el club quiere recuperar lo que pagó al atlético

El Barcelona impulsa la venta de Arda Turan a China para poder pagar a Messi

El destino del turco puede estar en China. El club catalán necesita recaudar unos cuantos millones para poder acometer sin muchos agobios la renovación del contrato de su estrella

Foto: Leo Messi y Arda Turan, en una imagen de archivo (EFE)
Leo Messi y Arda Turan, en una imagen de archivo (EFE)

"Cabeza fría y sentido común con la renovación de Messi". Lo dijo Óscar Grau, director ejecutivo del Barcelona, hace unos días. Se supone que se refería a los emolumentos que el argentino exigirá para prorrogar su contrato, que expira en el mes de junio de 2018. Y para ello, Josep María Bartomeu y los que manejan las finanzas de la institución azulgrana ya se han puesto calculadora en mano para cuadrar las cuentas y atar al de Rosario cuanto antes. Una operación ya va cogiendo forma en los últimos tiempos con el fin de arañar unos cuantos millones de euros que permitan al club sostener el nuevo documento que se le presentará al crack. La venta de Arda Turan se impulsa para ello. Una operación bien vista en el interior del Camp Nou. China aparece en el horizonte del mediocampista turco.

No esconde su nerviosismo el Barcelona con la renovación de Leo Messi. Tras atar a Neymar y Luis Suárez, toca afrontar un asunto que marca la agitada vida del club blaugrana. Con unos gastos en salarios tremendos, toca hacer bien las cuentas y soltar lastre se hace necesario cuando al argentino se le va a convertir en el futbolista mejor pagado del planeta. La venta de Arda Turan está en pleno funcionamiento. Desde luego, el club considera que puede prescindir del mediocampista y ya le ha puesto precio para el club de China que apueste por su contratación. En julio de 2015, el Barça alcanzó un acuerdo con el Atlético de Madrid, pagando 34 millones por el fichaje, con otros 7 fijados en variables. Ahora el club confía en recuperar la inversión y desde luego no piensa vender por menos de 30.

Toca esperar la decisión de Arda Turan cuando llegue el momento de negociar con el club en cuestión. El futbolista del Barcelona, igual que Bartomeu, forzará al máximo la máquina si acepta emigrar al gigante asiático. Desde luego, si no ve superado de manera sobresaliente su salario, no hay nada que hacer. Perfectamente adaptado a LaLiga Santander, está dispuesto a iniciar la aventura, pero no a cualquier precio. El millonario de turno deberá ponerle encima de la mesa un contrato con muchos billetes, tantos como para convertirle en uno de los jugadores mejor pagados del mundo. Otros colegas de profesión enfilaron camino hacia Asia gracias al calor del dinero y Arda sólo actuará de igual manera si el documento a firmar tiene una cifra escandalosa.

Arda Turan, firmando autógrafos tras un entrenamiento del Barcelona (EFE)
Arda Turan, firmando autógrafos tras un entrenamiento del Barcelona (EFE)

El destino de Rakitic

En el club se tiene claro que la venta de Arda Turan es una operación muy beneficiosa desde cualquier punto de vista. Tampoco le echará de menos Luis Enrique. El rendimiento de Arda Turan no ha sido plenamente satisfactorio en líneas generales. Tras unos primeros meses sin jugar por la sanción que la FIFA le impuso al Barcelona, el rendimiento del jugador en el segundo tramo de la pasada temporada dejó mucho que desear. En el presente ejercicio ha firmado buenos momentos, pero muy aislados. No se ha ganado el derecho a ser considerado como intocable para el entrenador asturiano. En el actual plantel aparecen jugadores como Rafinha o Denis Suárez, que llegado el caso harán olvidar al turco si decide emigrar hacia oriente.

Ya el año pasado aparecieron diferentes informaciones que colocaban al ex del Atlético de Madrid en China. Está por ver qué club es el que da el paso definitivo. Varios ya le han tanteado, han preguntado, pero sin rematar. En estos momentos los clubes están confeccionando sus respectivas plantillas para estar a punto a principios de marzo, cuando se pondrá en marcha la Superliga. Ya se han cerrado operaciones de gran impacto a nivel mundial, como las de Óscar o Tévez, pero todavían quedan unas cuantas más por ver la luz. Por poner un ejemplo, el Hebei Fortune que entrena Manuel Pellegrini todavía tiene que firmar una gran contratación. Dio el golpe hace un año al firmar a Lavezzi —selló un contrato de 50 millones netos por dos años— y con total seguridad su propietario se guarda más de un as en la manga...

También está por ver qué sucede con Rakitic. Ha perdido peso en el equipo en los últimos tiempos, cuando la temporada pasada era prácticamente intocable gracias a su buen trabajo. Pero ahora su situación no es la misma y el Manchester City aparece en el horizonte del centrocampista croata. Pep Guardiola le ha señalado como perfecto sustituto del lesionado Gündogan. De sobra es sabido que el futbolista no tendrá problemas en cambiarse de camiseta si hay más dinero a ganar. Fe de ello puede dar el Atlético de Madrid, que alcanzó un total y satisfactorio acuerdo con el ahora azulgrana cuando era jugador del Sevilla y posteriormente todo quedó en papel mojado cuando el hermano —y agente— recibió la llamada de Andoni Zubizarreta, entonces director deportivo del Barcelona.

Liga

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios