Quiere volver a ganar este torneo

El paseo de Rafa Nadal en México y el rival que le separa de su primer título del año

El balear jugará esta madrugada la final del Abierto de Acapulco (4:00) contra el joven Taylor Fritz. Nadie esperaba esta final. Rafa está arrollando, pero Fritz viene crecido. Las apuestas, claras

Foto: Rafa Nadal, desatado tras vencer a Dimitrov y pasar a la final del Abierto de Acapulco. (EFE)
Rafa Nadal, desatado tras vencer a Dimitrov y pasar a la final del Abierto de Acapulco. (EFE)

Posiblemente, un Rafa Nadal contra Taylor Fritz en la final del Abierto de Acapulco no entraba en las quinielas, pero así será. Saltó la sorpresa en el Master 500 de México. Enfrente del número dos del mundo no estará Kyrgios, vigente campeón que se retiró a las primeras de cambio, tampoco Zverez ni Wawrinka. Fritz, número 35 del ranking ATP, será el rival que separe al español de su primer título de la temporada. Otro 'NextGen' de 22 años, este con perfil bajo, pero con voluntad de dejar ya su impronta. En teoría, se atisba una final plácida para Nadal. Su torneo ha transcurrido sin sobresaltos, pues no ha tenido contendientes de enjundia. También es cierto que el balear está aplicando un tenis estupendo, imposible de igualar. Fritz solo posee un título menor, el cosechado el curso pasado en la hierba de Eastbourne, y está ante la oportunidad de su vida, que duda cabe. México se le da bien y dará el máximo, pero cualquier cosa que no sea una victoria de Nadal resultaría asombroso.

Rafa está transmitiendo tal dominio que su triunfo se da por hecho. No ha perdido un solo set en cuatro partidos y la sensación es que todavía puede meter una marcha más si la situación lo requiere. Tras caer derrotado en cuartos de Australia, el mallorquín quiere abarazar el trofeo antes de plantarse en el cemento de Indian Wells, donde competirá tanto en modalidad individual como en dobles junto a Marc López, la pareja con la que acabó coronándose campeón olímpico en Río. Rafa contará para su cometido con el total apoyo del público local. Aquí es una eminencia y nadie duda de que acabará saliendo victorioso. Desde que el torneo mutó de la tierra al cemento en 2017 el manacorí no ha podido aumentar su palmarés (dos títulos), pero la ocasión que se le presenta este domingo es la más favorable hasta la fecha.

Taylor Fritz, el rival que se antepone entre Nadal y su primer título del año. (EFE)
Taylor Fritz, el rival que se antepone entre Nadal y su primer título del año. (EFE)

Fritz no tiene antecedentes ante Rafa, nunca se han medido. Sí lo ha hecho contra Djokovic y Federer, sin éxito. Romper el gafe y lograr su primer triunfo ante un 'Big3' le encumbraría. Necesitará lucir su mejor versión física y mental. Rafa no está concediendo ni la más mínima, no duda. Ante Dimitrov en semifinales se paseó. Muchos auguraban un encuentro igualado, pues el búlgaro estaba aplicando su mejor tenis en años, pero el español desplegó sus mejores armas (excepto el segundo saque) y fue un muro imposible de saltar. Rafa finiquitó el duelo con un gran número de golpes ganadores y pocos errores no forzados. Su confianza es total. El descanso tras volver de suelo 'aussie' le ha sentado de maravilla porque desde la pasada Copa Davis (noviembre) apenas había respirado, enlazando una competición tras otra.

La hidratación, clave

El favoritismo de Nadal es evidente, pero conviene no confirarse demasiado. Fritz sacó billete para la final tras eliminar a oponentes especialistas en este terreno. Contra John Isner, excelente sacador, estiró hasta el tercer set. Acumula más cansacio, pero su edad le permite recuperar antes. La intensa calina que esta cayendo sobre el país incluso por la noche (se han llegado a rozar los 30º, con una humedad de más del 70%) también jugará un papel importante. A Rafa le interesa un encuentro rápido, sin demasiados golpes, para evitar sobreesfuerzos. Hidratarse correctamente será fundamental para mantener la lucidez en momentos apretados, si se dieran. "Será un partido difícil, él golpea muy fuerte a la pelota y tengo que estar preparado para intentar devolverla desde posiciones incómodas. Voy a ver si soy capaz de hacerlo", analizó Nadal, que está en el mejor momento de su carrera.

Las claves para, a sus 33 años y con todo hecho, seguir al máximo nivel, las tiene claras: Ilusión y pasión. "Salir a los estadios y sentir que la gente está contigo es una inyección de energía muy grande. Soy consciente que no es para siempre. Sé que el momento de no vivirlo más, al final, como es lógico, está más cerca. Son 33 años y una carrera muy muy larga, pero sigo disfrutando haciendo lo que hago. Mientras mi físico y mi cabeza me permitan seguir haciendo lo que hago de una manera competitiva, aquí seguiré", detalló el balear, que a 15.000km de distancia sigue apretando a Djokovic (está en Dubai) en la carrera por el número uno. El curso promete emociones fuertes.

Tenis

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios