la segunda unidad no ha dato la talla

¿Qué sería del Barcelona de Messi con un banquillo como el del Real Madrid?

El club se gastó una fortuna el pasado verano para reforzar la segunda unidad, pero el resultado no ha sido el esperado. Este próximo verano tocará invertir mejor

Foto: En la imagen, Messi, Luis Suárez y Neymar celebran un gol. (EFE)
En la imagen, Messi, Luis Suárez y Neymar celebran un gol. (EFE)

El tridente superó la barrera de los 100 goles. Por tercera temporada consecutiva, queda demostrado que Messi, Luis Suárez y Neymar forman una tripleta descomunal, bárbara. Está por ver cómo acaba la temporada, si con doblete, sólo con Copa del Rey o con las alforjas vacías. Lo que es indudable es que si por detrás residiera una segunda unidad similar a la que disfruta Zidane, posiblemente el escenario actual sería otro. El equipo azulgrana cayó en los cuartos de final de la Champions League —bien pudo hacerlo antes— y en el torneo de la regularidad depende de lo que haga el gran rival, que tropiece en alguno de los tres partidos que le quedan por disputar. Suceda lo que suceda, parece evidente que el club blaugrana debe meter mano en su banquillo con vistas a la temporada que viene.

No ha acertado en los últimos tiempos el Barcelona en su apuesta por esos futbolistas que deben esperar sus momentos, muchos o pocos, para que el equipo no sufra cuando los titulares padezcan los vaivenes de la competición, ya sea en forma de lesiones, sanciones o bajos estados de forma. En algunos momentos, determinantes, de la actual temporada, no hizo Luis Enrique las rotaciones que sí aplica Zidane en el Real Madrid con frecuencia. Igual que Cristiano Ronaldo ha dejado de jugar un buen número de encuentros para llegar al momento de la verdad en perfectas condiciones, es implanteable que Messi siga el mismo camino. El argentino continúa alimentando a un equipo que no sabe vivir sin él. Este sábado, ante el Villarreal, quedó demostrado por enésima vez.

Más le vale a Josep María Bartomeu cerrar cuanto antes la renovación del crack de Rosario. No avanza el asunto como se esperaba, como informaba este periódico, pero el dirigente sabe de sobra que tarde o temprano deberá pasar por el aro que le pongan delante el jugador y su padre. Si vital es abrochar cuanto antes el espinoso asunto, también lo es que la dirección deportiva que lidera Robert Fernández comience a acertar con esos fichajes fundamentales para que el equipo nunca pierda la velocidad de crucero y permanezca hasta el final peleando por todos los títulos, empezando por una Champions League que se le atragantó ante el PSG y que frente a la Juventus ya fue imposible de digerir.

En la imagen, Florentino Pérez junto a Josep María Bartomeu. (EFE)
En la imagen, Florentino Pérez junto a Josep María Bartomeu. (EFE)

Más de 120 millones

El Barcelona hizo un importante desembolso el pasado verano, pero el plan no ha sido tan exitoso como se esperaba. Salvo Umtiti, el resto de novedades no ha dejado huella esta temporada en el equipo. André Gomes, Digne, Denis Suárez y Paco Alcácer no han lucido como se esperaba —Cillessen no ha tenido muchas oportunidades— y Bartomeu tiene claro que el plantel necesita de savia nueva y poderosa. El Real Madrid le ha ganado con claridad la partida en diferentes fichajes, que están sumando cuando las estrellas como Cristiano Ronaldo o Bale están lesionados o deben descansar. En Granada, James, Lucas y Morata, por ejemplo, lo pusieron de manifiesto un día más.

El implacable paso del tiempo ya va haciendo mella en unos cuantos jugadores fundamentales de la brillante etapa que ha vivido el Barça bajo el liderazgo de Messi en los últimos tiempos. El físico de Iniesta empieza a fallar de manera más que evidente, pero por detrás no ha aparecido nadie que le pueda reemplazar a ratos, mucho menos hacer sombra. El club invirtió el pasado verano más de 120 millones de euros en contrataciones para tener bien cubierto el banquillo, pero nadie ha dado un paso al frente, menos para que no se note la ausencia del manchego. Cuando no está o su rendimiento no es óptimo, el equipo se sigue resintiendo de manera notable.

Arda Turan no ha dado en el Barcelona el rendimiento esperado. (EFE)
Arda Turan no ha dado en el Barcelona el rendimiento esperado. (EFE)

Marco Asensio

El Barcelona, por ejemplo, confiaba en que un jugador como Arda Turan metiera en el centro del campo un plus, pero el tiro salió por la culata. El mediocampista turco no ha rendido como esperaba la dirigencia culé cuando pagó al Atlético de Madrid 34 millones, más 7 en variables. El jugador tiene colgado el cartel de transferible desde hace tiempo y la institución confía en poder recuperar lo máximo. Sólo, parece, un club de la Superliga de China se plantearía hacer tal desembolso por un futbolista que en Europa se ha devaluado a marchas fozadas en los últimos años.

[Más información del FC Barcelona]

El Barcelona debe hilar muy fino este próximo verano con ese grupo de futbolistas que ha de potenciar de verdad la plantilla. Si lo consigue, la MSN se encargará del resto, como siempre... Y el panorama no es sencillo porque las arcas no están para muchas alegrías, menos cuando a Messi, tarde o temprano, se le deberá poner encima de la mesa un contrato con muchos millones. Le toca a Bartomeu, por ejemplo, atar ese tipo de jugadores que sí cazó el Real Madrid a tiempo. Es el caso de Marco Asensio, con un futuro espectacular y que desde las oficinas del Camp Nou dejaron escapar. Por ello, posiblemente Gerard Deulofeu vuelva de nuevo a casa ahora que en el Milan parece haber completado su larga formación.

Liga

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios