Es noticia
Menú
La vida sigue igual: Courtois-Benzema, el binomio imprescindible del Madrid
  1. Deportes
  2. Fútbol
IMBATIBLES EN EUROPA

La vida sigue igual: Courtois-Benzema, el binomio imprescindible del Madrid

El portero y el delantero fueron fundamentales para ganar la Champions la temporada pasada. En la Supercopa de Europa, volvieron a aparecer en los momentos más complicados

Foto: Courtois y Benzema se saludan después de la eliminatoria ante el Chelsea. (EFE/Neil Hall)
Courtois y Benzema se saludan después de la eliminatoria ante el Chelsea. (EFE/Neil Hall)

Nico Almagro dijo que Rafa Nadal ganaría Roland Garros 40 años seguidos. Aquella frase, que se ha hecho viral con el tiempo después de los éxitos del balear, también se podría aplicar al Real Madrid. No importa el tiempo que pase, porque los blancos siempre van a reinar en Europa. En sus últimas finales europeas, solo el Atlético de Madrid ha sido capaz de vencer a los blancos. Fue, precisamente, en la Supercopa de Europa de hace cuatro años (2-4).

El Madrid seguirá ganando en Europa, porque tiene ese gen. Esa capacidad injustificable e irreversible. Nadie domina mejor que los blancos los tiempos. No hay prisa, pero tampoco pausa. En los primeros compases de partido, estaba muy cómodo el Eintracht de Frankfurt, tanto que seguro que sorprendió a algunos aficionados. Sin embargo, tras dejar el pasado curso por el camino al Barcelona en la Europa League y llevarse el título, la sorpresa no tenía que haber sido tal.

La victoria llega muchas veces por aferrarse a los insustituibles. Sí, esos que no fallan en ningún momento. En el caso del Madrid, son Karim Benzema y Thibaut Courtois. Qué manera de echarse el equipo a la espalda. En la previa del encuentro, Carlo Ancelotti declaró: "Si Benzema se constipa, nos adaptaremos". Más le vale rezar para que eso no ocurra. Si no, los blancos van a tener un grave problema.

placeholder El Real Madrid es el ganador de la Supercopa. (Reuters/Vincent West)
El Real Madrid es el ganador de la Supercopa. (Reuters/Vincent West)

Los papeles, intercambiados

Los alemanes estaban cómodos, superaban con facilidad las líneas de presión del Madrid y no se sintieron intimidados en absoluto. Parecía que ellos eran los expertos y los blancos, los principiantes. A la cenicienta siempre le gusta adquirir más protagonismo del que realmente tiene. Pocos encuentros iban a tener así para recordar en el futuro esos jugadores. A veces, la gloria es más importante que el dinero.

La comodidad llegó hasta el punto de que Courtois tuvo que realizar dos intervenciones de mérito antes del ecuador de la primera mitad para evitar el gol de los alemanes. Sonreían los jugadores y tampoco se veía al Madrid especialmente nervioso. Ellos son conocedores a la perfección de esta película. Los que tienen un máster después de sus últimas experiencias son el PSG, el Chelsea y el Manchester City. Tal vez, los del Eintracht hubieran necesitado un Erasmus...

Foto: Karim Benzema y Cristiano Ronaldo, en el Real Madrid. (EFE/Rodrigo Jiménez)

Benzema se descolgó con más frecuencia a partir de la media hora de juego y eso lo notó el Madrid. La movilidad del francés es fundamental para que el rival no sepa qué hacer: si esperarle o salir a por él. En una buena jugada de Vinícius, fiel escudero del francés, llegó un córner que acabó en el primer gol del partido. Un afortunado y medido cabezazo de Casemiro acabó en las botas de David Alaba, que solo tuvo que empujar la pelota a la red.

placeholder Benzema festeja la victoria después del partido. (Reuters/Vincent West)
Benzema festeja la victoria después del partido. (Reuters/Vincent West)

El primer gol fue letal

El gol fue un golpe del que no se levantaron los alemanes. Ya se acabó la historia de David contra Goliat. Hay ciertos escenarios que están reservados en exclusivas a las grandes figuras. Si has transitado poco o nada por ahí, es posible que te pierdas. Algo parecido le pasó al Eintracht. El Madrid, fiel conocedor de este tipo de partidos, sabía el guion desde el principio. Eso mismo ocurrió en mayo cuando venció al Liverpool (1-0).

Benzema y Courtois son la pareja perfecta, porque garantizan efectividad en las dos áreas, los lugares sagrados del fútbol. Son muchos los jugadores que adquieren el estatus de estrellas en sus equipos, pero pocos los que quedan en la retina de los aficionados. De seguir así, Thibaut y Karim seguro que lo consiguen.

Nico Almagro dijo que Rafa Nadal ganaría Roland Garros 40 años seguidos. Aquella frase, que se ha hecho viral con el tiempo después de los éxitos del balear, también se podría aplicar al Real Madrid. No importa el tiempo que pase, porque los blancos siempre van a reinar en Europa. En sus últimas finales europeas, solo el Atlético de Madrid ha sido capaz de vencer a los blancos. Fue, precisamente, en la Supercopa de Europa de hace cuatro años (2-4).

Real Madrid
El redactor recomienda