Tiene dolorida la espalda

"No respiraba bien". Caída y resurrección (en la 'qualy') de Marc Márquez en MotoGP

El '93' se golpeó fuerte contra el asfalto tras salir despedido de su Honda en la primera sesión de entrenamientos. Salió indemne y, tras la 'qualy' de este sábado, partirá tercero en carrera.

Las imágenes estremecen. La impresionante caída que sufrió Marc Márquez el viernes durante la primera sesión de libres correspondiente al GP de Tailandia le podía haber costado un serio disgusto. El español, que se quedó apoyado sobre sus brazos y rodilas durante un minuto antes de reincorporarse, visitó primero la clínica móvil del circuito y, acto seguido, el hospital, donde se comprobó que no había fractura alguna. Marc salió tremendamente dolorido, pero ileso, y podrá ser de la partida el próximo domingo a las 9:00 de la mañana, cuando está previsto que arranque la cita en la que puede convertirse en campeón del mundo por sexta vez en MotoGP.

Márquez volvió en la segunda tanda de entrenamientos, en la que finalizó sexto y demostró estar más que preparado para ser competitivo en Buriram. Este sábado, tras la 'qualy', saldrá tercero en carrera (tuvo una nueva caída, bastante suave). Posee ritmo para buscar la victoria, pues no parece que el varapalo del viernes le haya afectado demasiado. De hecho, El '93' ya atendió a la prensa como hace habitualmente tras la primera jornada de rodaje. No se escondió y posó ante los periodistas de DAZN con su sonrisa habitual, aunque aquejado de la espalda, nada que unos calmantes y antiinflamatorios no puedan arreglar. El de Cervera explicó como vivió la caída: "Era la vuelta de salida del box. Iba lento y tranquilo. Quizás por eso no he podido salvar la caída, porque no he tenido ni reacción. Una vez en el suelo, me he asustado un poco porque no respiraba bien. Me he quedado sin aire cinco segundos, pero para mí han sido como veinte", comentó con tono de preocupación al recordar el suceso.

El catalán, que pronto se dio cuenta que el golpe tan solo había sido un susto, no quiso que le trasladaran en un primer momento al hospital, pero finalmente reculó ante la insistencia del cuerpo médico: "Quería volver al box, pero ellos se curan en salud y necesitan su tiempo. Por eso han querido llevarme a un hospital para hacerme un escáner y verlo todo más profundamente. Por suerte, no me he hecho nada y por la tarde hemos podido rodar normal".

"El error es mío"

El motivo del desliz no lo tiene del toco claro, pero entonó el 'mea culpa'. A Marc le impresionó la fuerza del golpe, pues viajaba lento. Aun así, aterrizó con la cadera por delante, una zona muy sensible, de ahí el dolor en las vértebras, que hoy todavía le molesta. En las imágenes registradas por las cámaras de seguridad del circuito se puede apreciar la violencia con la que sus huesos tocaron el asfalto tras salir despedido y 'por orejas' de la montura. "Iba con Pol (Espargaró) y los dos íbamos despacio. Es una curva (la siete) en la que normalmente no se corta gas, bueno, se corta un poco, pero no del todo, y en esa vuelta he cortado del todo y quizás ahí entra el freno motor y la rueda iba por la parte sucia de la trazada. Es error mío, acababa de salir del box y no estaba tirando. Por la tarde iba con más precaución en la primera vuelta", apuntó.

En unas declaraciones recogidas por el diario 'As', Espargaró, que volvió a las pistas tras su reciente operación en el radio de su brazo izquierdo, calificó la caída de Marc como "violenta y agresiva" y confirmó lo expuesto por el piloto de Honda: "Me acababa de pasar, pero no iba rápido. Ha hecho el cambio de dirección normal [...] Esa curva es especialmente crítica para un neumático frío, nuevo o reusado saliendo de box y hay que tener cuidado". Bien lo saben en el garaje de KTM, que se sobrecogieron cuando Miguel Oliveira mordió el polvo en el mismo punto que Marc. Luego, en los libres 2, volvieron a llevarse las manos a la cabeza cuando el portugués besó el suelo en la curva 12. No hubo que lamentar heridas de consideración porque tuvo la misma suerte que Márquez y salió indemne, aunque magullado.

Al contrario que al luso, a Marc la segunda tanda de entrenamientos le fue mucho mejor y, como indicábamos, este sábado ha marcado el tercer mejor tiempo en la sesión de clasificación. "Físicamente estoy bien, tengo un poco de dolor, pero no es excusa. Tenemos un muy buen ritmo y hoy hemos seguido trabajando y empujando de cara a la importante carrera de mañana", manifestó en declaraciones recogidas por el Repsol-Honda.

La caída no afecta a su confianza

Desde luego, el pentacampeón del mundo de la máxima cilindrada del motociclismo no cree que su caída le vaya a generar desconfianza de cara a la carrera, así se expresó el viernes: "No va a cambiar nada. No es lo mismo caerte empujando al cien por cien que así. Puede ser por el neumático frío, aunque se ha mirado y estaba bien, o sucio o porque quizás he cortado gas en un sitio que no se corta... o porque iba más despacio de lo normal. No lo sé. De todas formas, una caída así, si sales ileso, no te condiciona. Me achaco a mí la culpa y la responsabilidad, porque saliendo del box hay que vigilar".

La seguridad de Marc en sí mismo no solo despierta el asombro en su propio equipo, como reconocen Alberto Puig y Jorge Lorenzo ("Lesionado va más rápido que todos"), también en los rivales. El más contundente al respecto fue Fabio Quartararo. "Todo lo que hace Márquez es impresionante. Se cae súper fuerte, se va al hospital, no se sabe si va a correr en el segundo libre y sale y se pone primero durante todo el entrenamiento. Nada que decir sobre él, sólo que es muy grande lo que está haciendo", indicó el joven galo.

Márquez sabe que tiene el título en su bolsillo y solo una hecatombe histórica le privaría de una nueva cita con la gloria. Cuando se vio en la grava, malherido y con problemas para poder respirar bajo el casco tan solo le preocupaba su salud, no que aquello le pudiera apartar del campeonato. Maneja una renta amplísima, pero no se conforma y quiere más. No conservará y, si tiene opciones de luchar por la victoria, apretará para coronarse campeón con todas las de la ley. "Cuando estás en la ambulancia, no es que se te pase por la cabeza el Mundial, pero sí la carrera, porque el título lo tenemos ya más o menos encarrilado. Aunque fuese campeón, no me gusta perderme ni una carrera", aseguró. Marc no pasó la mejor de las noches este viernes, pero tras la excelente 'qualy' de esta mañana (Quartararo primero y Dovizioso séptimo) ve factible rematar la faena y no aplazar el cetro más tiempo.

Motociclismo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios