la difícil y lenta adaptación al real madrid

Zidane mima a Vallejo y Sergio Ramos tutela su evolución

Florentino considera que "es uno de los centrales con mayor proyección del fútbol español. Un chaval con muchísima personalidad". Pese a ello, no acaba de ganarse minutos

Foto: Jesús Vallejo, durante el partido de Copa que el Real Madrid disputó en Fuenlabrada. (Cordon Press)
Jesús Vallejo, durante el partido de Copa que el Real Madrid disputó en Fuenlabrada. (Cordon Press)

Jesús Vallejo debutó oficialmente en Fuenlabrada en el partido de Copa del Rey. El central aragonés ha sido una apuesta de Florentino Pérez y el director deportivo, Juni Calafat, para suplir la marcha de Pepe. Un jugador joven, prometedor y con recorrido en las categorías inferiores de la selección; el perfil de los últimos fichajes blancos. En palabras del presidente, "es uno de los centrales con mayor proyección del fútbol español. Un chaval con muchísima personalidad". Pese a ello, el central no acaba de ganarse minutos en la primera plantilla.

Vallejo fue fichado por el Real Madrid el 31 de julio de 2015 procedente del Zaragoza, donde permaneció una campaña antes de jugar, en calidad de cedido, en el Eintracht alemán. El problema es que en abril sufrió una rotura parcial del tendón del músculo semimembranoso, que forma parte de los músculos isquiotibiales a la altura de la rodilla. Y terminó la temporada regresando a España para recuperarse con los médicos del Real Madrid. Eso ha lastrado su arranque de temporada, porque no ha estado al cien por cien.

En estos primeros meses de temporada, Vallejo no está disfrutando de minutos con el primer equipo, donde Varane, Sergio Ramos, Nacho y hasta Casemiro han ocupado la plaza de zaguero. El aragonés ha arrastrado problemas musculares que le han impedido estar en las mejores condiciones y eso ha complicado su inicio de temporada.

Los padrinos

Sin embargo, Zinedine Zidane está muy encima del jugador. El técnico francés trabaja con mimo la evolución del futbolista, con el que habla constantemente para que se sienta implicado en el grupo. Vallejo jugó el pasado jueves ante el Fuenlabrada y lo hizo mostrando un buen rendimiento. Rápido en la marca, con la personalidad que siempre demostró en el Zaragoza para salir desde atrás jugando y solvente en el juego áereo. El problema es su falta de ritmo. Cuando el partido tocaba a su fin, un control impreciso le obligó a corregir, no midió bien y se llevó por delante a un rival, lo que supuso una roja que le impedirá estar en el Santiago Bernabéu en el partido de vuelta.

Zidane, que ha insistido en el fichaje de un central experimentado y de garantías para reforzar la línea más desequilibrada del equipo, está muy implicado en mantener al jugador en la dinamica de trabajo del equipo. La actitud del joven es intachable y, pese al mazazo de la tarjeta roja vista en Fuenlabrada, en el club tienen claro que acabará ganando peso en la plantilla.

Además de Zidane hay otra persona que está ayudando mucho al aragonés. El capitán del equipo, Sergio Ramos, que está ejerciendo como tal y está pendiente de las evoluciones de Vallejo. Ramos, que comparte demarcación con el joven defensor, le corrige, habla mucho con él y trata de aconsejarle. Se ha convertido en una especie de tutor de Vallejo, el mejor posible, sin duda. En el Real Madrid y en la plantilla saben que Vallejo tendrá que tomar el relevo de Ramos en un futuro cercano y esta relación beneficia al jugador y al club.

Liga

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios