora por tamaño es la de Banco de Valencia.

Ahora bien, con todos sus problemas, Unnim se ve en el mercado como una opción mucho más atractiva que la entidad valenciana -"si Bankia se ha negado a recapitalizarla será por algo", se dice- y, además, entrarán nuevos jugadores en la puja: BMN tiene muchísimo interés y es el favorito del Gobierno en esta venta, como también ha adelantado este diario, y es posible que participen también otras entidades como Santander o Liberbank, aparte del inefable fondo JC Flowers.

Aunque Popular no podrá recuperar de momento el tercer puesto de la banca española, perdida a manos de Sabadell con la compra de CAM, quien pierde más con la derrota de ayer es Ibercaja. No le basta con Caja3 para alcanzar los 100.000 millones que se consideran el mínimo imprescindible en el nuevo mapa bancario, y debe acometer otra operación. Perdido Unnim, si no consigue hacerse con Banco de Valencia deberá acometer una fusión con una entidad mucho mayor -siempre se ha rumoreado Banca Cívica- en la que el reparto de poder será mucho más complicado.

Economía
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
9 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios