Lahm, el capitán 'menos alemán' que puede emular a su gran ídolo Matthäus en Brasil
  1. Deportes
  2. Fútbol
GUARDIOLA ALABA SU "INTELIGENCIA" EN EL CAMPO

Lahm, el capitán 'menos alemán' que puede emular a su gran ídolo Matthäus en Brasil

Su carácter introvertido dentro del terreno de juego poco o nada tiene que ver con su personalidad fuera del mismo, al que Guardiola alaba por su inteligencia

Foto: Lahm, uno de los líderes de una generación que buscará la gloria en Maracaná.
Lahm, uno de los líderes de una generación que buscará la gloria en Maracaná.

Corría el minuto 55 de partido y el Bayern de Múnich seguía siendo incapaz de superar al Nurenberg en el Allianz Arena. Pep Guardiola, muy enfadado, se había encargado de dar una dura charla a su equipo en el descansopor el escaso fútbol que estaba mostrando y la lentitud de su medio del campo. Con los pimeros compases de la segunda mitad, los bávaros seguían sin mejorar... y entonces apareció Phillip Lahm. Sin orden previa, decidió incrustarse en el medio del campo y el juego del Bayern mejoró para ganar el partido por 2 a 0. Un simple gesto que demuestra la personalidad del capitán de Alemania.

"Lahm es el jugador más inteligente que he entrenado en toda mi carrera". Palabra de Guardiola, un halago que no está nada mal teniendo en cuenta que en su Barcelona del 'sextete' su extensión en el campo era 'un tal' Xavi Hernández. Y es que, desde ese momento, el entrenador del Bayern de Múnich ha contado con el capitán alemán como mediocentro, una nueva demarcación en la que ha brillado. Lateral izquierdo desde que era un niño, ahora está ante la oportunidad de lograr su sueño de infancia: imitar a su gran ídoloLothar Matthäus levantando la Copa del Mundo al cielo de Brasil.

Con sólo seis años, Lahm iba a vivir una imagen que no se le ha borrado de la cabeza. Aquel título que iba a conseguir Alemania en el Mundial de Italia 1990 tras derrotar a Argentina en la gran final con un gol de Andreas Brehme iba a ser inolvidable para el ahora jugador del Bayern: "Para mí, esa imagen es realmente especial, puedo decir que he visto ese momento más de un centenar de veces", confesaba en alguna ocasión el jugador. Veinticuatro años después de aquella imagen, Lahm tiene la oportunidad de levantar el título de campeón, precisamente ante el mismo combinado que lo hizo su ídolo.

Lahm, un jugador 'nada alemán'

Pero Lahm se desmarca por completo del prototipo decapitán alemán. Si se echa la vista atrás, nombres como Rummenigge, Beckenbauer, Matthäus, Kahn o Ballack se han encargado de portar el brazalete sobre el terreno de juego, todos ellos con una personalidad muy similar: duros en el campo, capaces de encararse con un rival o protestar vehementemente una decisión del colegiado, llevaban sobre sus espaldas el peso del equipo. Pero Lahm no es así. Capitán en la sombra, su trabajo es encomiable, y prefiere hablar sobre el terreno de juego con su fútbolantesque a base de protestas.

Pese a ello, fuera del terreno de juego sí es una persona que habla claro: en 2009, era duramente sancionado por el Bayern de Múnich por criticar la política de fichajes del club. Dos años después, volvía a las andadas con un polémica y dura biografía, en la que cargaba copntra varios de los entrenadores que había tenido en su carrera: a Rudi Völler lo calificó como "un vago";a Louis van Gaal de "ególatra" y "ser incapaz de asumir sus errores"; y a Jürgen Klinsmann de no saber leer los partidos y no saber superar su "torpeza táctica". Fuera del campo, no tiene reparos a la hora de expresarse.

Un jugador que es todo pundonor

Ya sea como lateral zurdo o como mediocentro, Lahm ha demostrado que es un de los grandes jugadores de esta selección alemana. Comprometido al máximo con el equipo, es uno de los hombresfundamentales para Joachim Löwen cualquiera de los dos demarcaciones. Pese a su 1,70 mde altura y a su escasa envergadura física, su poder radica en su pundonor. Gran recuperador, de esfuerzos kilométricos y enorme despliegue físico, Lahm se ha ganado a pulso ser uno de los grandes ídolos de su país. Y, por si fuera poco, su pierna izquierda presume de tener gran precisión.

Pero no sólo es un jugador distinto por no decir una palabra más alta que la otra, sino que también lo es por ser un jugador muy comprometido con la sociedad. Consciente de su papel destacado en el mundo del deporte, es un habitual de las citas solidarias, donde siempre aporta su granito de arena para tratar de mejorar en la medida de lo posible la vida de los demás. E incluso en 2008 fue premiado por defender la homosexualidaden el fútbol. Lahm está ante la gran oportunidad de su vida. Aquel niño de seis años está ante la ocasión de imitar a Matthäus. Maracaná dictará sentencia.

Noticias de Argentina
El redactor recomienda