LAS HONDA LLEGAN A CHESTE EN SU MEJOR MOMENTO

El enemigo de Lorenzo no es Rossi, es Honda

No conviene olvidarse de un par de nombres: Pedrosa y Márquez. O lo que es lo mismo: Honda. Y es que el equipo del ala dorada puede ser el verdadero enemigo de Lorenzo… y no su compañero de box

Foto: Lorenzo, Márquez y Pedrosa en MotorLand (Efe).
Lorenzo, Márquez y Pedrosa en MotorLand (Efe).

Fuera polémicas, prohibido mencionar lo ocurrido en Malasia, es tiempo de hablar, única y exclusivamente, de motociclismo. Esto implica hacerlo sobre la pelea por los dos títulos que se decidirán este domingo en Valencia aunque, francamente, toda la atención se la lleva el de MotoGP. Valentino Rossi (312 puntos) y Jorge Lorenzo (305) son el dúo que está en liza; se juegan el bastón de mando de la máxima categoría y, como en toda buena película, además de los actores protagonistas, figuran los secundarios. Éstos, en ocasiones, son la clave para que un largometraje sea perfecto y resulta que el Mundial está viendo el mejor film de los últimos años. Conocidos los nombres que acaparan todos los focos, no conviene olvidarse de un par de nombres: Pedrosa y Márquez. O lo que es lo mismo: Honda. Y es que el equipo del ala dorada puede ser el verdadero enemigo de Lorenzo… y no su compañero de box.

En su camino al que sería su tercer título de MotoGP, Jorge tiene que tener en cuenta diversos factores. El primero de ellos se encuentra en Yamaha y se llama Valentino Rossi. Después de que el TAS rechazase su petición de la cautelar sobre su sanción, el italiano está obligado a protagonizar una heroica remontada en la que deberá adelantar a 20 pilotos si quiere que el título de MotoGP tenga acento italiano. No es una empresa fácil puesto que Valentino tiene que hacer la carrera perfecta, la mejor de su trayectoria, olvidarse de cometer errores y tener todos los sentidos alerta para evitar los riesgos que entraña semejante hazaña. Rossi tendrá que hacer algo por lo que lleva lamentándose desde que pisó Cheste: correr sin igualdad de condiciones… según su opinión. Aún así, en los terceros libres, el italiano ha encontrado un aliado, después de que Andrea Iannone marcara el mejor tiempo, con el propio Rossi segundo y Lorenzo, cuarto.

Así las cosas, Honda puede tener mucho que decir en la carrera que el italiano intentará dibujar a bordo de su Yamaha. Valentino ha dejado de depender de sí mismo porque, por delante, habrá un total de 20 pilotos a los que debe batir y que, obviamente, saldrán a hacer su carrera. Muchos de ellos dan por hecho que el actual líder de MotoGP no tardará en deshacerse de la mayoría de sus rivales mientras otros tantos creen que las Ducati -pilotadas por Dovizioso y su amigo Iannone- no serán rival para él por su hipotética ayuda. Tras esta criba, ¿quién queda? Las Honda que pueden meterse entre Rossi y Lorenzo jugando un papel clave en la última batalla por el Mundial. Todo esto sin olvidar que el italiano no se siente cómodo sobre el asfalto del Ricardo Tormo: su última victoria data de 2004 y, desde entonces, su mejor resultado han sido un par de segundos (2009 y 2014).

La competitividad y la explosividad de Honda

Efectivamente, las Honda son un factor que no sólo influye a Valentino, también a Lorenzo. El piloto mallorquín ya ha avisado que la competitividad de las máquinas que manejan Pedrosa y Márquez puede ser decisiva en la lucha por el título. Lo lógico es que, teniendo en cuenta la trayectoria que han protagonizado en las últimas carreras, ambos estén en el podio e, incluso, la victoria caiga de su lado. Después del mal arranque que experimentó el equipo del ala dorada, consiguieron repuntar poco antes del descanso veraniego para mejorar su rendimiento en el tramo final de la temporada. Además, hay una característica innegable de Honda: a una vuelta, son explosivas y esto juega a su favor en la sesión de clasificación.

Lorenzo en los libres de Valencia (Yamaha).
Lorenzo en los libres de Valencia (Yamaha).

Acotando a los nombres propios de HRC, Márquez ya ha avisado que sobre la pista intentará hacer la mejor carrera como suele ser habitual en él y para ello, peleará con quien haga falta. Una intención a tener en cuenta que puede jugar a favor de Lorenzo (si dicha batalla es con Rossi) o en contra si él es el rival directo del catalán. En las dos temporadas anteriores, Marc cosechó un tercer puesto (2013) y una victoria (2014). Sin embargo, la gran baza de Honda en Valencia es Pedrosa. Sin olvidar la buena dinámica de resultados con la que llega (se subió a lo más alto del podio en Japón y Malasia), Dani sabe cómo dominar el trazado del Ricardo Tormo. No en vano, en sus cuentas personales figuran seis triunfos -tres de ellos han sido en la máxima categoría- y no se ha bajado del podio valenciano en las tres últimas temporadas.

Con todos estos factores claros y Honda a tope, Jorge Lorenzo debe hacer la carrera más inteligente de la temporada… y romper la racha de tres grandes premios sin victoria porque en Valencia sólo vale ganar. Habilidoso y regular como ningún otro piloto, el objetivo es hacer una carrera de las que llevan su inconfundible sello: llevar la voz cantante y marcar el ritmo desde que el semáforo cambie de rojo a verde hasta que ondee la bandera a cuadros. A su favor juega la previsión climatológica -la lluvia, uno de sus eternos enemigos, está descartada- y los amargos recuerdos del pasado: hace un par de años ganó la carrera y perdió el Mundial ante Márquez, pero quedó por delante de Pedrosa, Marc y Rossi (en este orden). Ese es el escenario soñado por uno de los actores principales; queda por ver cómo influirán los secundarios.

Motociclismo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios