tiene el mejor 'passing shot' y es el más fuerte

Nadal, el tenista de los expertos elegidos por el 'NY Times' en un partido a vida o muerte

Un estudio entre jugadores, entrenadores y analistas publicado estos días por el New York Times ha tratado de delimitar qué tenistas son los mejores en cada una de las claves del juego

Foto: Rafa Nadal, en un torneo reciente. (Reuters)
Rafa Nadal, en un torneo reciente. (Reuters)

Si la vida depende de un jugador, que sea de Rafael Nadal. 'The New York Times' ha conducido un nuevo panel de expertos en tenis, en el que hay incluidos diez jugadores actuales, periodistas, directores de torneos, entrenadores y exjugadores, para tratar de diseccionar no solo quiénes son los mejores jugadores, que para eso ya está el ránking mundial, sino qué tenista masculino es el mejor en cada una de las artes que involucran a este deporte. Una mezcla de todos estos conceptos harían, se supone, al jugador perfecto.

"A pesar de su fragilidad física, (Nadal) sigue siendo la primera elección cuando más se necesita. Incluso con 32 años, nadie compite más duro por cada punto", explica el artículo que ya llegó a la misma conclusión en el año 2014, la vez anterior en la que habían reunido a expertos del circuito para desmenuzar el tenis del momento. Sabiendo que Nadal ganó la última pregunta -la de "¿a qué tenista pondrías a jugar un partido por tu vida?"- no sorprende que también se impusiese en la categoría "mejor juego mental" por delante de Djokovic y Federer.

Estos tres nombres se repiten, como ya ocurría cuatro años antes. El tenis no ha cambiado lo suficiente como para que la nueva generación quite de los puestos de privilegio a los veteranos, y eso es ya en sí mismo una tendencia, porque en este deporte, en las muchas décadas previas en las que se disputó, lo normal era que las grandes figuras desaparecieran más o menos pronto. Desde luego, no que en cuatro años no consiguiese aparecer nadie nuevo que se metiese entre medias. Esta vez, sin embargo, se repiten los mismos nombres, incluso no es difícil ver en clasificaciones colarse a otros clásicos como Del Porto, Murray o Wawrinka.

El segundo que mejor se mueve

Más allá de su privilegiada cabeza, Nadal sigue apareciendo como uno de los jugadores más completos que el tenis ha visto. Los votantes dicen que tiene la segunda mejor derecha, el quinto mejor revés a dos manos, es el tercer mejor retornador de servicio, el segundo mejor juego en la red, el mejor 'passing shot', el quinto mejor toque, el segundo que mejor se mueve, el jugador más duro físicamente del circuito y su derecha, especialmente desde detrás de la línea, el segundo tiro más intimidante de todos cuantos existen en el tenis actual.

En los únicos en los que no aparece nombrado son aquellos obvios para todo el mundo: primer servicio y segundo servicio. Es evidente que esta es la parte del juego que más le ha costado siempre a Nadal, tanto por sus características personales como por el hecho de que es, por encima de todo, un tenista curtido en la tierra batida, un lugar en el que es menos importante dominar esos golpes concretos.

Nadal y Djokovic, en Wimbledon. (Reuters)
Nadal y Djokovic, en Wimbledon. (Reuters)

El más resistente, a pesar de todo

Es curioso, porque hay algo en la memoria de los seres humanos que hace que algunos conceptos se mantengan en el tiempo. Nadal sigue siendo el jugador más resistente del circuito según los expertos, pero sus datos de retiradas y de quintos sets en la última temporada ya difícilmente le señalan como tal. Y es lógico, el tiempo pasa y las lesiones han acompañado demasiado a Rafa como para que no sea ya parte del grupo de los que más resisten. La memoria, sin embargo, se impone al presente y el español fue durante muchos años una presencia intimidante, poderosa, casi infatigable.

A ese peso de la memoria responde también la escasa presencia de jóvenes en las primeras posiciones. No tienen el tiempo de servicio suficiente como para que sus nombres aparezcan en la boca de los especialistas consultados, no con frecuencia al menos. Zverev, el mejor de los que vienen, que ha sido hasta número 3 del mundo, solo se encuentra listado entre los cinco mejores en una de las categorías, el revés a dos manos, donde aparece por debajo de Djokovic y Nishikori.

Djokovic, el número 1 del mundo, domina con su revés, su movimiento por la pista y su juego de retorno de servicio, categorías ambas en las que aparece en lo más alto de la lista. A él pertenece también la segunda posición en el circuito si, por lo que fuese, Nadal no pudiese disputar ese partido por tu vida. Federer, el tercer mosquetero, se aleja un poco de sus dos compañeros. De él se destaca su servicio -es el único en la lista de menos de 1.90- y su "toque" o, lo que es lo mismo, su fineza, la capacidad de jugar con velocidades y efectos, de transformar cualquier cosa en una pequeña obra de arte. El saque, por cierto, sigue siendo dominado por otro gran veterano, Isner, que según algunos participantes tiene el mejor de todos los tiempos, tanto por su potencia como por la capacidad del estadounidense de arriesgar en el mismo, algo que le convierte en el mejor con el segundo servicio también.

Ah, por cierto, Nadal no es el único español en aparecer nombrado. Todas las categorías tienen, además de los cinco ganadores, pequeñas menciones de otros que fueron nombrados y estuvieron cerca. Ahí está el "toque" de Marc López, el juego en la red de Feliciano o la durabilidad de Ferrer. Pero, un poco más allá, hay otro jugador español que se mete entre los cinco mejores de una categoría. Y no es algo menor o residual, todo lo contrario, de anécdota tiene poco.

Según los expertos, Fernando Verdasco cuenta con la cuarta mejor derecha del circuito. Además de Nadal, le superan Del Potro, que tiene un martillo, y Federer, ganador de la categoría con un golpe emblemático en la historia de este deporte. Efectivamente, Verdasco tiene un arma potentísima que le ha procurado una vída magnífica jugando al tenis. El algún momento -corto- de su carrera se reivindicó como uno de los mejores tenistas posibles. Y es que lo es. El problema, en su caso, siempre fue la consistencia, incluso el apego al deporte. Nunca su derecha.

Tenis

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios