Es noticia
Menú
El pádel argentino rememora su 'boom' con la visita del World Padel Tour
  1. Deportes
  2. Pádel
se celebra el buenos aires padel master

El pádel argentino rememora su 'boom' con la visita del World Padel Tour

Buenos Aires acoge la antepenúltima cita del año y recuerda los años dorados del pádel argentino. Entre finales de los 80 y mediados de los 90, este deporte fue de los más practicados en Argentina

Foto: Imagen de la pista principal instalada en La Rural de Buenos Aires (David Fernández/EFE)
Imagen de la pista principal instalada en La Rural de Buenos Aires (David Fernández/EFE)

Durante las últimas tres décadas, el pádel no ha parado de evolucionar. Han cambiado las normas, las pistas, los materiales, etc. Una de las pocas cosas que siguen siendo iguales es que los mejores jugadores son, en una amplia mayoría, argentinos. Pero con una pequeña diferencia: hace 25 años jugaban en su país y ahora lo hacen en España. Por eso cada torneo en Argentina es algo más que una competición; es un reencuentro con familia y amigos. Esta semana se está produciendo uno muy especial con el Buenos Aires Padel Master, antepenúltima cita de la temporada del World Padel Tour.

A mediados de los 90, España tomó el relevo de Argentina como principal centro del pádel. El deporte que el empresario mexicano Enrique Corcuera inventó en Acapulco en los 70 y que luego su amigo Alfonso de Hohenlohe introdujo en España comenzó a extenderse de manera imparable desde la Costa del Sol al resto del país. José María Aznar lo jugaba y la burbuja inmobiliaria se encargó de esparcirlo por toda la geografía: ninguna urbanización sin su pista. El resultado es un deporte más practicado que el tenis, el baloncesto o el fútbol sala, según la última Encuesta de Hábitos Deportivos que elabora el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, y un ambiente profesional en constante crecimiento.

Pero antes de todo eso, Argentina fue el vergel en el que el 'paddle', como lo llaman allí, floreció como no lo ha hecho en otro lugar, tampoco en España. "Si algunos todavía dicen que el running es una moda, no saben entonces lo que fue el paddle en el cierre de los ochenta", escribió esta semana el periodista Marcelo Gantman en 'La Nación'. "Los conteos informales hablaban de 3 millones de jugadores y una élite profesional que no alcanzaba para satisfacer los pedidos de presencias en torneos y exhibiciones. Tenían la popularidad de estrellas de los reality shows antes de ser inventados. Las marcas pagaban lo que les pidieran con tal de patrocinar los circuitos. El ritmo de construcción de canchas desbordó toda planificación", relataba.

De los 20 primeros clasificados del ránking masculino del World Padel Tour, 15 nacieron en Argentina

Pero todo eso se acabó de repente. La fiebre pasó, la situación económica empeoró y los mejores jugadores argentinos emigraron a España, donde han dominado el pádel durante los últimos 20 años. Un vistazo rápido al World Padel Tour puede llevar a la conclusión de que el pádel es un deporte jugado por argentinos que se practica en España. No sería errónea: el circuito celebra la mayoría de pruebas en suelo español, pero de los 20 primeros jugadores del ránking masculino, 15 nacieron en el país sudamericano (en la categoría femenina la proporción es mucho más pequeña).

En los últimos estertores del 'boom' argentino dieron sus primeros pasos jugadores que todavía siguen siendo muy importantes. Es el caso de Juan Martín Díaz, que ya era profesional en 1994, Fernando Belasteguín, Cristian Díaz, Matías Díaz... Todos ellos dieron el salto a España para continuar con sus carreras, y aún hoy compiten en el World Padel Tour. Los dos primeros, Juan y Bela, formaron la mejor pareja que ha conocido este deporte y fueron números 1 durante 13 años (2001-2014), posición que ha mantenido el segundo los dos últimos años junto a Pablo Lima.

placeholder Fernando Belasteguín atiende a los espectadores en el Buenos Aires Padel Master (David Fernández/EFE)
Fernando Belasteguín atiende a los espectadores en el Buenos Aires Padel Master (David Fernández/EFE)

"El pádel está en un lugar que la gente lo está volviendo a practicar, lo está volviendo a ver, y no me cabe la menor duda de que en unos años va a ser un deporte tan practicado como fue en esa época del 'boom", declaró a 'Efe' Belasteguín. Su presencia en La Rural, sede del Buenos Aires Padel Master, es una de las principales atracciones. La semana pasada, el argentino se perdió por lesión en el Mendoza Open, el primer torneo de esta minigira argentina, pero se recuperó a tiempo para la cita bonaerense, donde él y Lima quieren seguir con su racha: solo han perdido un torneo en todo el año.

Hay una gran expectación por el Master, que fue declarado de interés turístico nacional. Las gradas montadas en el recinto ferial bonaerense recibirán a 9.000 personas que agotaron las entradas para el fin de semana. Belasteguín espera que sirva como punto de inflexión para relanzar un deporte que hace mucho que vivió su mejor época en Argentina, pero que en los últimos está creciendo. "Va a ser un antes y un después del pádel profesional. No solo por el espectáculo que podamos dar y que la gente pueda venir a ver, sino por el entorno, por el marco, por lo que significa estar en un lugar tan tradicional en Buenos Aires (...) Ojalá a partir de acá empecemos a demostrar que es un deporte que está en plena expansión mundial".

Durante las últimas tres décadas, el pádel no ha parado de evolucionar. Han cambiado las normas, las pistas, los materiales, etc. Una de las pocas cosas que siguen siendo iguales es que los mejores jugadores son, en una amplia mayoría, argentinos. Pero con una pequeña diferencia: hace 25 años jugaban en su país y ahora lo hacen en España. Por eso cada torneo en Argentina es algo más que una competición; es un reencuentro con familia y amigos. Esta semana se está produciendo uno muy especial con el Buenos Aires Padel Master, antepenúltima cita de la temporada del World Padel Tour.

Noticias de Argentina
El redactor recomienda