HA HECHO CRECER A LO GRANDE A INDIAN WELLS

Larry Ellison, el millonario que 'derrocha' su fortuna en mujeres, coches... y en el deporte

El quinto hombre más rico del mundo ha invertido su fortuna en el deporte, financiando, entre otros, proyectos como la Copa del América o Indian Wells

Foto: Larry Ellison viendo un partido de la presente edición de Indian Wells.
Larry Ellison viendo un partido de la presente edición de Indian Wells.

Temperaturas diurnas cercanas a los 35 grados, situado en medio del desierto y con una población de 5.000 personas, muchas de ellas sin ningún interés por el tenis. Éstas son las características de base con las que partía Indian Wells pero, lo cierto, es que en los últimos años se ha convertido en un torneo de referencia. ¿Quién es el artífice de tal éxito? Pues no es, ni más ni menos, que del visionario Larry Ellison. La quinta persona más rica del mundo, según la revista Forbes, decidió invertir en este torneo hace un par de años y lo ha convertido en un oasis en mitad del desierto.

Nacido de la nada en 1976, Indian Wells comenzó disputándose en Tucson (Arizona), con la intención de conseguir recursos para financiar la Asociación de Tenistas Profesionales. Pero pocos años después, sería trasladado al Valle Coachella (California), momento a partir del cual empezó a crecer como torneo. Charles Pasarell haría que, con el paso de los años, éste se fuera convirtiendo en un campeonato atractivo para los tenistas. Pero su verdadera explosión no llegó hasta 2009, cuando Larry Ellison se hizo con éste Masters 1.000 para convertirlo en un verdadero paraíso deportivo.

Tener la segunda pista con mayor capacidad del mundo -con 16.000 espectadores- y la primera en instalar el 'Ojo de Halcón', son algunas de las cualidades que lo han convertido en uno de los pioneros del tenis. Pero Larry Ellison ha ido más allá: Indian Wells puede presumir de tener las mejores instalaciones de un torneo de sus características, en las que cuenta con hoteles, spas, restaurantes de lujo y un circuito de golf, entre otras cosas. El magnate norteamericano lo ha convertido en el quinto 'Grand Slam', un verdadero espectáculo que nadie quiere perderse.

Así es el campo de golf montado en Indian Wells
Así es el campo de golf montado en Indian Wells

Su éxito, gracias a las bases de datos

Indian Wells se ha convertido en la guinda del pastel del proyecto de Ellison. Amante del deporte, de la velocidad, del cine y, cómo no, de las mujeres, el norteamericano ha conseguido formar un gran imperio de la mano de su empresa, Oracle. De familia desestructura, nunca conoció a su padre biológico y no tiene ningún recuerdo de su madre, pues con sólo 9 meses fue adaptado por su tía. De hecho, su apellido es el mismo que el de su tío, que era de origen ruso, y decidió adoptar Ellison por Ellis Island, el lugar por el que había conseguido entrar en Estados Unidos de manera ilegal.

Desde muy joven, pronto se interesó por una de las ciencias emergentes: la informática. A partir de ahí, a base de talento, el joven Larry fue pasando de empresa en empresa, hasta que descubrió que había llegado el momento de formar su propia compañía. Así, en 1977 creó Relational Software, cuyo principal objetivo se basó en la creación de bases de datos, y su crecimiento exponencial vino después de que la CIA decidiera implementar este sistema. A partir de ahí, sus ingresos se multiplicaron, y llegó el cambio de nombre: Oracle, en 'honor' a un proyecto fracasado en su última empresa, Ampex.

A partir de ahí, la empresa comenzó a diversificar sus productos y su creador, Larry Ellison, empezó a ver cómo aumentaban sus ingresos de manera cuantiosa. En pocos años, pasó de ser un modesto consultor a convertirse en millonario. Con una importante cuenta corriente, empezó a dar rienda suelta a sus 'vicios', una situación que a día de hoy sigue engrosando: amante del lujo, puede presumir ser el quinto hombre más rico del Planeta, sólo por detrás de Bill Gates, Carlos Slim, Amancio Ortega y Warren Buffett. Su fortuna está estimada en cerca de 48.000 millones de dólares.

Larry Ellison, celebrando el título de la Copa del América
Larry Ellison, celebrando el título de la Copa del América

Los vehículos, una vía de entrada hacia el amor 

Reconocido mujeriego, Ellison ha sido considerado por varias revistas de moda como uno de los 100 hombres más atractivos del mundo. Casado en cuatro ocasiones y con muchas otras relaciones conocidas, no ha dudado en juntar ambas pasiones. Con un garaje en el que cuenta con más de 50 coches, entre los que se cuentan Ferrari, Porsche y McLaren, las 'malas lenguas' aseguran que uno de los métodos que tradicionalmente ha utilizado Ellison para conquistar el amor de algunas mujeres se ha basado en regalarla un coche de alta gama. Pero no es su única pasión.

Ellison también es un amante del mar. De hecho, es el dueño del Team Oracle de la Copa del América, un equipo que ha ganado la competición en sus dos últimas ediciones, siendo la última de ellas una histórica remontada ante el Team New Zealand. De igual manera, posee el tercer yate de mayor eslora del mundo, el 'Rising Sun', con una longitud de 138 metros y un coste en su construcción de 377 millones de dólares. E incluso va más allá: ha comprado una isla en Hawai -Lanai Island-, donde en 2015 tiene previsto crear un festival de cine para poder darle visibilidad.

De hecho, este festival va con vistas a ayudar a su hija Megan, que se ha convertido en productora de películas en los últimos años. De momento, cuenta con 18 films, entre los que cuenta con cintas como 'Zero Dark Thirty' o 'La gran estafa americana'. Además, cuenta con una impresionante colección de aviones, entre los que cuenta con algunos originales de la II Guerra Mundial, que a día de hoy incluso utiliza a modo de 'hobby'. Así es el dueño de Indian Wells, Larry Ellison, un magnate millonario que ha creado en el desierto un oasis para los tenistas.

Tenis
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios