el futuro de los dos hermanos en motogp

El debut de Álex Márquez con Honda (sin patrocinador) y el talón de Aquiles de Marc

La inesperada llegada de Álex Márquez al Mundial de MotoGP pondrá a prueba la capacidad de concentración de Marc Márquez, quien será su 'rival' y compañero en Honda para 2020

Foto: Álex y Marc Márquez, este domingo en Cheste. (EFE)
Álex y Marc Márquez, este domingo en Cheste. (EFE)

A estas alturas aún se debate cuál será el destino de Álex Márquez la próxima temporada, pero lo que resulta ya indudable es que el menor de los hermanos Márquez será piloto de MotoGP en 2020, con Honda. Ahora está por ver qué colores lucirá. En la noche del sábado corrían las apuestas: ya era vox populi que Alex tenía confeccionado un mono para las pruebas del próximo martes, pero la gran apuesta era conocer los colores. En cualquier caso será un mono neutro, sin patrocinadores, porque todo ha sido tan precipitado que quedan muchos flecos.

Parece ser que para empezar, en las pruebas del próximo martes, con las que darán comienzo oficialmente la pretemporada 2020, Márquez rodará con la moto de Takaaki Nakagami, el otro gran aspirante a la plaza que deja libre Jorge Lorenzo con su retirada. Porque ambos son los verdaderos candidatos a este puesto, dos pilotos jóvenes, de porvenir, que es lo que necesita en estos momentos Honda para seguir construyendo su futuro.

Las virtudes de Márquez se explican por sí solas: nada menos que un doble campeón del mundo, una hoja de servicios que ningún piloto de su generación está en condiciones de igualar. A Nakagami lo avala su nacionalidad. Honda no tiene un piloto japonés en su equipo de fábrica desde hace 17 años (Tohru Ukawa), cumpliendo con esa vieja tradición de HRC de tener a un hombre de confianza en el equipo (Katayama, Yatsushiro, Itoh, Okada, Aoki…).

El campeón del mundo de Moto2, Álex Márquez, tras la caída. (EFE)
El campeón del mundo de Moto2, Álex Márquez, tras la caída. (EFE)

Nakagami, que llegó al Mundial de la mano de Dorna gracias al programa MotoGP Academy, destinado a incentivar el crecimiento de pilotos de diferentes nacionalidades, ha contado con el respaldo de Honda en su paso por Moto2 y su ascenso a MotoGP, y ha hecho una más que razonable temporada a lomos de la única Honda RC213V que no era un modelo 2019. Y reclama una oportunidad. A pesar de estar lesionado, acudió a Cheste para una reunión con HRC, donde presumiblemente le han expuesto los planes que Honda tiene para su futuro.

¿La debilidad de Marc Márquez?

Marc Márquez no dudó en postular a su hermano como sustituto de Lorenzo. Meses atrás, cuando ya se especulaba sobre su posible paso a MotoGP en 2020, se consideró que no era el momento oportuno porque no había sitio en ningún equipo oficial, y por tanto era mejor esperar a que cumplieran los contratos y poder plantearse el salto en 2021. Pero ahora el discurso es otro. Cuando se hizo oficial la renuncia de Lorenzo y se comenzó a especular con su posible sustituto, Marc fue el primero que no dudó en poner sobre la mesa el nombre de Álex.

No cabe duda que el ruido mediático que ha generado este movimiento ha afectado al menor de los Márquez, que ha completado el fin de semana más desconcertante de todo el campeonato, con su peor clasificación en parrilla (15º) y una carrera de menos a más que terminó en caída. Realmente ha estado muy descentrado con tanta especulación.

El poder de Marc en Honda

La apuesta de Marc por su hermano es un pequeño pulso que Márquez le echa a Honda. Como cuando pidió que se incorporara a su estructura todo el equipo técnico que lo había acompañado en Moto2. Sólo aceptaron a Santi Hernández, y cuando Márquez se coronó por primera vez en 2013, en el año de su debut, consiguió que HRC se plegara a sus intereses y recuperó a toda su gente. Poco a poco, con la seguridad que ofrecen los resultados, Márquez ha ido ganando espacio y autoridad dentro del Honda, y es capaz de plantear cosas que ningún otro piloto osaría pedir a su marca. Como que fichen a su hermano.

Los hermanos Marc y Älex celebrando sus títulos en Cervera. (EFE)
Los hermanos Marc y Älex celebrando sus títulos en Cervera. (EFE)

Pero su hermano –ojo, Álex Márquez ya no es sólo “el hermano de Marc”- es todo un campeón con proyección. Lo sorprendente es ver a dos hermanos en el seno del mismo equipo, y menudo equipo… A falta del anuncio oficial, el sentir general en el paddock de Cheste es que hay muchas posibilidades de que los dos hermanos formen pareja en 2020.

A partir de ese momento habrá que comprobar hasta qué punto la presencia de Alex en el mismo garaje puede ser una debilidad para Marc, porque como hermano mayor (con 26 años, tres más que Álex) y principal consejero de Álex, habría que ver cuánto puede llegar a distraer a Marc la compañía de su hermano. Y, en el caso de que el resultado no sea positivo, hasta qué punto puede eso le puede pasar factura a Marc, en forma de desgaste o desatención de sus propios intereses. Partimos del hecho de que todos son profesionales, pero también humanos y tienen su corazón. Yo no me imagino a Marc dejando desatendido a Álex en un momento de duda. ¿Podría llegar a ser ese su punto débil? ¿Está dispuesta Honda a asumir el riesgo?

Motociclismo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios