Se ha labrado su propia carrera

Por qué el campeón Álex Márquez rechaza MotoGP (y el futuro junto a su hermano)

El pequeño de los Márquez ganó el título de Moto2 tras cruzar segundo la meta de Sepang (Malasia). Marc celebró con él la nueva conquista familiar. Continuará en la categoría un año más

Foto: Álex Márquez sube al podio como campeón del mundo de Moto2. (EFE)
Álex Márquez sube al podio como campeón del mundo de Moto2. (EFE)

En las últimas semanas Álex Márquez, que lideraba con autoridad desde el pasado Gran Premio de Alemania (julio) el campeonato de Moto2, ha sentido de cerca la presión de conseguir un título que llevaba persiguiendo durante cinco largos años, tras haberse coronado campeón del mundo de Moto3 en 2014. Si bien en Australia vivió uno de sus momentos más delicados, con dificultades para coger su ritmo y tan atenazado que parecía irreconocible, el menor de los Márquez siempre ha contado con el aliento y el apoyo de todo su entorno, especialmente de Marc (hoy segundo tras Viñales en MotoGP), que se presentó de inmediato en el box de Phillip Island para apoyarle.

En Sepang, desde el primer día todo se ha desarrollado de forma favorable, siempre en vanguardia, con ritmo y arrancando desde la pole. Pero la tensión, inevitable cuando hay un cetro de por medio, volvió a aflorar en una carrera difícil pero bien gestionada por Márquez, que ha sabido controlar las diferencias y coronarse campeón del mundo por segunda vez en su carrera, también el mismo curso que su hermano Marc. Otro hito para los Márquez.

Desde que empezó en las carreras, Álex ha tenido que cargar con el sambenito de ser “el hermano de Marc”. Ha seguido sus pasos fielmente, de la mano del mismo equipo humano, y no sin dificultades ha conseguido replicar los éxitos del de Repsol-Honda. Pero nunca, absolutamente nunca ha ejercido de “hermano de”. Al contrario, ha sabido hacer su propio camino. “En 2015 y 2016 me caía y no entendía nada, pero ha habido gente que me hecho creer”, decía tras la carrera.

Su solidez en la parte central de la temporada ha sido fundamental para la resolución del título y eso es lo que cuenta. Este domingo le bastó con entrar segundo en meta. Lo malos momentos han quedado atrás. Desde el GP de Aragón no subía al podio, pero ha superado todas las complicaciones de forma brillante, con fortaleza y resolución. Todo esto le hará mucho más fuerte de cara al futuro, que se presenta prometedor.

Álex Márquez llega al parque cerrado como nuevo campeón del mundo de Moto2. (EFE)
Álex Márquez llega al parque cerrado como nuevo campeón del mundo de Moto2. (EFE)

No subirá a MotoGP

Hace ya tiempo que MotoGP llamó a su puerta, pero Álex Márquez ha preferido esperar. Es muy difícil resistirse y no sucumbir a la tentación, pero él tiene claro que sólo lo hará en el momento adecuado y con la moto adecuada. A mitad de temporada confirmó que seguiría un año más en Moto2 y, pese al constante 'runrún', no se arrepiente de su decisión. El desafío en 2020 tampoco es pequeño: no es sencillo repetir título en la categoría intermedia, aunque Johann Zarco sí lo consiguió.

Después, en 2021, sí llegará el momento de progresar a la máxima cilindrada, donde se encontrará con su hermano. Hay mucha especulación sobre su futuro y no pocas voces se aventuran a decir que todo está organizado para que termine en el mismo garaje que Marc. Para todos sería ideal, pero eso mucho decir… Lo que tiene claro Álex es que cuando llegue la hora lo hará con las máximas aspiraciones, porque de nada sirve aterrizar en un equipo satélite si se quiere aspirar al Mundial. En la era MotoGP el único campeón que entró en la categoría en un equipo así fue Casey Stoner. Más tarde, el australiano necesitó saltar a un equipo de fábrica para coronarse.

Álex Márquez y su equipo, celebrando el segundo campeonato de su carrera. (EFE)
Álex Márquez y su equipo, celebrando el segundo campeonato de su carrera. (EFE)

Su futuro está claramente orientado hacia Honda porque en Yamaha los Márquez tienen bloqueada la entrada. En Honda tiene el conocimiento de las siete temporadas de experiencia de su hermano, las relaciones, el contacto… Ya rodó con una RC213V hace unos años tras ganar el título de Moto3. HRC le autorizó a dar unas vueltas con la segunda moto de su hermano, junto al que rodó un buen rato. También estuvo un invitado inesperado: Valentino Rossi. Eran los días de vino y rosas entre ellos.

La competitividad de Moto2 no hará fácil la tarea de renovar la corona. Álex Márquez tendrá que enfrentarse a este nuevo desafío, salir airoso y no perder inercia para entrar en MotoGP. Por lo general, el campeón de Moto2 no espera para subir a MotoGP, a veces los campeones han subido precipitadamente a pesar de no contar con material de fábrica. Márquez sigue los pasos de Márquez. Ha aprendido a esperar.

Motociclismo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios