Se retira un gran campeón

La ovación de Cheste a Jorge Lorenzo en su adiós y el broche de oro de Marc Márquez

El balear cierra su aventura en el motociclismo con una 14º posición. Sumó dos puntos para Honda en la pelea por el Mundial de equipos. Marc Márquez ganó sobrado. Victoria 12, la guinda del año

Foto: Jorge Lorenzo saluda a los aficionados que le vitoreaban en la ceremonia de entrega de premios. (EFE)
Jorge Lorenzo saluda a los aficionados que le vitoreaban en la ceremonia de entrega de premios. (EFE)

Fabio Quartararo se acordará del año de su debut como aquella gran temporada en la que estuvo muy cerca de conseguir su primera victoria en MotoGP y un extraterrestre llamado Marc Márquez le cerró la puerta una vez tras otra: San Marino, Tailandia, Japón...y ahora también Cheste. El francés partió desde la pole (la sexta del curso) con ganas de bautizarse en la última carrerra de la temporada y se quedó de nuevo con las ganas. Marc le adelantó con clase a menos de 20 vueltas, le metió cierta distancia, la conservó y a falta de 10 giros para la bandera a cuadros la amplió para sumar su victoria número 12. Fácil. Vaya año, el mejor de su carrera: octavo cetro y récord de puntos de un piloto en MotoGP. Miller, de Ducati, cerró el podio valenciano.

El de Cervera no quiso cerrar el curso sin ponerle la guinda, un detalle. Él solo le ha regalado el triplete más preciado a su fábrica, Honda: título individual, por constructores y equipos. Al otro lado del box ha tenido a un compañero desgraciadamente ausente, Jorge Lorenzo, décimo cuarto en su despedida, que apenas ha sumado. El balear se retira del motociclismo con otro mal resultado, ligeramente suavizado por las caídas de Crutchlow, el novato Lecuona, Petrucci y también Zarco, quién la cúpula de Honda barajó como su sustituto en 2020. El galo no montará finalmente la RC213V, lo hará Álex Márquez. No es oficial, pero sí oficioso: el hermano menor de Marc y actual campeón de Moto2 con la Kalex del Marc VDS subirá a la 'primera división' de MotoGP, algo que en principio había aplazado al 2021.

Lorenzo agradece las muestras de cariño del público de Cheste en su despedida del Mundial. (EFE)
Lorenzo agradece las muestras de cariño del público de Cheste en su despedida del Mundial. (EFE)

"Echaré de menos todo esto"

Lorenzo le dio dos puntos a los del ala dorada con su 14º posición en Cheste y, posteriormente, plantó la última bandera de su vida, la 'Lorenzo's Land', en la grava, frente a los miles de seguidores que le ovacionaron y le dieron las gracias por tantos años de espectáculo en los que dignificó su deporte, compitió y ganó a los mejores de la era moderna. Para el recuerdo sus batallas con Rossi, Stoner, Dovizioso, Marc Márquez y, sobre todo, Dani Pedrosa. La rivalidad que dividió a España durante la década pasada y parte de la actual (Mundial 2012). Al final, tan amigos. Dani le dedicó unas emotivas palabras por sus redes sociales este pasado viernes: "Te deseo lo mejor. Fue un honor ser rival de un campeón como tú". El catalán adjuntó incluso una foto de ellos estrechándose la mano sonrientes en un podio. El gesto eriza la piel.

Mientras Marc encendía la traca fallera en el circuito, Lorenzo entraba en su box. Le invadía la emoción, aunque la ocultó bien. Recibió un abrazo de Alberto Puig, también de su mecánico de toda la vida, Juan Llansá, y por supuesto del CEO de Dorna, Carmelo Ezpeleta. Antes de la carrera, y a los micrófonos de DAZN, afimó estar algo nervioso. Después, ya más relajado y con una camiseta conmemorativa, se sinceró: "Echaré de menos todo esto". Luego se acercó al podio, sin dejar en ningún momento de sonreír, a celebrar con todo el equipo la triple corona y la nueva victoria de Márquez, que le señaló desde lo alto con el pulgar hacia arriba. "No se merece por lo que ha pasado. Ha sufrido mucho. La decisión que ha tomado tiene valor porque demuestra que es un campeón", comentó posteriormente el '93'.

Lorenzo, con 32 años, se marcha en busca de un destino de sol y playa para desconectar y pensar en su futuro. Dos temporadas de altibajos con Ducati y esta última de penurias con Honda, donde ha sufrido lesiones y caídas muy feas, le han bastado. Jorge se hace a un lado tras alzar tres campeonatos de MotoGP y otros dos de 250cc. Derbi (¡qué recuerdos!), Aprilia, Yamaha, Ducati y Honda; las marcas que han tenido la suerte de verle pilotar. Tras Álex Crivillé, el primer español en volver a ganar un Mundial en la máxima cilindrada (2010). Con él, Pedrosa y también Toni Elias el aficionado nacional se volvió a enganchar a este deporte. "Thank you, Jorge", el cartelón que le mostró su staff en la misma línea de meta. No se merece otra cosa.

opta

Motociclismo
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios