primer zarpazo en un torneo atp 500

El golpe histórico de Carlos Alcaraz, la joya española que irrumpe en el tenis mundial

Entre los 500 mejores tenistas del circuito no hay ninguno más joven que el murciano Carlos Alcaraz, un jugador que apenas comienza a viajar alrededor del mundo y ya ha dado su primer zarpazo

Foto: Carlos Alcaraz al servicio en Río de Janeiro. (ATPTour_ES)
Carlos Alcaraz al servicio en Río de Janeiro. (ATPTour_ES)

Son las 3:00 de la mañana del lunes en Río de Janeiro y un niño es el protagonista absoluto. Con apenas 16 años, una edad donde las carreras ni existen, el español Carlos Alcaraz gana el primer partido ATP Tour de toda su carrera. Y no lo hace de cualquier manera. En un torneo ATP 500, la categoría de plata del circuito absoluto. Ante su compatriota Albert Ramos, el número 41 mundial y uno de los tenistas más correosos sobre tierra batida en el circuito. Y remando hasta la profundidad de la madrugada, demostrando el inmenso hambre que se oculta bajo el cuerpo de un crío. El mundo del tenis, claro, no necesita demasiado tiempo para asombrarse de arriba a abajo.

[El torneo de Róterdam que se mofa de los tenistas españoles]

Entre los 500 mejores tenistas del circuito no hay ninguno más joven que Alcaraz, un jugador que apenas comienza a viajar alrededor del mundo. Ningún tenista había batido a un Top 50 con una edad tan temprana en los últimos 17 años. Y hay que remontarse hasta 1993, nada menos que 27 temporadas, para encontrar una victoria de este calibre en manos de un chico. Este miércoles juega los octavos de final frente a Federico Coria (hermano menor de Guillermo), número 116 del mundo.

“Tiene muchísimo potencial”, declara Juan Carlos Ferrero a El Confidencial, que guía la carrera del murciano desde septiembre de 2018. El ex número 1 mundial, desde los fundamentos de la Academia Equelite, pilota desde la distancia corta los pasos de Carlos, la gran joya de la cantera española en estos momentos. “Si con 16 años está jugando a este nivel es que el potencial es muy grande, aunque el techo siempre sea difícil de prever”, señala el antiguo campeón de Roland Garros.

Alcaraz necesita creérselo

“Si tiene confianza en este nivel va a ir creyéndose que puede competir con este tipo de jugadores”, prosigue Ferrero. “No sé dónde puede acabar el año pero el potencial que tiene sinceramente creo que es muy alto”.

Con una madurez impropia para su edad, el murciano ha venido combinando torneos junior con eventos profesionales. Y ya en 2019 dejó con fuerza su huella en el ATP Challenger Tour. El año pasado, con apenas 15 años, superó al italiano Jannik Sinner en el Challenger de Alicante, convirtiéndose en el primer jugador nacido en 2003 en ganar un partido de ese nivel de competición. La siguiente semana en Murcia, ante el asombro de todos, se convirtió en el quinto jugador menor de 16 años de las últimas dos décadas en superar a un jugador Top 200.

Asesorado por IMG

Asesorado por el reconocido Albert Molina, mánager de figuras como Pablo Carreño o David Ferrer entre otros jugadores, Alcaraz cuenta con el apoyo de la compañía IMG, la empresa que asesora a mayor número de tenista del circuito a nivel mundial. Y un actor clave en el diseño de los calendarios en el tenis profesional, un impulso agradecido en las etapas de transición de los jugadores jóvenes.

“Este año va a ser muy importante para él porque puede hacer buenos resultados. Va a tener oportunidad en buenos torneos”, destaca Ferrero, consciente del horizonte que tiene entre manos. El ejemplo de Río de Janeiro es claro. El mayor evento de tenis celebrado en Sudamérica precisamente es propiedad de IMG, que también organiza importantes paradas a lo largo del calendario como Miami, Tokio o Barcelona.

Carlos Alcaraz en Río de Janeiro. (@AlcarazCarlos03)
Carlos Alcaraz en Río de Janeiro. (@AlcarazCarlos03)

Así, con un número 1 como sombra -Rafa Nadal- y un gigante estratégico de la mano, a su alrededor se levanta un equipo de primer nivel para guiar con seguridad todos los pasos de su carrera.

“El equipo alrededor tiene que hacer un trabajo muy importante. Tiene las ideas muy claras. Desde los 14-15 años en que consiguió sus primeros ATP pues le vienen haciendo comparaciones. La verdad es que es un chaval muy tranquilo, sabe que tiene que seguir en su línea. Las comparaciones muchas veces son inevitables, pero no hace ni caso a esto. Va entrenando fuerte todos los días para intentar trazar su camino. Nosotros, los de alrededor, tratamos de hacer un caparazón fuerte para que no le lleguen muchas cosas, para que trabaje bien y, a partir de ahí, pueda hacer su camino”, destaca Ferrero, una pieza ya fundamental en el crecimiento de Carlos.

“A mí se me buscó por la experiencia que he tenido como jugador profesional y porque intento ayudarle en todo lo que puedo. Por supuesto, él me pregunta muchas cosas de muchos partidos y consejos. Él sabe que he pasado por ahí en muchas ocasiones y eso le puede ayudar y mucho. Creo que tiene un equipo que le está ayudando mucho y eso es fundamental para un jugador joven y con nivel para tirar hacia adelante en buena línea”.

Lo mejor de Carlos Alcaraz

¿Qué tiene de diferente Carlos Alcaraz? ¿Por qué destaca a una edad donde la mayoría es incapaz de lograrlo?

“A nivel de golpes es muy completo. Tanto de derecha, como de revés, de fondo tiene dos tiros muy buenos. Creo que físicamente ahora está muy fuerte. Está por encima. Eso le hace jugar con mucha tranquilidad”, analiza Juan Carlos. “El desparpajo que tiene, la velocidad de bola, con la edad que tiene es lo que le hace poder competir con casi cualquiera. Eso es algo que le diferencia en nivel de otros jugadores de 16 años”.

“Es un jugador al que le gusta mucho dominar con la derecha y el revés y también subir a la red. Las pistas rápidas y de hierba le gusta jugar mucho, porque finaliza muchos puntos en la cinta. Por eso ha dicho que se identifica un poco más con el juego de Federer. Es más de ataque. Le encanta ser agresivo, acabar muchos puntos con winners y venirse para arriba para finalizar. Se identifica más con un jugador agresivo como puede ser Roger (Federer)”.

Ahora, cuando todo el ruido se sigue generando, la misión de Alcaraz es clara. No perder de vista la realidad y asumir lo que simplemente es una gran base: ser muy bueno con 16 años.

Tenis

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios