complicada visita para el equipo azulgrana

No es solo la Liga, no es un derbi más, es también una cuestión personal

El Espanyol pretende amargarle la vida al Barcelona en un partido que vuelve a estar marcado por las pésimas relaciones entre Luis Enrique y Quique Sánchez Flores

Foto: Quique Sánchez Flores y Luis Enrique se verán las caras este sábado.
Quique Sánchez Flores y Luis Enrique se verán las caras este sábado.

Uno de los derbis más descompensados de la Liga, sino el que más, es sin duda el catalán. Según el último estudio del Centro de Estudios de Opinión el Barça es el equipo predilecto de los catalanes. Hasta un 77,5% de los que se sienten identificados con algún club escogen al equipo culé como su favorito, mientras que al Espanyol sólo lo eligieron un 3,6%, por debajo incluso del Real Madrid, con un 10%. La rivalidad entre ambos clubes, equipos y aficiones sin embargo es máxima y ‘la maravillosa minoría’, como se proclamó el Espanyol en una campaña publicitaria, sueña con hacer la puñeta al vecino rico y altanero de la ciudad; el soberbio Barça que acumula portadas, títulos y elogios. En el derbi de esta noche no estará en juego tan sólo el título de Liga, ni un partido; es además una cuestión personal.

Hace 10 años de la última victoria del RCD Espanyol en un derbi en casa, fue el 13 de enero del 2007 en la jornada número 18. En aquella ocasión los locales lograron imponerse por 3-1, con tantos de Raúl Tamudo, Luis García y Rufete, frente al solitario de Saviola. Desde que los pericos se mudaron a Cornellà, no ha habido forma de meter mano al Barça y el último resultado la temporada pasada fue de empate a cero. Con pocas opciones para meterse en la lucha para jugar la Uefa la próxima temporada, y dependiendo además de que el conjunto azulgrana gane la Copa del Rey al Alavés, para un aficionado del Espanyol de pura cepa, jorobar al Barça es la última gran ilusión de la temporada. Y por si faltaba algo, a la manía general que se tienen los unos a los otros hay que añadir las rencillas particulares entre los dos técnicos, que este viernes escribieron un nuevo capítulo.

El payaso se cuela en el derbi

Luis Enrique y Quique Sánchez Flores no se hablan desde que coincidieron en el Real Madrid en el último año como jugador madridista del asturiano. El ahora entrenador del Barça acusó a Flores de ser el ‘topo’ que chivaba al entrenador Jorge Valdano lo que se hablaba en el vestuario, lo que provocó que él, Míchel y Laudrup estuvieran apartados del equipo durante un tiempo. En el encuentro de ida en el Camp Nou de esta temporada ya se lanzaron indirectas el uno al otro y no hubo la tradicional foto entre entrenadores antes de un derbi. “Estoy con los que quieren estar conmigo. Me considero una persona muy madura y no estoy para cosas menores”, afirmó el entrenador perico entonces. Este viernes, dio un paso más y mientras Luis Enrique evitó incluso comentar el asunto, Quique tiró de ironía: “¿La foto con Luis Enrique? No ha habido tiempo y el poco tiempo libre que tengo lo paso leyendo. Estoy muy feliz con mi libro: El payaso que hay en ti”.

Messi, el gran enemigo a detener por el Espanyol. (Reuters)
Messi, el gran enemigo a detener por el Espanyol. (Reuters)

El entrenador del Espanyol ni siquiera pudo aguantarse la risa cuando desveló el título del libro que le tiene tan absorbido, pero no hace falta ser muy avispado para intuir que lo del payaso tenía una segunda intención. Las ganas que se tienen el Barça y el Espanyol son similares a las que se tienen, personalmente, sus entrenadores y Quique fue claro respecto a la intensidad con la que hoy saltará su equipo al terreno de juego - asociando lamentablemente otra vez la competitividad y la intensidad a una cuestión de sexo, masculino concretamente-: “Que no se nos juzgue porque seamos atrevidos, viriles y hombres en el campo, es un deporte de contacto y mañana será un partido intenso. Bastante tenemos con ser protagonistas en la pequeñez durante toda la temporada para que hagan ver que lo que nosotros proponemos es algo fuera de lo normal”.

[Más noticias de fútbol]

En el terreno estrictamente deportivo, es baja Andrés Iniesta, que no se pudo entrenar el viernes debido a unas molestias en el aductor de su pierna derecha y quedó descartado para el partido, siendo André Gomes el que tiene más papeletas para sustituirle, mientras que la buena noticia para los culés es la vuelta de Neymar después de cumplir su sanción. El brasileño llega al rescate de un Messi que se exhibió en el Bernabéu y de un Luis Suárez que lleva cinco partidos sin marcar, su peor racha desde que firmó por el club catalán. En el Espanyol, mientras, son dudas Aaron Martín, que tiene molestias en su gemelo izquierdo y existen dudas sobre si Baptistao, que no ha completado un encuentro desde que reapareció, está en condiciones físicas de aguantar un partido tan exigente como el derbi.

Al Barça se le da bien Cornellà, donde ha ganado cinco partidos y empatado tres, pero se encontrará con un Espanyol que ha dado su mejor versión en casa, donde ha logrado ocho victorias en los últimos 11 encuentros, perdiendo solamente frente a la Real Sociedad y el Atlético y empatando con el Deportivo. Con la Liga en el aire, a los culés sólo les vale la victoria para seguir teniendo opciones y el vecino, por pequeño que sea, está más que dispuesto a agüarle la fiesta.

Alineaciones probables:

RCD Espanyol: Diego López; Víctor Sánchez, David López, Diego Reyes, Aarón; Jurado, Fuego, Diop, Piatti; Gerard Moreno y Caicedo

Barcelona: Ter Stegen; Mascherano, Piqué, Umtiti; Sergi Roberto, Rakitic, Sergio Busquets, André Gomes; Messi, Luis Suárez y Neymar Jr.

Árbitro: Alberto Undiano Mallenco, del comité navarro.

Estadio: RCDE Stadium (40.500 espectadores).

Horario: 20.45.

Liga

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios