Es noticia
Menú
BBVA pujará fuerte por Unnim ante la posibilidad de quedarse sin CatalunyaCaixa
  1. Economía
SE ENFRENTARÁ AL SANTANDER POR LA CAJA BARCELONESA

BBVA pujará fuerte por Unnim ante la posibilidad de quedarse sin CatalunyaCaixa

La subasta de Unnim se anima. Aparte del mayor interés de Bankia -esta compra es una de sus opciones para cumplir las nuevas exigencias del Gobierno-, otro banco

Foto: BBVA pujará fuerte por Unnim ante la posibilidad de quedarse sin CatalunyaCaixa
BBVA pujará fuerte por Unnim ante la posibilidad de quedarse sin CatalunyaCaixa

La subasta de Unnim se anima. Aparte del mayor interés de Bankia -esta compra es una de sus opciones para cumplir las nuevas exigencias del Gobierno-, otro banco emerge con fuerza para comprar la entidad catalana: BBVA. Fuentes conocedoras del proceso aseguran que va a pujar fuerte y la explicación es el temor a quedarse sin su gran objetivo en la región, CatalunyaCaixa, por el interés del Santander en esta última entidad.

El consejero delegado de BBVA, Ángel Cano, siempre ha reconocido su objetivo de crecer en Cataluña, donde tiene una cuota de mercado muy inferior a la que posee en el resto de España. Y su principal objetivo, según confirman fuentes internas del grupo, es CatalunyaCaixa (ahora reconvertida en CatalunyaBanc), que tiene un tamaño suficiente -unos 70.000 millones de activo- para alcanzar esos objetivos de cuota.

Ahora bien, la subasta por la fusión de las cajas de Catalunya, Manresa y Tarragona está llena de incertidumbres, ya que se producirá bajo el nuevo Real Decreto de saneamiento del sector aprobado el viernes. La principal duda es si el Banco de España ofrecerá EPA (esquema de protección de activos) al comprador. Algo que sí está garantizado en el caso de Unnim, y que en principio alcanzará 5.000 millones según el cuaderno de venta, tal como adelantó El Confidencial.

Pero más allá, el mayor obstáculo que se va a encontrar Francisco González para alcanzar su principal objetivo es el interés de su eterno rival, Santander, en CatalunyaCaixa. Según confirman varias fuentes del sector, el banco que preside Emilio Botín tiene también mucho interés en crecer en Cataluña, donde tampoco alcanza la cuota de mercado del resto de España. Y por supuesto, le interesa impedir que crezca allí su oponente.

Eso puede hacer que BBVA se quede compuesto y sin novia, o forzarle a realizar una oferta demasiado agresiva que anule la rentabilidad potencial de la compra. Ante estas eventualidades, FG ha dirigido sus miras hacia Unnim, la fusión de las cajas de Sabadell, Terrassa y Manlleu, donde está realizando una due diligence tremendamente exhaustiva, según las fuentes consultadas.

"Si se queda sin CatalunyaCaixa, al menos tendrá una entidad en la región que le permitirá mejorar su situación actual; y si al final sí compra la caja barcelonesa, podrá fusionarla con Unnim y se convertirá en el segundo mayor jugador en Cataluña, por detrás de La Caixa y mano a mano con Sabadell", explica una de estas fuentes.

Popular e Ibercaja, los grandes damninficados

Este interés de BBVA reduce lógicamente las posibilidades de los demás candidatos en la subasta de Unnim. Hasta ahora, el mejor colocado era Popular, el favorito del Gobierno para esta operación y que también está analizando con mucho detalle las 'tripas' de la entidad catalana con la intención de presentar una oferta muy agresiva. Ahora bien, no tendrá nada que hacer si BBVA no se echa atrás a última hora, por la capacidad de este banco para absorber Unnim con menores ayudas.

Y quien se queda muy alejado es Ibercaja, el tercero en discordia en esta puja. Según distintas fuentes. la caja aragonesa pretende hacerse con Unnim para plantear posteriormente uan fusión con Banca Cívica en la que pueda tener el mando, ya que ahora mismo adolece del tamaño suficiente para ello. Tanto en el caso de Popular como en el de Ibercaja, quedarse sin la entidad catalana les forzaría a volver a enfrentarse por Banco de Valencia, que será la siguiente entidad nacionalizada que salga a la venta.

Bankia, menos posibilidades

Finalmente, Bankia tiene un notable interés en Unnim porque le basta para acceder al régimen especial de fusiones que contempla el Real Decreto, que da grandes facilidades para cumplir las nuevas provisiones exigidas por el Gobierno -plazo de dos años, posibilidad de realizar los saneamientos contra capital y ayudas del FROB como préstamo-. Como se recordará, existe una excepción que permite disfrutar de este régimen a entidades que sólo increenten un 10% su tamaño al fusionarse, como sería el caso de BFA-Bankia con Unnim.

Ahora bien, distintas fuentes aseguran que el Ejecutivo no ve con buenos ojos esta operación. Primero, porque no serviría para solucionar los problemas de la entidad que preside Rodrigo Rato. Y segundo, por el agravio comparativo que supondría entregar una caja nacionalizada a otra que ha recibido ayudas públicas -"el mundo al revés", según FG-, pese a que el Banco de España la haya invitado a participar en la puja.

La subasta de Unnim se anima. Aparte del mayor interés de Bankia -esta compra es una de sus opciones para cumplir las nuevas exigencias del Gobierno-, otro banco emerge con fuerza para comprar la entidad catalana: BBVA. Fuentes conocedoras del proceso aseguran que va a pujar fuerte y la explicación es el temor a quedarse sin su gran objetivo en la región, CatalunyaCaixa, por el interés del Santander en esta última entidad.