disputará los octavos contra schwartzman

"No necesito jugar con los buenos para saber a qué nivel estoy, llevo años en esto"

Rafa Nadal explica que la ausencia de duelos contra los jugadores más competitivos no es algo que le preocupe. Está satisfecho con su andadura en el Abierto de Australia

Foto: Rafa Nadal firma autógrafos tras el partido. (Reuters)
Rafa Nadal firma autógrafos tras el partido. (Reuters)

“Yo sé a qué nivel estoy. He entrenado con gente buena cada día, no necesito jugar con ellos para saber dónde estoy. Sé dónde estoy, se cuál es mi nivel, y si no juego tan bien, se también cuál es mi nivel, son muchos años de experiencia, se lo que hay. Qué más da lo que ocurriera en el US Open”. Así de claro fue Rafael Nadal en la sala de prensa del Open de Australia después de vencer a Damir Dzumhur por 6-1, 6-3 y 6-1. Tras su próximo encuentro en tercera ronda, el español habrá jugado quince partidos consecutivos de ‘Grand Slam’ sin haberse enfrentado a un jugador dentro del Top25 del ranking ATP.

¿Necesita Nadal medirse a uno de los mejores del circuito para comprobar su nivel? En el último US Open, el español alzó el trofeo sin tener que enfrentarse a ninguna estrella consagrada en el tenis. Desde que parara de jugar en noviembre en Londres no volvió a entrenar en condiciones fuertes hasta llegar a Australia, no jugó esta pretemporada ningún torneo, y en esta primera semana de no se ha cruzado con ningún oponente que esté entre los más destacados. Pero su respuesta fue rotunda, extensa y clara. Se ve a buen nivel y el juego mostrado hasta ahora así lo demuestra.

"Aquí llevo tres días sin jugar contra un top 25, pero jugué Shanghai, jugué Pekin. Después, sí que jugué con muchos rivales que estaban en el top 10, si me apuras. No tengo esa sensación de haber estado tiempo sin ganar. Es un año nuevo. Empezamos otra vez de cero, es como una liga y la puntuación vuelve a cero”. Y efectivamente, tras el US Open jugó contra ocho jugadores clasificados dentro del Top 25 perdiendo dos. Uno de ellos fue su último partido en 2017 ante David Goffin (8) en el ATP Finals de Londres, y perdió 6-7(5), 7-6(4) y 6-4, remontando cuatro bolas de partido en el segundo set. Se retiró del torneo por molestias de rodilla derecha. Aquel partido no lo jugó en condiciones óptimas. La otra derrota fue ante Roger Federer en la final del Master 1000 de Shanghai.

En China, antes de vérselas con el suizo,venció a Jared Donalson (56), Fabio Fognini (28), Grigor Dimitrov (9) y Marin Cilic (5). Solo perdió un set ante Dimitrov en el ‘tie break’. También, justo tras el ‘Gran Slam’ en Estados Unidos, ganó el Torneo ATP 500 de China. Sus rivales fueron Lucas Pouille (23), Karen Khachanov (42), John Isner (17), Grigor Dimitrov (8) y Nick Kyrgios (19). Perdió dos sets, uno ante Dimitrov y otro ante Lucas Pouille en el ‘tie break’. A finales de octubre y primeros de noviembre ya empezarían las molestias en la rodilla en el Masters 1000 de París, donde venció a Hyeon Chung (55), y a Pablo Cuevas (36), antes de abandonar en cuartos de final.

“Son situaciones nuevas”

“De momento, he jugado tres partidos, los he ganado. Tengo otro pasado mañana, para mí es una oportunidad de competir bien y de intentar seguir jugando a un nivel alto. Espero que durante el año ya haya tiempo de jugar contra gente que esté entre los 25 (primeros), y si es así querrá decir que estoy en rondas avanzadas”. Nadal explica que su preparación se ha basado en horas de prácticas y horas jugando sets con diferentes jugadores. Estando en Mallorca no entrenó jugando sets, y no fue hasta llegar a Australia cuando comenzó a hacerlo. “Son situaciones nuevas que uno tiene que volver a coger”, explicó.

Toda esta prevención formó parte del plan para recuperarse de su rodilla y de momento funciona. “Hemos hecho las cosas bien, hemos trabajado progresivamente durante todo diciembre para intentar llegar lo mejor posible dentro de no arriesgar, y en general, las cosas están saliendo bien. Creo que hice buena preparación. Yo me marco el plazo del día a día y más cuando uno viene de una situación como de la que vengo del año pasado, haciendo lo que uno puede hacer cada día, y estos son mis plazos”.

“En el primer set cuando he jugado al nivel que he jugado, a él le costaba seguirme, y eso es una buena señal”. Dzumhur ha sido el rival más incómodo de los tres a los que se ha enfrentado Rafa Nadal en Melbourne. Cada uno le ha ido exigiendo un poco más y él ha respondido sin problema alguno. El tenista español sumó 28 golpes ganadores y 18 errores no forzados, diez más que el pasado día, pero siguen siendo pocos. “En general, ha sido un partido bueno”, señaló contento el manacorense, contento con su nivel de juego. También tuvo algún pero: “Ha habido algunos juegos con mi servicio que he encadenado sin hacer daño, y no tenía la sensación de dominar al 100% pero a ver… no me gusta ser crítico, he ganado 6-1, 6-3, 6-1. No se puede analizar mucho más allá”.

“Es buena gente, lo más importante en este mundo”

Su rival en cuarta ronda será el argentino Diego Schwartzman, a quien ha vencido en las tres ocasiones en que se han enfrentado, y que se deshizo de Dolgopolov por 6-7 (1), 6-2, 6-3 y 6-3. Con el argentino le une una relación especial. ¿Cómo se tomará el partido Rafa Nadal al jugar contra un amigo? “Como cualquier otro partido. Desde el aprecio que tengo hacia Diego”, respondió el manacorense sin sorpresa. Dentro de la pista es un rival más a batir. “Es una persona que es, ante todo, buena gente, que es lo más importante en este mundo más que jugar bien a tenis. Es una persona, simpática, educada, buena gente y que encima juega bien al tenis. Mi forma de encarar el partido es igual que cada día, pero con un poco más de cariño y respeto con alguien que tengo una buena relación”.

El argentino mide 1’70, el más pequeño del torneo. Nadal dice de él que “tiene una gran seguridad en su juego, comete muy poco errores, hace muchas cosas muy bien, es un jugador completo”. El año pasado llegó a cuartos del US Open donde perdió contra Pablo Carreño. La estrategia a seguir para derrotarlo será la misma que en anteriores días. “Es un poco como siempre. Yo normalmente tengo éxito cuando consigo jugar a ese ritmo superior que a la gente le cuesta un poquito seguir. Esa intensidad extra que puedo dar, y esa velocidad de crucero que, cuando lo consigo poner con seguridad y con intensidad, sobre todo, con el 'drive', es donde puedo llegar a marcar esas diferencias. Sino, claro que puedo ser buen jugador pero soy un jugador más normal”.

Tenis

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios