Es noticia
Menú
Reverter y el caso Spotify, un nuevo golpe a la línea de flotación de un Barça que continúa a la deriva
  1. Deportes
  2. Fútbol
OTRA DIMISIÓN MÁS

Reverter y el caso Spotify, un nuevo golpe a la línea de flotación de un Barça que continúa a la deriva

Otro directivo culé, en este caso uno de los hombres fuertes de Joan Laporta, ha decidido dar un paso a un lado en un momento clave para el club en lo económico y en lo deportivo

Foto: Ferran Reverter, el último en dejar el club. (Reuters/Albert Gea)
Ferran Reverter, el último en dejar el club. (Reuters/Albert Gea)

Se avecina una nueva crisis institucional -otra más- en 'Can Barça'. El Barcelona continúa buscando acuerdos económicos que le sirvan para aliviar su delicada situación y, ahora, la última vía que se ha abierto para tratar de paliar el problema está relacionada con un hipotético apellido al Camp Nou. El mejor posicionado para ello es Spotify, pero cuando la negociación parecía que estaba a punto de cerrarse y que era cuestión de horas que se anunciara, la calma ha vuelto a estallar con la dimisión de Ferran Reverter, director general del club, que podría haber dejado la entidad de la que forma parte desde julio por ciertas discrepancias.

Aunque el comunicado oficial del Barcelona habla de que se trata de una marcha por motivos personales, lo cierto es que su salida puede esconder algún detalle desconocido hasta la fecha. Ferran Reverter ha sido la persona encargada de la reestructuración de la deuda, las medidas estratégicas con la plantilla para reducir la masa salarial, la búsqueda y negociación con nuevos patrocinadores y la aprobación del Espai Barça por parte de los socios compromisarios.

El modelo del club para crecer en todas las áreas y ser más solventes también ha sido un punto de fricción. Reverter era partidario de un club que no fuera exclusivamente de los socios y pudieran entrar inversores. Un modelo mixto. El ejecutivo llegó como un hombre fuerte para tomar decisiones importantes, con mentalidad empresarial ejecutó un plan de ajuste, recortes severos (clave en la salida de Messi), apoyó a Florentino en su lucha por la Superliga, y tuvo la confianza de Joan Laporta. La decisión de su abandono ha sorprendido.

Foto: Mbappé, durante un partido con el Paris Saint-Germain. (Reuters/Stephane Mahe)

El problema es que, con su marcha, la crisis en el organigrama que confeccionó Laporta es profunda. Reverter deja el club como lo han hecho anteriormente José Elías (directivo clave para avalar la candidatura), Jaume Giró (trabajó en la campaña electoral), Jaume Llopis (miembro de la comisión del Espai Barça y persona que señaló a Reverter como la culpable de que no siguiera Messi), Jordi Camps (director del área comercial) y Ferran López (responsable de la seguridad). Del Barcelona también ha salido Alfons Godall (vicepresidente de la Fundación) tras criticar a Rafa Nadal en sus redes sociales.

Y es que el problema del Barcelona empieza a ser importante. No solo nos referimos a esta evidente y extraña situación institucional, sino que el Barcelona sabe lo que se juega sobre el césped. Los culés, ya eliminados de la Champions, son conscientes de que necesitan meterse este curso en Liga de Campeones como sea, pues una hipotética ausencia supondría el golpe de gracia para el club: no en vano, refuerzos como Ferran Torres, Adama Traoré o Pierre-Emerick Aubameyang solo podrían pagarse si se aseguran ciertas cantidades económicas derivadas de jugar en la mejor competición de Europa. En caso contrario, el futuro es, cuanto menos, complejo.

Mientras tanto, Daniel Ek (38 años), cofundador y CEO de Spotify, ha hallado una puerta abierta para entrar en el fútbol con las necesidades económicas que tiene el Barcelona. Un apasionado de este deporte, la música y los videojuegos que ha hecho una fortuna de más de 5.000 millones de dólares. Un empresario forjado a sí mismo desde que empezó, con 11 años, a diseñar páginas webs en su casa y cobraba 100 dólares. Así se fue forjando el carácter y la ambición de un hombre que revolucionó el mercado cuando se asoció con Martin Lorentzon. Spotify supera los 345 millones de usuarios activos y cuenta con más de 155 millones de suscriptores.

placeholder FOTO: Reuters/Dado Ruvic Illustration File Photo.
FOTO: Reuters/Dado Ruvic Illustration File Photo.

Los términos del acuerdo que negocian el club azulgrana y Spotify, según RAC1, contemplan una cifra de 280 millones de euros en los tres próximos años. El acuerdo incluirá el patrocinio de la camiseta del equipo masculino, la del entrenamiento y la del equipo femenino. Spotify quiere adquirir los 'title rights' del Camp Nou con lo que tendría la posibilidad de poner el apellido al estadio. El acuerdo con Rakuten, principal patrocinador desde 2016, finaliza en el mes de junio y no ha hecho ningún movimiento para ejercer el derecho de tanteo, con lo que deja el camino despejado a Spotify.

Para el Barcelona, este nuevo socio, podría suponer una inyección económica de 93 millones de euros, según RAC1. Una cifra que no está cerrada. Hay versiones que indican que la cantidad es menor. El punto caliente es si aceptar o no que el estadio lleve el apellido... y quién sabe si ha tenido algo que ver en la dimisión de Reverter. Sea como fuere, lo cierto es que otro directivo culé, en este caso uno de los hombres fuertes de Laporta, ha decidido dar un paso a un lado en un momento clave para el club. El presidente azulgrana se queda sin uno de sus escuderos, otro más que se baja del barco en un momento muy difícil para la entidad. Tanto en lo económico como en lo deportivo.

Se avecina una nueva crisis institucional -otra más- en 'Can Barça'. El Barcelona continúa buscando acuerdos económicos que le sirvan para aliviar su delicada situación y, ahora, la última vía que se ha abierto para tratar de paliar el problema está relacionada con un hipotético apellido al Camp Nou. El mejor posicionado para ello es Spotify, pero cuando la negociación parecía que estaba a punto de cerrarse y que era cuestión de horas que se anunciara, la calma ha vuelto a estallar con la dimisión de Ferran Reverter, director general del club, que podría haber dejado la entidad de la que forma parte desde julio por ciertas discrepancias.

Joan Laporta Spotify
El redactor recomienda