campeón olímpico en río de janeiro

Marcus Walz, campeón olímpico y mundial: "El piragüismo es el deporte rey de España"

El campeón olímpico acaba de ganar en la República Checa su primer oro mundial junto a su compañero Rodrigo Germade

Foto: Marcus Walz ganó el oro en Racice (República Checa) junto a Rodrigo Germade. (EFE)
Marcus Walz ganó el oro en Racice (República Checa) junto a Rodrigo Germade. (EFE)

"De recreo". Así eran aquellos veranos en Portopetro cuando, junto a su mejor amigo, navegaban por la costa balear. En Santañy, allá por el 2005, el Mediterráneo estaba nutriendo a uno de los mejores deportistas españoles de la actualidad. Lo que no eran más que "vueltecitas" supusieron los primeros abrazos al mar de Marcus Walz. No superaba los doce años de edad, pero desde entonces siempre se interesó por competir a un alto nivel. Estrenó su casillero de buenos resultados en las pruebas autonómicas, para diez años después proclamarse campeón del mundo. Marcus acaba de ganar el oro en K2 500 y la pata en K4 500 en los Mundiales de Piragüismo. En ambas pruebas, Rodrigo Germade fue su escudero. "En lo que se refiere a resultados, el piragüismo es el deporte rey de España", declara el campeón olímpico en una charla con El Confidencial.

Una sorpresa. El palista, de padre británico y madre alemana, y su compañero asturiano consiguieron subirse al peldaño dorado con menos de un mes de entrenamiento. "Nuestro objetivo prioritario era el K4 500 metros", dice, y no esta nueva categoría que acaba de estrenarse para este ciclo olímpico. "Vimos que lo podíamos compaginar por horarios y decidimos entrenar, pero no pensábamos que íbamos a poder llegar tan lejos", confiesa a este periódico. En el Labe Arena de Racice, un canal recientemente renovado para la competición, se impusieron a los húngaros Bence Nádas y Sándro Totka​, quienes ostentan el récord mundial: "Fue una pasada ganarles en el evento más importante del año".

Rodrigo Germade (izq.) y Marcus Walz (derech.) en el podio. (EFE)
Rodrigo Germade (izq.) y Marcus Walz (derech.) en el podio. (EFE)

"Fue un carrerón, pero fueron superiores", declaró Walz en relación a la segunda posición que consiguió en la categoría en la que él y sus compañeros se entrenaron desde que comenzó la temporada. El equipo alemán, capitaneado por Max Rendschmidt, campeón olímpico y mundial, junto a Liebscher, Rauche y Lemke, fue el único superior al propio Cooper y a sus compañeros Cristian Toro, Carlos Garrote y Rodrigo Germade, quienes entraron en meta con menos de un segundo de distancia con respecto a los primeros. "No sabe muy bien, pero estoy contento", reconoce el deportista de 22 años, que no pierde el hambre de victorias. Marcus, a pesar estar en plena etapa de transición postolímpica, decidió no levantar el pie del acelerador para mantener su fortaleza física: "Me puse las pilas después de los Juegos y, a nivel individual, estoy muy contento".

En lo más alto: mantener la motivación

"Te das cuenta de lo que eres capaz de hacer y de que el duro entrenamiento merece la pena". Bronce en 2014, plata en 2015 y oro en 2017, pero, sin duda, la maduración deportiva le llegó con su oro olímpico en la modalidad K1 1000 metros. En Río de Janeiro, con tan sólo 21 años, vapuleó por la calle 7 a sus rivales en una remontada para recordar. Cooper suele salir como un cohete, pero a los 250 metros, cuando está en cabeza, relaja el ritmo y no vuelve a alimentar su motor hasta la recta final. En Río iba quinto cuando faltaban 250 metros, pero cruzó la línea de meta en primera posición, por delante del checo Josef Dostal​. Desde entonces, sigue en lo más alto: "Ahora soy mucho más profesional", reconoce a este periódico.

Tres años antes le es imposible analizar su participación en los Juegos Olímpicos de Tokio, pero concluye que su ambición si estará intacta. "Espero traer al menos una medalla", dice el joven piragüista. Sin embargo, mantener la motivación es algo que se le antoja difícil: "Cuesta un poco, pero el objetivo es mantener mi posición actual". De momento, Marcus prefiere no hacer predicciones y se adhiere a la consigna del 'partido a partido'. "¿Repetir oro? La prioridad es entrenar para el K4 500, veremos si los horarios me dejan compaginar el K1, pues son proyectos muy distintos", concluyó diciendo.

Otros deportes

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios