Es noticia
Menú
El fichaje de Neymar por el Barcelona supuso el comienzo de los males de Leo Messi
  1. Deportes
  2. Fútbol
leo esperaba la llegada del kun

El fichaje de Neymar por el Barcelona supuso el comienzo de los males de Leo Messi

Año complicado para Leo Messi por varias cuestiones. El fichaje de Neymar supuso el comienzo de sus males. El argentino soñaba con el fichaje del Kun

Foto: Leo Messi, en el momento de caer lesionado en Sevilla
Leo Messi, en el momento de caer lesionado en Sevilla

Ganó la Liga la pasada temporada, pero no está siendo un buen año para Messi. El remate ha sido la enésima lesión muscular, sufrida el pasado domingo en Sevilla. Acostumbrado al éxito de manera continua, el argentino está viviendo unos meses complicados. Y todo empezó cuando Neymar entró en la órbita azulgrana de manera definitiva, al tener claro Sandro Rosell que el brasileño era la estrella que quería añadir a la constelación azulgrana.

Leo Messi ‘torció’ el gesto cuando trascendió que Neymar se había convertido en el gran objetivo del Barcelona para la presente temporada. Nunca abrió la boca públicamente para hablar de esta cuestión a principios de este año, pero en el club conocían este dato. No era una contratación que apasionara especialmente al argentino.

Johan Cruyff, en una entrevista a Marca, habló por el argentino, cuando dijo que “fichado Neymar, me plantearía vender a Messi”. El holandés se adelantó ante la posibilidad de que en algún momento dos estrellas de tal calibre chocaran. Cruyff insistió en que no consideraba oportuno juntar a dos ‘cracks’ de estas características en un mismo vestuario, subrayando que “soy partidario de evitar los conflictos, por eso no habría firmado a Neymar”. En aquel momento, Johan apuntó que hubiera entendido que Messi se hubiera opuesto al fichaje de Neymar, “porque si eres el mejor del mundo, como es el caso, tienes que ser un poco dictador”.

Con Neymar ya atado, Messi sólo tuvo palabras de elogio para su nuevo compañero, asegurando que “será un fichaje muy bueno para el equipo y espero que siga demostrando lo que ya hizo en Brasil. Ojalá aporte mucho al juego del Barcelona. Estoy seguro de que va a ser una incorporación muy buena para alcanzar nuestros objetivos”.Desde que conviven juntos, nada 'extraño' ha trascendido sobre la relación entre los dos 'cracks'.

Un compatriota y buen amigo le hubiera hecho feliz de haberse enfundado la camiseta del Barcelona. Sandro Rosell y Andoni Zubizarreta sabían de ese deseo. Pero el Kun Agüero fue imposible de contratar. El Manchester City le declaró directamente ‘intocable’. Era, y es, el pilar del proyecto edificado por Txiki Begiristain y su salida jamás se planteó por parte del que fuera Director Deportivo del Barcelona.

En aquella época la salida de David Villa estaba cantada y prácticamente asumida por el Barcelona. Se imponía la contratación de un atacante, pues el ‘feeling’ entre el asturiano y Messi no era el mejor. El punto y final de varios desencuentros tuvo lugar cuando le Guaje le recordó que el Mundial era una asignatura que no tenía aprobada, pero sí superada por él en Sudáfrica tres años antes.

El fichaje del Kun hubiera hecho sonreír a Messi, dato que manejaba el club, pero al ser imposible de concretar, el Barcelona dio el último empujón a la contratación de Neymar. Ya la tenía muy adelantada, aunque el Real Madrid dio unos últimos coletazos que se quedaron en nada. Messi hubiera preferido infinitamente más compartir ataque con Agüero, pero tuvo que aceptar que Neymar fuera el elegido. Aunque no le entusiasmara especialmente…

Preocupaciones de otra índole también le han afectado a Messi en este primer tramo de la temporada. Para empezar, como desveló este periódico, la mejora de su contrato no llega, algo que le tiene bastante inquieto. Su cláusula de 250 millones quiere ser retocada por el Barcelona, pero el jugador no parece dispuesto a ello. Aunque es un dineral, las especulaciones con la entrada de Adidas en escena para financiar su compra han sido constantes. En este sentido, El Confidencial también avanzó el último intento de Florentino Pérez para comprar al argentino, que este rechazó de manera tajante. Pero Leo sabe que el presidente del Real Madrid siempre le tendrá en sus pensamientos.

placeholder

Pero son las lesiones las que más han marcado estos negros meses de Leo Messi. El arranque tuvo lugar en el Parque de los Príncipes a principios de abril, cuando el ya famoso bíceps femoral dio el primer aviso. Con descanso tal vez el problema se hubiera resuelto, pero durante sus vacaciones, diferentes compromisos no le permitieron desconectar de manera conveniente.

En la gira asiática que el Barcelona realizó durante la pretemporada se resintió de nuevo, aunque fue en el partido de ida de la Supercopa de España, en el Vicente Calderón, cuando cayó de verdad. Un mes después, a finales de septiembre, en Almería se repitió el mismo episodio. Y en el Benito Villamarín tuvo lugar el capítulo final y más grave. Hasta 2014, previsiblemente, no volveremos a ver a Leo Messi en un terreno de juego.

Esta vez el aviso ha sido muy serio. Se trata de una zona del cuerpo muy delicada y Leo Messi sabe que esta vez no puede acortar los plazos por su bien. Su compañero Cesc ya ha recordado que en su etapa en el Arsenal sufrió el mismo problema y durante una larga temporada su vida fue un calvario.

Amigo personal de Leo, Fábregas ya ha manifestado que “Messi tiene que parar y cuidarse. Durante año y medio lo pasé realmente mal en el Arsenal por culpa de una lesión similar. Lo que hace falta es que se recupere de manera conveniente y que se tome todo el tiempo que sea necesario para conseguirlo”.

Ganó la Liga la pasada temporada, pero no está siendo un buen año para Messi. El remate ha sido la enésima lesión muscular, sufrida el pasado domingo en Sevilla. Acostumbrado al éxito de manera continua, el argentino está viviendo unos meses complicados. Y todo empezó cuando Neymar entró en la órbita azulgrana de manera definitiva, al tener claro Sandro Rosell que el brasileño era la estrella que quería añadir a la constelación azulgrana.

Leo Messi Neymar Sandro Rosell Florentino Pérez
El redactor recomienda