El problema de Luis Enrique: cómo encajar a Leo Messi en una delantera cargada de gol
  1. Deportes
  2. Fútbol
EL ARGENTINO PODRÍA NO SER LA REFERENCIA

El problema de Luis Enrique: cómo encajar a Leo Messi en una delantera cargada de gol

El Barça ha arrancado la temporada con numerosos cambios en su equipo, donde se vaticina una lucha de egos en la delantera con la llegada de Suárez

Foto: Luis Enrique, el encargado de guiar al nuevo Barcelona en la próxima temporada.
Luis Enrique, el encargado de guiar al nuevo Barcelona en la próxima temporada.

El Barcelona ha arrancado la temporada con numerosos cambios en su organigrama, una situación nada sencilla para Luis Enrique, el hombre encargado de tomar las riendas del conjunto del Camp Nou. El conjunto azulgrana está obligado a ganar: después de una temporada para el olvido, en la que no consiguió levantar ni un solo título, los culés necesitanmejorar el curso firmado por el Tata Martino el pasado año. Pero no será una labor fácil: entrenador nuevo y demasiadas caras distintas complican el emsamblaje del equipo, coronado con un presumible 'duelo' de egos en la delantera.

Si ajustar unequipo y dotarlo de automatismos no es una misión nada sencilla,tampoco lo será la que tendrá Luis Enrique con Luis Suárez. Deportivamente se trata de uno de los mejores jugadores del mundo, pero ahora queda por ver cómo se acoplará al equipo. Con tres goleadores como el uruguayo, Neymar y Leo Messi, el técnico azulgrana estará obligado amodificar la posición sobre el terreno de juego de varios de ellossi quiere jugar con los tres en el once inicial. Y, posiblemente, el jugador que tenga más dificultad para reconvertirse sea Suárez, una situación que podría no aceptar Messi.

Delantero centro puro, está claro quedonde más peligro tieneSuárezes dentro del área rival.Pero eso implicará que Neymar se vea obligado a jugar por una banda -donde ya lo hizo buena parte de la pasada temporada- y que Messi retrase su posición, una situación que la gran estrella del equipo debe aceptar para evitar conflictos. Sin ir más lejos, recordemos que la 'imposición' del argentino de ser la gran referencia en ataque de su equipoha terminado por 'fagocitar' a jugadoresde la talla deSamuel Eto'o, Zlatan IbrahimovicoDavid Villa, entre otros. ¿Evitará Luis Enrique el conflicto con Suárez?

En lo puramente deportivo,Suárez no podrá debutar hasta el 25 de octubretras su sanción por el mordisco aGiorgio Chiellini. O, lo que es lo mismo, se perderá losdos primeros meses de Liga y los tres primeros partidos de la Champions. Una más que importante baja en los primeros compases de competición que el conjunto azulgrana puede notar, en especial si sufriera alguna lesión en la parcela atacante en los primeros partidos. Luis Enrique está ante la obligación de hacer un Barça competitivo, una situación nada sencilla para un técnico que debe hacer funcionar al equipo.

Cómo ensamblar un equipo completamente nuevo

La llegada de Luis Enrique al banquillointenta ser un 'retorno' a las raíces del exitoso Barcelonade los últimos años. Pero el fracaso estrepitoso del anteriorcurso ha pasado factura a un equipo que no es ni la sombra del conjunto de temporadas anteriores:retiradas, ventas y numerosas llegadashan dado lugar a un 'nuevo' Barça que está obligado a rendir desde el primer día, una situación nada sencilla. El conjunto azulgrana estará obligado a competir en Liga y en Champions con equipos mucho más hechos y formados, una situación queel primer año no suele tener demasiado éxito.

Un equipo es mucho más que simples nombres. La historia ha demostrado que fichar a los mejores jugadores a base de talonario no te asegura el éxito, pues para ganar hace falta algo más que calidad: pelea, intensidad, automatismos, jugadas ensayadas, achiques y retornos... un sinfín de variables que, para hacer exitoso a un equipo,necesitan de tiempo y de mucho trabajo. Porello, la misión de Luis Enrique no va a ser nada sencilla, pues debe acoplar y hacer funcionar a un equipo en el que buena parte de sus integrantes no se conocen. Y todo ello, sin tiempo ni espacio para fallar.

Hasta la fecha, el Barcelona ha incorporado, además de a su nuevo técnico, a cuatro nuevos jugadores:Luis Suárez, Ivan Rakitic, Marc-André ter StegenyClaudio Bravo, además de repescar aGerard Deulofeuy aRafinha. Pero aquí no se acaba el cupo de incorporaciones, pues es de sobra conocido quenecesita al menos dos centrales, además de un mediocentro si se marchaXaviy un lateral si se vaDani Alves.Si a ello se le suman las bajas de jugadores comoVíctor Valdés, Puyol, Cesc yAlexis,estamos hablando de un equipo 'nuevo' que Luis Enrique debe hacer competitivo.

Luis Enrique
El redactor recomienda