españa juega contra macedonia (20.45)

Thiago, el sucesor de Xavi que siempre quiso ser español, tiene la manija de Lopetegui

El jugador hispanobrasileño es el elegido por el seleccionador para marcar la pauta de su combinado nacional. Ha demostrado en su carrera que no le cuesta tomar decisiones importantes

Foto: Thiago, en un entrenamiento con España (Reuters)
Thiago, en un entrenamiento con España (Reuters)

Thiago tiene solo 25 años, pero parece que siempre estuvo allí. Cuando tuvo que elegir no lo dudó, su casa era España y su selección también. "Yo desde pequeño me he movido por Brasil, España o Italia por la profesión de mi padre, pero te arraigas más al sitio que más valoras. Yo amo España desde que era muy pequeñito, fue una decisión muy fácil", comentaba recientemente el jugador del Bayern en los micrófonos de la Cope. Hoy, por fin, está llamado a ser la referencia de esa selección con la que soñaba cuando era un niño. Esa misma que esta noche, a las 20.45, recibe a Macedonia buscando acercar el Mundial un poco más.

La vida ha cambiado en los últimos meses para Thiago, aunque él responde con calma, con una madurez casi impropia. En la Eurocopa jugó menos de lo que él pensaba, pero no tiene grandes quejas al respecto, solo la típica frase que dice que le gustaría haber participado más. Nada fuera de guión. Hace unos meses, después de aquel campeonato, supo que Del Bosque no seguiría. No es que el técnico no le diese confianza, ha sido él quien le ha ido incorporando a la selección, pero con Lopetegui hay un salto cualitativo. Al fin y al cabo, se conocen bien. 

"Conocía a Julen de antes, desde la sub 21 y eso hace que la transición sea más fácil, aunque es una situación nueva", explica calmado. Desde que era un crío, cuando aún estaba en La Masía, se le ha señalado como el sucesor de Xavi, como si llenar esas botas fuese tarea sencilla. "Le considero uno de los mejores jugadores de la historia y ha sido uno de los espejos en los que me he mirado desde mi infancia, no me molesta que me comparen con él, es un elogio, pero yo soy yo y él es Xavi", incide el mediocentro. 

No hay que ser un genio para ver las semejanzas entre uno y otro. Canteranos del Barça, mediocampistas de estilo Cruyff, en algún momento apadrinados por Guardiola, jugadores de talento y mucho toque, capaces de leer el campo. Quizá Thiago es más exuberante y Xavi algo más sereno, cuestión de matices. 

Se ha nombrado a Pep Guardiola, y eso requiere ahondar en una cuestión. Por primera vez en muchos años, porque la vida de Thiago ha cambiado en estos meses, va a entrenar y no se encuentra a su mentor en el banquillo. El hispanobrasileño recuerda que no es la persona más importante de su vida futbolística, que tuvo un padre, Mazinho, que era estrella de esto y que nadie podría superarle. Ni siquiera Pep. Ahora, es su mentor y no le faltan palabras de elogio para quien tiene un rol de ese tamaño en su vida. 

Thiago, el sucesor de Xavi que siempre quiso ser español, tiene la manija de Lopetegui

No echa de menos a Guardiola

"No le echo de menos, pero con él he aprendido mucho, ha sido fantástico estar a su lado, pero no tienes añoranza. Con él he aprendido cosas increíbles, es un fuera de serie que te hace plantearte ser entrenador en un futuro", explica Thiago. Pudo reunirse con él en el City, hubo conversaciones y mensajes cruzados para que así fuera, pero finalmente decidió no dar el paso y quedarse un año más en Múnich, donde le esperaba a Ancelotti

Su opinión sobre el italiano, a estas alturas de la vida, no puede sorprender a nadie. Son demasiados jugadores los que repiten lo mismo como para no creérselo. "Con él muy bien, es un tío fantástico que tiene claro cómo quiere jugar, no había visto nunca una relación de un entrenador con sus jugadores como esa", explica. La capacidad de Carletto de embelesar a sus pupilos es digna de tesis doctoral. 

No ha querido moverse de Múnich, está en uno de los clubes más importantes del mundo, pero Thiago ya ha demostrado que no le importa tomar la opción arriesgada. Se fue de casa, del Barcelona. "Fue una decisión súper importante, creces con la ilusión de estar en el primer equipo, pero no pasa nada, el fútbol es mundial, no termina en el Barça", relata a 'El Partidazo' el jugador.

Se podría pensar que para Thiago todo ha sido fácil. Una infancia feliz, el manto de una estrella, despuntando en el fútbol desde que era un crío... sería así si no fuese por aquella lesión que le tuvo 371 fuera del fútbol, un destrozo en la rodilla de esos de los que otros no han sido capaces de salir. Días tristes, de rutinas penosas y en los que dolía hasta el alma. "No quieres otra cosa que no sea jugar al fútbol, y no puedes hacerlo. Era mi problema, pero hay otros problemas mucho mayores en otra gente", analiza hoy Thiago. 

La pregunta es obvia ¿pensó en dejarlo? Y la respuesta, en principio, no es taxativa. "Llegas a un punto de debilidad en el que se te junta todo y te entra una flojera muy grande", tan solo para remontar y recordar que él es, por encima de todo, un futbolista: "Es lo que he hecho toda mi vida, jamás lo hubiese dejado, hubiese jugado con una pierna". No hizo falta, hoy Thiago tiene su sitio en el Bayern y, cada vez más, en la selección española de fútbol. 

Alineaciones probables

España: De Gea; Carvajal, Nacho Fernández, Bartra, Monreal; Busquets, Koke, Thiago; Silva, Vitolo y Morata.

Macedonia: Dimitrievski, Shikov, Zhuta, Ristevski, Mojsov, Pandev, Nestorovski, Spirovski, Alioski, Hasani, Babunski.

Árbitro: Robert Schörgenhofer (Austria).

Estadio: Nuevo Los Cármenes.

Hora: 20.45.

Mundial

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios