Es noticia
Menú
Tres realidades para el Camp Nou en una tarde de fútbol y política
  1. Deportes
  2. Fútbol
la dificultad de separar sociedad y deporte

Tres realidades para el Camp Nou en una tarde de fútbol y política

Valverde espera seguir con la buena racha en el césped. En la grada se volverá a ver la parafernalia a favor del referéndum. En la calle, día histórico por el referéndum

Foto: El Camp Nou con pancartas independentistas. (Reuters)
El Camp Nou con pancartas independentistas. (Reuters)

Un partido en tres fascículos y no todos relacionados con el deporte. Tres envases diferentes, tres realidades interconectadas. El césped, la grada y lo de fuera. Barcelona será este domingo el centro de las miradas del todo el mundo. Es el día del referéndum, el del manido choque de trenes que tiraniza la actualidad política española en las últimas semanas y que ha sido calificada por muchos como el más importante suceso desde la reinstauración de la democracia en España en 1978. Es, también, un domingo de fútbol. Y el Barça juega en casa contra Las Palmas.

Foto: Piqué, antes de una rueda de prensa. (EFE)

Lo de fuera

Es difícil, casi imposible, separar completamente lo que sucederá en el Camp Nou del referéndum previsto para este domingo. Aunque la tendencia general en los deportistas es no meterse en líos y, en la medida de lo posible, no opinar sobre política, en esta ocasión el ruido es demasiado fuerte como para simplemente obviarlo. El FC Barcelona, como la mayor parte de equipos catalanes, hizo un comunicado adhiriéndose a las tesis del "derecho a decidir" defendidas fundamentalmente por las fuerzas independentistas.

En estos días ha habido dudas sobre si la seguridad en el campo podía ser llevada a cabo sin incidencias o si, con el despliegue policial que requiere detener un referéndum, iba a ser imposible. No es una tesis poco razonable si se tiene en cuenta que grandes comercios como El Corte Inglés o Inditex han optado por no abrir los comercios a pesar de que en la fecha podían hacerlo. La Junta de Seguridad consideró que el partido del Camp Nou no corre peligro y, por lo tanto, podrá disputarse.

Lo cual no quita para que sea probable que en los alrededores del edificio, situado en la calle Aristides Maiol, se puedan vivir un ambiente claramente independentista, algo por otro lado habitual en las últimas semanas. En los últimos partidos el estadio se ha llenado de pancartas que ponían "Sí", como invitación para ejercer el voto y hacerlo en el sentido de la secesión. Esa mercadotecnia la reparten la ANC o Òmnium Cultural, las dos asociaciones más activas durante todo el proceso, en los aledaños del coliseo azulgrana y se han convertido en parte de la parafernalia reciente asociada a los partidos del Barcelona.

placeholder
'Estelades' durante el partido de la primera jornada de la Liga de Campeones que el FC Barcelona y el Celtic Glasgow disputaron en el Camp Nou de Barcelona. (EFE)

La grada

Minuto 17.14, en el Camp Nou estallan gritos que dicen "I-Inde-Independencia". No es futurología, es parte del guión de todos los partidos que se disputan en el estadio desde que en 2012 el independentismo irrumpió con fuerza en la agenda política. Pasará una vez más y está por ver si a esos cánticos se le sumarán otros. En los partidos más recientes ha sido bastante habitual el grito "Votarem, votarem", y es posible que se mantenga en el 'playlist' de la grada barcelonista.

También estarán muy presentes las 'estelades', por las que el club se las vio y se las deseó en su momento con la UEFA. En partidos recientes también han proliferado las pancartas llamando al voto y anunciando la desconexión con el estado central que, muy probablemente, repetirán su lugar en las gradas. Suelen desaparecer en cuanto va a empezar el encuentro.

El club, en difícil equilibrio, trata de contentar sin mojarse demasiado. Se barajó la opción de que esta semana el equipo saliese al campo vestido con los colores de la bandera catalana, pero se descartó finalmente porque esa no es una de las equipaciones de esta temporada. Sí llevarán la 'senyera' en el calentamiento, pues la camiseta para ese fin si que porta estos colores. "Es un día importante para la historia de Cataluña, pero por encima de lo que pueda suceder nos centramos en lo deportivo", decía esta semana Jordi Cardoner, vicepresidente del club.

"Vamos a jugar con la camiseta azulgrana y con la senyera en el cuello y, evidentemente, en el corazón", explicaba el vicepresidente sobre el posicionamiento del club. También habló del "interés en que se haga el partido con garantías y que se desarrolle en armonía y con respeto a poder expresarse libremente".

Se espera que antes del encuentro se guarde un minuto de silencio por Jacint Borras, directivo fallecido el pasado 11 de septiembre. Se da la circunstancia de que, además de haber formado parte de la junta directiva en dos periodos diferentes (con Agustí Montal y con Joan Laporta), Borras es uno de los fundadores de Convergència y padre de la 'consellera' de Governaciò, Meritxell Borras. Es, por tanto, un nombre que junta en su biografía claramente el fútbol y la política.

placeholder

El césped

"A pesar que desde fuera se pueda ver que hay mucho ruido, yo lo que percibo es calma. Los que estaremos mañana lo que queremos es ganar el partido y que haya respeto", explica Valverde echando balones fuera sobre el referéndum. "La gente vendrá a disfrutar con su equipo y a verle ganar. No espero algo diferente de lo que hayamos visto en anteriores ocasiones. Nosotros trataremos de centrarnos en nuestro trabajo y vivimos todo con absoluta tranquilidad", zanjó el técnico, incómodo con la cuestión, que también salió en defensa de la libertad de expresión de Piqué.

Más allá de eso, el fútbol. El Barcelona comenzó la temporada con muchas dudas que juntaban la confección de la plantilla, la salida de Neymar, los fichajes fallidos y una fuerte derrota contra el Real Madrid en la Supercopa de España, pero ese preámbulo pánico para los azulgrana ha sido seguido por un inicio pletórico de la Liga y la Champions, al menos en lo que a resultados se refiere.

Lleva el equipo ganados los seis partidos disputados en Liga y también los dos de Champions. El juego no es tan convincente como los resultados, pues no termina de encontrar el vistoso y fluido ritmo de otros tiempos, pero al final del día los resultados pesan más que cualquier otra cosa. El rival es el Las Palmas, dirigido ahora por Pako Ayestarán después de la dimisión de Manolo Márquez. Se espera el regreso al once de Deulofeu, que no termina de adaptarse al juego que propone Valverde y se ha quedado un par de veces en la grada.

Un partido en tres fascículos y no todos relacionados con el deporte. Tres envases diferentes, tres realidades interconectadas. El césped, la grada y lo de fuera. Barcelona será este domingo el centro de las miradas del todo el mundo. Es el día del referéndum, el del manido choque de trenes que tiraniza la actualidad política española en las últimas semanas y que ha sido calificada por muchos como el más importante suceso desde la reinstauración de la democracia en España en 1978. Es, también, un domingo de fútbol. Y el Barça juega en casa contra Las Palmas.

El redactor recomienda